Oaxaca, Oax. 19 de Diciembre de 2017

 

La Navidad es sinónimo de celebraciones acompañadas de comidas y cenas que finalizan con largas sobremesas plagadas de dulces. El aumento de estos productos aumenta considerablemente los niveles de azúcar que se ingieren, por eso en esta época es muy importante extremar la prevención y el cuidado de la salud bucodental, para no sufrir las consecuencias de los excesos que se cometen en estas fechas.

Después de la Navidad, tanto adultos como niños, que acuden a consulta es por problemas de caries y dentales, en el caso de los más pequeños, el problema es producido por un exceso de azúcar y una inadecuada rutina de higiene, el Supervisor Delegacional de Estomatología del IMSS, Alfredo Jacciel Osorio Villa.

Por lo que exhorta a la población que después de cada ingesta de comida, debe cepillarse los dientes durante un mínimo de dos minutos, al menos, tres veces al día, complementando el cepillado con el uso de hilo dental y enjuagues bucales.

De igual forma recomienda aprovechar los periodos vacacionales para realizarse una revisión bucal y así evitar cualquier trastorno doloroso tanto en la dentadura como en la lengua, glándulas salivales, mucosa oral y paladar.

Una buena revisión dental puede evitar  padecimientos tan comunes pero nada agradables como la halitosis (mal aliento), gingivitis (inflamación de la encía), periodontitis (destrucción del tejido que une al hueso con los dientes) y caries.

Finalmente el Supervisor Delegacional de Estomatología del IMSS, aconseja, mantener una correcta higiene de la lengua y paladar mediante limpiadores linguales o, incluso, con el propio cepillo. Para evitar que las encías se inflamen y sangren.

Cambiar de cepillo dental cada 3 meses, o siempre que las cerdas hayan perdido la forma y estén despuntadas.

 

Dejar respuesta