El Gobierno de Estados Unidos inició en la medianoche del viernes un cierre parcial de sus actividades por la falta de fondos para financiarlas después de que republicanos y demócratas no alcanzasen un acuerdo presupuestario en el Congreso.

Este cierre coincide con el primer aniversario del presidente, Donald Trump, en la Casa Blanca. La última vez que el Gobierno de Estados Unidos tuvo que cerrar por falta de fondos fue en octubre de 2013, con Barack Obama en la Casa Blanca, un parón que se alargó durante 16 días.

Previamente, el Senado de Estados Unidos abocaba al Ejecutivo de Donald Trump a un cierre parcial e indefinido de sus actividades.

La propuesta presupuestaria presentada por los republicanos obtuvo más votos a favor (50) que en contra (48), pero fueron insuficientes para aprobar unos fondos que requerían el apoyo de 60 senadores.

Este cierre de posiblemente afectará a más de 800.000 empleados federales que se quedarían sin empleo y sueldo los días que durase el cierre, es decir, hasta que los congresistas aprueben un nuevo presupuesto.

Además de la suspensión laboral de cientos de miles de trabajadores, la paralización afectaría a parques nacionales, museos e, incluso, empresas contratistas del gobierno que no recibirían sus pagos al menos durante el tiempo que dure el paro administrativo.

A unas horas de agotarse el tiempo, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, insistió a los demócratas en negociar un acuerdo migratorio de forma separada a los presupuestos con el objetivo de lograr una solución permanente a la situación ilegal de los jóvenes indocumentados, conocidos como “soñadores (dreamers)”.

Ante la negativa del liderazgo republicano de admitir a consideración una votación sobre el acuerdo bipartidista migratorio alcanzado la última semana por el conocido ‘Grupo de los Seis’, compuesto por tres senadores republicanos y tres demócratas, la oposición parecía haberse decidido y estaba dispuesta a bloquear los fondos presupuestarios.

Tras una reunión urgente con el presidente Donald Trump, este viernes el líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, aseguró que aún tenían “un buen número de desacuerdos”, aunque dijo haber logrado algún progreso.

Según fuentes de la Cámara Alta, el liderazgo demócrata contaba con los votos suficientes para impedir que avanzara la propuesta de financiación temporal aprobada por la Cámara Baja el jueves y que consideraban insuficiente.

Ese texto solo financiaría el gobierno hasta el 16 de febrero, aunque contiene una disposición demandada por los demócratas para dar una financiación de seis años para el Programa de Seguro Médico para Niños (Chip, en inglés).

Los senadores demócratas habían aumentado la presión sobre los republicanos y la Casa Blanca para aprobar un acuerdo migratorio bipartidista junto con los presupuestos que incluyan un camino a la ciudadanía para los 800 mil jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”, cuyo alivio de la deportación expira en marzo por orden de Trump.

No obstante, la inclusión de la disposición para los fondos de Chip pone en una complicada situación a los demócratas, ya que se trata de una cuestión por la que habían peleado desde que los republicanos permitieron la expiración de su financiación.

Según indicó el viernes el director de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, no había “razón para tener que negociar esta semana con Daca”, el programa que protegía de la deportación a los “soñadores” y al cual ha puesto fin el presidente Donald Trump.

Pero esta sería la cuarta vez que se extiende de forma temporal el presupuesto en lo que va del año fiscal, y los demócratas parecían agotados de que no se escuchen sus demandas, entre las que también se incluyen fondos para la crisis de opioides que azota el país.

Este viernes, los republicanos querían evitar el cierre del gobierno, ya que esto coincidiría con el primer aniversario de Trump en la Casa Blanca. Sin embargo, la última vez que ocurrió un cierre de gobierno fue en el 2013, cuando ellos mismos obligaron a un cierre por más de dos semanas, en sus intentos de derogación de la ley sanitaria del entonces presidente, Barack Obama.

EFE

FUENTE: http://m.eltiempo.com/mundo/eeuu-y-canada/preocupacion-por-posible-cierre-de-gobierno-de-estados-unidos-173094

Dejar respuesta