La sede de la UNAM en China cumple cinco años de contribuir a la construcción de una plataforma académica internacional entre esa nación y México.
La sede de la UNAM en China cumple cinco años de contribuir a la construcción de una plataforma académica internacional entre esa nación y México.

La sede de la UNAM en China cumple cinco años de contribuir a la construcción de una plataforma académica internacional entre esa nación y México; ejemplo de ello es la movilidad de 250 alumnos y 400 profesores entre esta casa de estudios e instituciones de educación superior chinas, la firma de 32 convenios, así como la organización de 400 eventos académicos, entre otros.

Esta sede, dirigida por Guillermo Pulido González, es un proyecto estratégico creado entre la UNAM y la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijin (BFSU, por sus siglas en inglés), que busca favorecer el cumplimiento de las funciones sustantivas de docencia, investigación y extensión de la cultura.

En 2012, ambas instituciones acordaron crear el Centro de Estudios Mexicanos en China, y en 2016 éste se transformó en sede de la UNAM. En el lustro que tiene de operación, 112 alumnos de la Universidad de la nación –de 104 licenciaturas y ocho posgrados– han cursado estudios en instituciones chinas y 138 estudiantes asiáticos han tomado algún programa académico de la Universidad Nacional.

Además, ha facilitado el intercambio académico de 400 profesores: 100 de la UNAM y 300 de instituciones asiáticas.

En ese mismo periodo, esta casa de estudios ha suscrito 32 convenios con 20 instituciones de educación superior chinas y se incorporó a dos consorcios universitarios: la Alianza Global de Universidades de Estudios Extranjeros –en la que es la única institución mexicana participante– y en el Consorcio Universitario Fudan-América Latina.

También se implementó el Posgrado Compartido de Estudios Latinoamericanos con la BFSU, en el que los estudiantes obtendrán diplomas reconocidos por ambas instancias.

Se ha impulsado la promoción y difusión de publicaciones. Destaca la traducción al chino de “Visión de los vencidos” y “El reverso de la Conquista”, del historiador mexicano Miguel León-Portilla, obras que se convirtieron en best sellers en el país asiático en 2017.

La sede de la UNAM aplica en esa nación el Examen del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE), que la Universidad Nacional promueve a nivel mundial, junto con el Instituto Cervantes, la Universidad de Salamanca y la Universidad de Buenos Aires.

Otra muestra de su importancia estratégica para la vinculación internacional son los 300 eventos académicos y culturales efectuados en ambos territorios, como el Coloquio Internacional de Estudios Chinos y Mexicanos, el Seminario de Relaciones Sino-Mexicanas hacia el futuro, el Festival Internacional de Música Mexicana y China: Tradicional y Contemporánea, entre otros.

A estos encuentros han acudido cerca de 40 mil personas: 70 por ciento profesores y estudiantes, y 30 por ciento público en general.

Esa sede ha realizado 400 traducciones y 40 interpretaciones; ha promovido que en bibliotecas del Instituto Cervantes de Pekín y en las universidades de Estudios Extranjeros de Beijing, de Estudios Internacionales de Shanghái y la de Nanjing se instalen los “Rincones UNAM”, en donde los alumnos acceden a los recursos digitales de su plataforma Descarga Cultura.

Además, en Beijing cuenta con dos oficinas y un Centro de Documentación, en donde se pueden consultar materiales bibliográficos y hemerográficos. El catálogo se compone de 800 títulos.

 

 

FUENTE DE LA INFORMACIÓN: http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2018_021.html

 

 

 

Dejar respuesta