El uso sustentable del suelo nos permite producir más y mejor
El uso sustentable del suelo nos permite producir más y mejor

Los suelos son un componente crucial del sistema natural, contribuyen de forma vital al bienestar humano, a la seguridad alimentaria, al mismo tiempo que mitigan la pérdida de biodiversidad.

En diciembre de 2013, la Asamblea General de la ONU designó el 5 de diciembre de 2014 como el primer Día Mundial del Suelo, con el fin de prestar mayor atención a las cuestiones urgentes que lo afectan, como el cambio climático, la resistencia a los antimicrobianos, las enfermedades transmitidas por el suelo, la contaminación, la nutrición y la salud humana.

En el suelo viven miles de plantas y numerosas especies animales, tantos que en una pequeña porción hay más gente que en el mundo entero, por lo que el suelo es esencial para el mantenimiento de la Tierra.

Es un recurso clave y elemento esencial del entorno natural en el que vivimos, en el suelo se produce la mayor parte de los alimentos mundiales y proporciona el espacio habitable para todos los seres humanos y animales. Asimismo, contribuye a la regulación del flujo del agua y el clima, la biodiversidad, la captación de carbono y la preservación de tradiciones culturales.

Los suelos están sometidos a una presión creciente, pues la población va en aumento igual que la demanda de alimentos, así como el uso de la tierra con fines diversos y no les prestamos la suficiente atención. Dado que una gran parte de nuestros alimentos depende de los suelos es fácil comprender lo importante que resulta mantenerlos sanos y productivos.

Este Día Mundial del Suelo hay que hacer conciencia sobre la importancia de mantener ecosistemas saludables para el bienestar humano, aumentar el perfil de suelo saludable alentando a los gobiernos, organizaciones, comunidades y personas de todo el mundo a que se comprometan a mejorar de manera proactiva el suelo saludable.

 

 

Acceso a la información

 

 

 

Dejar respuesta