Oscar Rodríguez

La sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), denunció que uno de sus lideres trató de ser detenido con el uso de una orden de aprehensión falsa, por lo que se declararon en alerta, exigiendo una mesa de diálogo con el gobierno estatal y federal para frenar la campaña de hostigamiento desatada en contra del movimiento.

También denunciaron que aún hay 600 escuelas en la región del Istmo de Tehuantepec, en 5 municipios no han reiniciado actividades escolares, por que el gobierno estatal y federal no les ha garantizado un espacio digno donde puedan impartir sus clases los profesores.

El líder de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) Eloy López Hernández, denunció que hay un hostigamiento judicial desatado para detener las acciones de movilización que pretenden realizar los maestros.

Denunció el caso del profesores Mario Martínez Cruz que intentó ser detenido por  presuntos policías con el uso de ordenes de aprehensiones falsas.

Detallo que el abuso policial se reporto en la colonia Lomas de San Javier en Santa Cruz Xoxocotlán para tratar de detener a Mario Martínez Cruz quien es representante sectorial de Periferia, quien logro evadirse, demostrando con sus abogados que es inocente de cualquier delito que se le trate de imputar de forma falsa.

Recrimino la actuación de confirmarse de la Fiscalia y del Tribunal de Justica en Oaxaca y que ahora pretende intimidar al movimiento magisterial ordenando la captura de lideres para intentar desmovilizar al magisterio.

“Sabemos que estas detenciones son por el proceso electoral,  y como hemos hablado con la verdad y puesto en evidencia al gobierno, se iniciaron acciones en nuestra contra”.

En contra parte demando la reinstalación de una mesa urgente de dialogo con el gobernador Alejandro Murat y la Secretaria de Gobernación para poner fin a la campaña de criminalización de la protesta y de hostigamiento judicial contra sus lideres.

Dijo tener certeza de la campaña de persecución, pero aseguró no tener claro cuántas órdenes de aprehensión existen  libradas por jueces corruptos contra los integrantes de su movimiento.

Reiteró que como movimiento democrático estaban  en un proceso unitario, por ello no van a permitir ni tolerar los actos represivos que el gobierno ha empezado a implementar.

“Las autoridades tienen medidas que despojan a ciudadanos de bienes y de derechos como sucede en Chiapas o en el estado de Guerrero, ya se detuvo a un integrante del CES de la Sección 7 de Chiapas, en Oaxaca la campaña de represión comienza a agudizarse”, lamentó.

Sobre el regreso a clases que inició ayer, aseguró que en la región del Istmo de Tehuantepec solo  166 escuelas tuvieron un regreso gradual y  600 escuelas que no han iniciado clases,  por eso se han puesto  de acuerdo con los padres de familia para que no se pierda el ciclo escolar.

“En unos 50 planteles se ha buscado obligar a los padres de familia para que reinicien clases, lo cual pone en riesgo la integridad física de los alumnos, lo cual no se va permitir por parte de la sección 22 de la CNTE”.

Dejar respuesta