REMEMORAN EN “NOCHE DE LAS ESTRELLAS” LANZAMIENTO DEL MORELOS 2, SEGUNDO SATÉLITE DE TELECOMUNICACIONES DEL PAÍS
REMEMORAN EN “NOCHE DE LAS ESTRELLAS” LANZAMIENTO DEL MORELOS 2, SEGUNDO SATÉLITE DE TELECOMUNICACIONES DEL PAÍS

 

 

La Agencia Espacial Mexicana (AEM) organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) participó en la “Noche de las Estrellas”, gran evento astronómico organizado en más de 100 sedes en nuestro país por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) en colaboración con instituciones como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), entre otras.

 

En este marco, la AEM rememoró también los 32 años del lanzamiento del Morelos 2, segundo satélite de comunicaciones de nuestro país, lanzado al espacio por la tripulación de la cual formó parte el primer astronauta mexicano, Rodolfo Neri Vela, la noche del 26 de noviembre de 1985, cuando despegó la misión “STS-61-B”, dentro del programa de colaboración entre la SCT y la NASA (National Aeronautics and Space Administration), desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, en el trasbordador Atlantis.

 

El titular de AEM, Javier Mendieta Jiménez, recordó que el objetivo principal de la misión fue poner en órbita tres satélites de comunicación: el Morelos II, de México; el AUSSAT-2, de Australia, y el SATCOM K2, de Estados Unidos de América, y detalló que el modelo del satélite mexicano, fue el HS-376, de forma cilíndrica, con 6.62 metros de longitud al desplegarse, y 645.5 kilogramos de peso, que permaneció en órbita de almacenamiento hasta abril de 1989, y fue controlado en todo momento desde México.

 

Destacó que el Morelos 2 representó un gran avance tecnológico para unificar las zonas rurales y urbanas, cubrió el territorio mexicano y ofreció servicios de telefonía, datos y televisión, con una vida útil, precisó, que originalmente era de nueve años, pero gracias al talento de los ingenieros mexicanos, en 1998 comenzó a operar en órbita inclinada y pudo alargar su durabilidad hasta 2004, cuando se determinó retirarlo de órbita desde el centro de control de Iztapalapa, en la Ciudad de México.

 

Con estas remembranzas y tras reconocer la labor pionera de Neri Vela y sus compañeros de tripulación, con quienes él mismo como segundo astronauta suplente compartió experiencias en aquel tiempo en NASA en el Johnson Space Center, en Houston, y Kennedy Space Center, en Florida, Mendieta se congratuló del entusiasmo de la juventud en esta Noche de las Estrellas en su edición 2017, al participar en sus talleres de ciencia como el de “Satélites al Rescate”, conferencias, observación con telescopios solares y nocturnos, y toda una pléyade de actividades.

 

Por su parte, dentro de la gran convocatoria de “Noche de las Estrellas”, el Jefe del Observatorio Astronómico Nacional de la UNAM, Mauricio Reyes Ruiz, expresó: “Las ciencias espaciales son actividades que nos maravillan y como raza humana nos animan a seguir desarrollándolas, pues también tienen una aplicación en actividades sociales y económicas muy importantes”, dijo, y agregó que gracias a la fundación de la Agencia Espacial Mexicana, existen grupos que trabajan de manera enérgica en estas disciplinas.

 

Respecto a estas semillas de inspiración que la AEM ha sembrado en la juventud, Mendieta también consideró que la o el próximo astronauta mexicano podría ser una o un médico, pues las siguientes misiones espaciales de la humanidad hacia 2030 requerirán personal médico capacitado, y México ya ha logrado posicionarse, gracias al gran apoyo del Ejecutivo Federal a la AEM, como un líder en medicina espacial en América Latina, y recordó nombres como el médico mexicano en NASA Emmanuel Urquieta, que actualmente ya trabaja en ello, para la misión hacia Marte.

Dejar respuesta