San Raymundo Jalpan Oaxaca a 17 de enero de 2017.- La diputada de la fracción parlamentaria del partido Morena, Neli Espinosa presentó una iniciativa que tiene como objetivo frenar la violencia obstétrica en Oaxaca.

La legisladora valoró que, en la entidad se han dado numerosos casos de “violencia obstétrica” dañando gravemente los derechos humanos de las mujeres oaxaqueñas.

Rememoró el caso de Irma, la ciudadana de origen mazateco que diera a luz en el patio de un hospital, y que, debido a la cobertura periodística en medios de comunicación causó indignación a nivel nacional, sin embargo, no es el único caso en donde se ha evidenciado negligencia médica en contra de las mujeres.

Neli Espinosa contextualizó que “es indignante que esta indolencia ocurra en servicios públicos y privados, por eso he decidido presentar esta iniciativa en donde se propone sancionar penalmente cualquier conducta que incurra en violencia obstétrica, uno de nuestros objetivos es reducir el número de defunciones por razón de maternidad y al mismo tiempo abonar a una plena ética y vocación médica, afirmó.

La representante popular, enlistó que la propuesta busca detener la práctica de cesáreas y técnicas de aceleración del parto o esterilización sin el consentimiento informado de la mujer, además de detener la discriminación o cualquier acoso psicológico que busque inhibir la libre decisión de maternidad.

Abundó que “queremos prevenir que no se niegue o se obstaculice a la madre la posibilidad de cargar o amamantar a su hija o hijo inmediatamente después de nacer, y evitar la negación de alimentación o ingesta de líquidos durante el trabajo de parto y el parto”.

Esta iniciativa busca que haya una digna atención médica para todas las mujeres, no queremos ver más negligencia “las oaxaqueñas tienen derecho a la salud reproductiva, no más tratos crueles y degradantes, ni abusos de medicalización”.

La morenista agregó que la iniciativa protegería a todas las adolescentes, y mujeres que, por su etnia, estatus económico, marginación o edad son más vulnerables de sufrir violencia obstétrica.

Neli Espinosa evidenció que dos de cada tres cesáreas que se realizan en el país son innecesarias y de acuerdo al informe de la Secretaría de Salud Federal en el 2015, 45 de cada 100 nacimientos fueron por cesárea lo que representa el triple máximo recomendado por la OMS.

Finalmente, Espinosa enfatizó que es una realidad que nadie puede negar, y esta iniciativa es “una reclamada acción legislativa con justicia social, para proteger la salud de las mujeres en la entidad quienes hoy ven en esta propuesta, la posibilidad de que sean reconocidos sus derechos a ser atendidas de manera integral y digna”.

Dejar respuesta