Periodista sufre severa agresión y amenazas de parte de policías municipales.- informativoax.com
Periodista sufre severa agresión y amenazas de parte de policías municipales.- informativoax.com

12 ENERO, 2018

Aquiles Cruz Ramales

La impunidad está generando más ataques a los trabajadores de los medios de comunicación, la policía que debiera ser la encargada de cumplir su lema de proteger y servir, es la mano negra que actúa en toda la república como mercenarios, no se diga de los expolicías, acostumbrados a obtener todo fácil, brincan de la ley a la delincuencia, hoy nos ocupa un caso temerario, una policía de pueblo, de esas que vienen a la academia de los estatales a aprender mañas, para asaltar ranchos.

Resulta que el día 8 de este primer mes del año, el reportero/corresponsal de MW Radio de la Ciudad de México, Moisés Israel Paz Quezada, regresaba de una tocada musical, ya que aparte de reportear cuenta con un grupo musical, quiso su mala suerte de encontrarse con una patrulla de la Policía Municipal, la que le marcó el alto y sin mediar palabra, el comandante lo golpeó en la cara y tras darle puntapiés en las rodillas, ordenó a dos de sus compinches que le dieran una calentadita, pero primero lo esposaran.

Ya con las manos detrás, lo derribaron a golpes y le estuvieron brincando en las costillas y la espalda, fueron minutos interminables ya que mientras lo golpeaban el comandante que ahora se sabe que se llama Leandro Ventura Guzmán, le decía que ya se lo había cargado la chingada que lo entregaría a la maña para que lo desaparecieran, pero antes acabarían con su familia, “primero mataré a tu madre”, le dijo el malvado.

Como pasaba gente todavía por el lugar resolvieron meterlo al calabozo y ahí todavía lo patearon y causaron heridas en cara, costados oídos y rodillas; dentro de sus pertenecías traía 25 mil 300 pesos de adelanto de una tocada, que los guardianes le quitaron junto con una cadena de oro y sus identificaciones, siempre con la amenaza de entregarlo a la maña (¿), se supone que es un grupo delincuencial ya que aseguraba el comandante que lo desaparecerían.

Nunca lo pusieron a disposición del síndico, del regidor de seguridad o alguna autoridad inmediata, pero al revisar sus pertenecías encontraron un arma vieja sin cartuchos (de colección) y eso les sirvió para bajarlo a patadas de los altos del palacio municipal, hacerlo rodar por las escaleras causándole más dolor, al subirlo a la batea de la patrulla uno de los policías identificado como Javier Martínez Hernández y Gustavo Hernández López, mismos que lo habían golpeado, le pusieron un pie sobre la cabeza y el otro le pisaba los tobillos además iba esposado.

Así lo llevaron ante el Ministerio Público de la Federación, sin que interviniera el protocolo de su Ayuntamiento dado que con la reforma de ley, no es un delito grave, por lo que fue puesto de inmediato en libertad por los agentes de la federación y tras ser certificado su estado de salud, procedió a poner su denuncia ante el Ministerio Público federal especializado en delitos contra la libertad de expresión.

De ahí fue canalizado a un médico por sus familiares y posteriormente puso su queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y ahí responsabilizó de todo lo que pueda pasarle a su familia a él y sus bienes, todo por la amenaza cumplida del comandante Leandro Ventura Guzmán, ya las autoridades federales investigan los nexos del grupo de policías con la multicitada maña, ya que es posible que tengan nexos con la delincuencia organizada y resulten protectores de grupos delictivos. Desde este espacio nos solidarizamos con el corresponsal y pedimos se haga justicia pronta y expedita, y no pase a ser estadística.

También un bloque de representantes de medios de comunicación están exigiendo se ordenen medidas cautelares para el reportero y su familia, y los policías agresores sean separados de su función dado que se ha perdido la confianza en esos supuestos servidores públicos. Sayonara.

Dejar respuesta