Oaxaca de Juárez, Oax. 6 de enero de 2018.- Carolina Hernández Tamez, de 24 años, denunció haber sido víctima de discriminación sexual en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) donde una doctora a la que identifica con el nombre de Itzel Morales Sánchez le dijo que no podía donar sangre para un familiar de su novia en estado grave, porque es lesbiana.

Vía telefónica Hernández Tamez cuenta que fue en el Hospital General Dr. Demetrio Mayoral Pardo Zona Uno del IMSS, ubicado en la avenida Calzada Niños Héroes de Chapultepec donde al necesitarse unidades de sangre urgente, ella fue a donar su sangre, como ya lo había hecho dos veces antes en diferentes hospitales.

“Me hicieron la prueba piloto, me explicaron cuál era el procedimiento, la doctora Itzel Morales Sánchez fue la que me atendió. Al inicio me dijo que si era apta para donación y que todo estaba bien conmigo”, relata.

“Pasé al consultorio para las preguntas básicas. La doctora me preguntó, que con cuantas parejas había tenido relaciones sexuales en los últimos 6 meses y luego me preguntó si había tenido relaciones con personas de mí mismo sexo. Cuando respondí a esta última pregunta y dije que sí, que soy lesbiana, la doctora cambio su semblante”, narra la afectada.

Hernández Tamez comenta que Morales Sánchez, le dijo que no podía donar sangre porque las personas homosexuales no pueden donar sangre.“Me dijo que donar sangre es como donar un órgano”, recuerda Carolina sobre hechos ocurridos el pasado dos de enero.

Tamez recuerda que en un argumento que nunca antes había escuchado, la doctora del IMSS le dijo que las prácticas sexuales de las lesbianas no van de acuerdo a las normas nacionales e internacionales para la donación de sangre.

La entrevistada comenta que ella ya había donado sangre dos veces antes y que nunca le dijeron que no podía donar. Carolina declara que frente a este acto de segregación, discriminación y abierta homofobia se dirigió al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) donde realizó su denuncia de hechos con el número de folio 32018.

Antecedentes

La norma mexicana para la disposición de donadores de sangre 253/2018 que marca que los hombres homosexuales (no las mujeres) no podían donar sangre, la cual ha sido ya reformada.

La NOM 003-SSA2, de hace casi 20 años, expresaba en su punto 5.3.3 que los homosexuales hombres (no mujeres) y los bisexuales están excluidos de ser posibles donantes “por razón de sus prácticas” y por su “mayor probabilidad de adquirir infección por el VIH o por los virus de la hepatitis”.

La norma que entró en vigor, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 26 de octubre de 2012 , elimina la exclusión a los hombres homosexuales y bisexuales (no menciona mujeres) y mantiene la restricción a compañeros de personas infectadas con VIH o hepatitis, y a quienes mantienen “prácticas sexuales de riesgo”.

Las cuales están definidas en la norma como aquellas en las que ocurre “contacto o traspaso de sangre, secreciones sexuales u otros líquidos corporales de personas que pudieran tener infecciones transmisibles, con sitios del cuerpo de otra persona, a través de los cuales el agente infeccioso pudiese penetrar”.

Por su parte un médico de valoración para la disposición de personas donantes, quien prefiere omitir su nombre, explica que “La norma oficial mexicana es muy clara: homosexuales lesbianas si pueden donar sangre, homosexuales hombres no, las mujeres si, siempre y cuando cumplan con un requisito de la monogamia”

“No te voy a rechazar por tu preferencia sexual, por el simple hecho de ser lesbiana” comenta, “te voy a diferir por el número de parejas sexuales, sin embargo hombres homosexuales aún con una sola pareja estable no pueden, la mujer homosexual en México en comparación con Europa es más estable en sus relaciones que los hombres, la norma así lo maneja, la explicación que estoy dando es una suposición muy personal” apunta.

El médico detalla que al tener múltiples parejas sexuales en caso de hombres quienes durante sus relaciones sexuales intercambian mayor cantidad de fluidos, secreciones sexuales, abre un parteaguas que genera infecciones.

“Pero también nosotros tenemos varios criterios porque yo puedo tener un homosexual varón que haya tenido abstinencia, por eso yo como médico, en lo personal, antes de preguntarles sobre sus preferencias sexuales, les pregunto el número de parejas que han tenido, si me dicen que han tenido abstinencia yo ya sé que los resultados rebasan mi periodo de ventana y mis resultados serán confiables” menciona.

“Yo como médico no voy a juzgar las preferencias sexuales de todos los disponentes a donación de sangre, no juzgo, me apego a la norma, pero también hay quien primero pregunta la preferencia sexual y dicen no donas, pero aunque cumplan con los requisitos de monogamia dicen que no donas y ahí se está difiriendo o el médico no conoce la norma” concluye.

Por lo pronto se empieza a convocar ya por redes sociales a una marcha de lucha este lunes próximo por los derechos a la no discriminación en el ámbito público y privado por razones de odio y homofobia.

“Hace unos días me impidieron donar sangre en el Banco del IMSS por ser lesbiana, por esta razón amaremos algo de revuelo en el hospital. Espero contar con su apoyo, pues estos incidentes discriminatorios no son casos aislados, sino una vergonzosa realidad que se vive día a día. Son libres de invitar a quienes gusten; entre más voces seamos, mejor”, es el mensaje con el cual Carolina Hernández Tamez ha convocado a la mencionada movilización.

Dejar respuesta