Durante la etapa de adulto, la mariposa se alimenta de néctar y pasa de ser un herbívoro a ser un importante polinizado
Durante la etapa de adulto, la mariposa se alimenta de néctar y pasa de ser un herbívoro a ser un importante polinizado

Durante la etapa de adulto, esta especie se alimenta de néctar y pasa de ser un herbívoro a ser un importante polinizador

Apenas de medio gramo de peso, la mariposa Monarca (Danaus plexippus), recorre más de cuatro mil kilómetros desde Canadá para llegar a los sitios de hibernación de los estados de México y Michoacán. A diferencia de las migraciones de aves, tortugas y ballenas, estos insectos nunca antes han estado en sus sitios de hibernación.

La Monarca tiene un ciclo de vida breve que pasa por una impresionante metamorfosis. Las hembras ponen alrededor de 400 huevos de dos milímetros de tamaño en las hojas de los algodoncillos (Asclepias spp.).

Después de cuatro a ocho días nacen unas diminutas orugas de rayas blancas, negras y amarillas que se alimentan vorazmente de las hojas del algodoncillo.

Después de nueve a quince días, la oruga busca un sitio escondido entre los arbustos y una vez colgada de cabeza, rompe su piel y por debajo la nueva piel se endurece en una verde crisálida. Al pasar dos semanas, la crisálida se transparenta, se rompe y emerge un nuevo adulto. Este ciclo de vida dura aproximadamente un mes y puede acelerarse o alentarse de acuerdo a las temperaturas del ambiente.

Sin embargo, a mediados de agosto en las latitudes de Canadá y Estados Unidos, bajan las temperaturas y se acortan los días. La generación que nace en esta época influenciada por los cambios ambientales es distinta a todas las generaciones anteriores (generación migratoria). Retrasará su reproducción y vivirá hasta 9 meses, tiempo suficiente para viajar al sur (septiembre-octubre), pasar cinco meses en México (noviembre-marzo) o California y regresar hacia el norte. Esta generación es conocida como “Matusalén” por su longevidad.

Durante la etapa de adulto, la mariposa se alimenta de néctar y pasa de ser un herbívoro a ser un importante polinizador. A través de su migración, estos pequeños insectos mueven el polen de las plantas con flores, promoviendo así la diversidad genética de las plantas.

Fuente:

http://www.soymonarca.mx/

/cms/uploads/image/file/358363/post_Boton_4_negro_REV7.jpg

Consulta nuestra revista digital 

 

 

Acceso a la información

 

 

 

Dejar respuesta