La Secretaría de Comunicaciones y Transportes informa que hoy quitó el tapón de basura: llantas, botes, plásticos, troncos, ramas y piedras provenientes del cauce, que obstruía la alcantarilla del kilómetro 93+857 del Paso Exprés de Cuernavaca.

 

El agua de las precipitaciones pluviales ya puede fluir libremente por el tubo.

 

Por otro lado, se inician los trabajos para el hincado de una alcantarilla de 2.44 metros de diámetro para tener mayor capacidad hidráulica y evitar que se obstruya con basura y arrastres del cauce.

 

Como solución definitiva se construirá un puente de 48 metros de longitud y una sección transversal de 36 metros. Tendrá tres claros, uno central de 24 metros y dos laterales de 12 metros. Contará con una losa de 20 cm de espesor, soportada sobre pilas de un 1.5 metros de diámetro y una altura aproximada de 25 metros.

 

Ahora que se liberó el paso de agua, los peritos están en posibilidad de emitir su dictamen la próxima semana.

 

Dejar respuesta