informativoax.com
informativoax.com

Oscar Rodríguez

 

El ayuntamiento y gobierno de la Ciudad de Oaxaca, aceptó el resultado del índice inrix que coloca a la capital oaxaqueña con el promedio de tráfico vial más lento del mundo.

Las autoridades advierten que este factor es derivado a que en la última década creció el parque vehicular, de 50 mil a 180 mil vehículos, los cuales saturan las calles en las horas pico. Además de hay un exceso de topes en las calles.

Aseguran  también que las vialidades de Oaxaca, son pequeñas, principalmente las del centro histórico,  misma que se han habilitado con el tiempo, porque antes eran utilizada para el tránsito de carretas y el estacionamiento doble las inhabilita.

Otro factor que incide con el problema de vialidad son las marchas y bloqueos contantes que se reportan en las calles.

En entrevista el Presidente Municipal de la Ciudad de Oaxaca José Antonio Hernández Fraguas, menciono que independiente de que el estudio realizado haya determinado que la capital oaxaqueña, tiene el trafico más lento del mundo, lo cierto, es que tenemos problemas de movilidad serios en Oaxaca, debido a muchas razones, primero a que es una ciudad que su primer cuadro y centro histórico no está hecha para la circulación de los vehículos.

Indicó que cada vez se tienen más vehículos circulando, en la ciudad, además de que tenemos una problema donde la gente quiere intencionalmente permanecer en doble fila, no respetando los espacios, ni las normas de circulación, además de que cada vez reportamos en la zona del centro histórico una gran cantidad de marchas y plantones, que son una causa y una razón de no tener una movilidad urbana ágil.

Dijo que como propuestas para resolver el problemas hay varias opciones, una de ellas es evitar el uso del automóvil en el centro histórico, que queremos convertirlo en una zona 30, es decir que la velocidad promedio sea del 30 kilómetros por hora, y que cada vez podamos usar más la bicicleta, y se proliferen los pasos peatonales, atreves  de andadores turísticos.

“Porque lo que es verdad es que este estudio de movilidad realizado por la organización Inrix, refleja lo que realmente esta pasado en el centro histórico, que evidencia que hay varias calles ocupadas en el primer cuadro que obliga a que se complique la circulación”.

Un segundo factor, son los topes, el excesos de estos en las colonias, y semáforos que se instalaron en el pasado de forma inadecuado, que no se adquirieron con la tecnología adecuada, que son desechables y que hoy hace imposible su sincronización.

Por ello hemos realizado una gran depuración y se han retirado una gran cantidad de semáforos inficiónales y en contra parte estamos aplicando la cultura vial del 1 x 1, que ha permitido agilizar el tráfico en algunos cruceros estratégicos.

“Pero el sueño seria que algún día lograremos convertir el centro histórico peatonal, empezando por sacar de la circulación al transporte urbano y al resto de los vehículos que cruzan esa zona.

Lamento también que en Oaxaca haya actores políticos que estén en contra de la movilidad urbana, y coloco el caso del diputado panista Juan Mendoza, que logro empujar en la Cámara de Diputados una disposición para evitar que los agentes de tránsito pudieran multar e infraccionar a quienes se estacionaran en doble fila. “es decir no se le puede retirar la tarjeta de circulación, ni las placas, ni la licencia y ello ha causado que se genere más anarquía, porque el automovilista no está respetando a los agentes viales”.

Afirmo que para revertir esta disposición se ha hecho valer un principio de inconstitucionalidad ante la Corte ya que se violenta la autonomía municipal.

Hernández Fraguas como tercera opción planteo valer el plan de movilidad que propuso el gobernador Alejandro Murat, que está revisando aplicar en Oaxaca el programa “Hoy no Circula”, el cual limitaría el ingreso de vehículos que no pasen los esquema de verificación vehicular.

La cual sería una medida que además de reducir los contaminantes, bajaría el flujo de vehículos en las horas pico

 

 

Dejar respuesta