Una familia abandona su barrio, completamente destruido por los combates entre el ISIS y el ejército Iraquí, en Mosul. Foto: UNICEF/Alessio Romenzi
Una familia abandona su barrio, completamente destruido por los combates entre el ISIS y el ejército Iraquí, en Mosul. Foto: UNICEF/Alessio Romenzi

En el marco de una conferencia para reconstruir Iraq, el Secretario General de Naciones Unidas explicó en Kuwait cómo será el plan de recuperación, cuya principal meta será la de ayudar al Gobierno a acelerar la reparación desde una perspectiva social.

“Su objetivo mira más a las mejoras inmediatas y concretas en la vida cotidiana de las personas, que en los largos plazos asociados a los grandes proyectos de infraestructura y reformas económicas”, explicó Guterres.

El programa revitalizará también las zonas donde existe el riesgo de  que se surja la violencia y apoyará una amplia participación política y un desarrollo social inclusivo”, destacó.

Guterres también destacó que la educación, la cultura y el patrimonio serán elementos clave para el éxito de la reconstrucción y apoyó la iniciativa de la UNESCO de coordinar esfuerzos internacionales para la restauración de la ciudad vieja de Mosul.

El Secretario General explicó cuáles son las principales prioridades del plan.

Prevención del terrorismo

“Los programas de reconstrucción y desarrollo también deben contar con estrategias para prevenir la reaparición del extremismo violento y el terrorismo en Iraq”, destacó el Secretario General.

En relación con las políticas antiterroristas, Guterres indicó que deberán abordar los elementos que impulsan a la radicalización de los jóvenes como la falta de educación y oportunidades.

Esta situación requerirá que los planes de desarrollo nacionales e internacionales den prioridad a la formación y el empleo juvenil, tanto de mujeres como de hombres.

Participación de la mujer en el proceso de reconstrucción

El titular de la ONU destacó que las mujeres deberán participar activamente en la adopción de decisiones sobre todas las cuestiones políticas, desde la reconstrucción hasta la reconciliación nacional, y recordó los terribles abusos a los que fueron sometidas como la esclavitud sexual, las ejecuciones sumarias o la tortura

La eliminación de artefactos explosivos, una de las principales inquietudes

Otras de las cuestiones más apremiantes en la reconstrucción de Iraq es la remoción de artefactos explosivos como indicó hoy en Ginebra el director de programas del Servicio de las Naciones Unidas de Actividades relativas a las Minas. .

Pehr Lodhammar explicó que una de las principales preocupaciones es la de aquellos ingenios que no explotaron cuando fueron utilizados y los llamados improvisados, especialmente diseñados por el ISIS, y que tampoco llegaron a estallar.

Ambos tipos de explosivos están sembrados por todo el país y su eliminación es de vital importancia ya que impiden el desarrollo de cualquier infraestructura.

“Eliminamos amenazas a lo largo de las carreteras, bajo los puentes, en las plantas eléctricas e hidráulicas, en las escuelas y otras infraestructuras críticas con el objetivo de que los desplazados por el conflicto puedan regresar a sus casas”, dijo.

Lodhamar puso como ejemplo del vital trabajo de este Servicio la descripción que un habitante de la ciudad Al Bokald hizo del lugar que habitan y trabajan: la tierra es el enemigo. No podemos caminar por miedo a que algo nos explote en la cara.

Solo para este año 2018, las tareas de eliminación de estos artefactos explosivos necesitan 218 millones de dólares.

Retorno de desplazados

Unos 2,5 millones de personas continúan desplazadas en Iraq. Ayudarles a regresar de forma segura, voluntaria y digna, debe ser una de las principales prioridades de Iraq, señaló el Guterres.

Durante la Conferencia, la ONU y sus agencias humanitarias solicitaron 1620 millones de dólares, de los que 569 son para proveer asistencia vital a 3,4 millones de personas en situación vulnerable.

 

 

FUENTE DE LA INFORMACIÓN: https://news.un.org/es/story/2018/02/1427061

 

 

 

Dejar respuesta