* Dirigentes sindicales, a quienes se les paga por coadyuvar en la impartición de justicia en el estado, son los que incurren en corrupciones descaradas, avalados por sus superiores.

 

Bloque de Periodistas de Oaxaca

Oaxaca, Febrero 14 de 2018.- Oaxaca se hunde en un pantano de corrupción, la lucha por el poder sindical en distintas secretarías y organismos del gobierno del estado, origina contiendas basadas en la intolerancia y la difamación. Para poder entender estas sucias pugnas por dirigir estos sindicatos, se deben conocer los negocios fraudulentos que se practican dentro de los Comités Ejecutivos.

Algunos dirigentes de dichos sindicatos  aprovechan sus secretarías asignadas para estafar a quienes buscan afianzar su trabajo a través de la basificación, además de realizar otros “negocios”.

Como ejemplo, en esta primera investigación de cuatro, evidenciaremos el tráfico de influencias, nepotismo, fraude y otros delitos que se comenten dentro del Sindicato de Empleados del Poder Judicial del Gobierno del Estado de Oaxaca e Instituciones Conexas, dependientes del Poder Judicial del Estado de Oaxaca, con la venia de sus superiores.

Según consta en los documentos, integrantes del Comité Ejecutivo 2015-2018 fueron denunciados ante la Fiscalía General de Estado por el delito de fraude, al incurrir en la venta irregular de bases. La querella fue presentada el  11 de agosto del año 2017,  por Mario Enrique Martínez Valencia, Oficial Administrativo con nivel 5 (cinco) A, adscrito al Juzgado Cuarto Familiar del Distrito Judicial del Centro, en ella señalan a IRMA SILVA GARCÍA, Secretaria de Conflictos Sindicales, quien antes de su designación, fungía como Actuaria, en el juzgado civil de Juchitán de Zaragoza y al Licenciado MIGUEL ESTEVA DOMÍNGUEZ, Secretario de Vigilancia y Escalafón.

El afectado declara que Irma Silva García le pidió la cantidad de $50,000.00 mil pesos para ella y Miguel Esteva Domínguez, con el acuerdo de que ambos impulsarían la asignación de la base a su hermano de nombre Rodrigo Martínez Valencia, pero al no contar con dinero en efectivo, entregó en garantía la factura de su vehículo, sin embargo, la Secretaría General del Comité Ejecutivo, encabezada por Guadalupe Bautista Herrera, le comunicó que habían determinado en asamblea interna que a su hermano se le diera su nombramiento de base y fueron enfáticos al señalar que no estaba condicionado a ningún tipo de pago.

Al reclamar Martínez Valencia el abuso, Irma Silva García se ha negado a entregar la factura del vehículo que dio como garantía del pago exigido por estos dos “servidores del sindicato”, además  de realizarle cobranzas extrajudiciales con prácticas intimidatorias y lucrar de manera ilícita con la decisión tomada por el comité ejecutivo.

Otro caso que se encuentra documentado con fecha 9 de septiembre del año 2016, es el de la Licenciada Erika Ramírez López, Ejecutora 10 “A” adscrita al Juzgado Mixto de Sola de Vega, Oaxaca, quien también fue víctima de Irma Silva García y Miguel Esteva Domínguez.

Ramírez López detalla en el escrito que le pidieron $150,000.00 (ciento cincuenta mil pesos) pero, por “amistad” le aceptaron sólo la cantidad de $135,000.00 (ciento treinta y cinco mil pesos) para impulsar su nombramiento de base ante la Dirección de Administración del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial, inclusive Irma Silva García le tramitó un préstamo ante ACREIMEX para cubrir su cuota y fue  Miguel Esteva Domínguez el encargado de acosarla hasta que pagara la cantidad acordada.

“La pandilla” de secretarios corruptos de este sindicato, se complementa con, Oscar García Sánchez, Secretario de Organización y Estadísticas del Comité Ejecutivo 2015-2018, cercano a Miguel Esteva, sobre quien pesa una denuncia más en su contra, presentada el 11 de agosto del año 2017, por Guadalupe Bautista Herrera, Secretario General del Sindicato de Empleados del Poder Judicial del Gobierno del Estado de Oaxaca e Instituciones Conexas.

Se acusa a Oscar García Sánchez, de mantener en su poder de manera indebida más de $34,000.00 (treinta y cuatro mil pesos) que pertenecen al sindicato, este dinero fue destinado por el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial, para cubrir la prestación de Día de Reyes 2017 a la que tienen acceso los burócratas, García Sánchez, no la entregó y reconoció ante notario público el 29 de mayo del año 2017 tener el dinero en su poder, asegurando lo entregaría en asamblea general, cosa que a un año del fraude, no ha sucedido.

Estos casos sobre actos de corrupción cometidos al interior de este sindicato, cuya función es precisamente auxiliar la impartición de justicia, muestran lo más sucio de la gestión de Alfredo Lagunas Rivera, titular del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca en ese momento, quien ha favorecido e impulsado a estos líderes corruptos, en el ánimo de tener un grupo de choque al interior del sindicato que le ayudara a contrarrestar el trabajo comprometido de una dirigencia, pero ese es tema de otra edición…

Por lo pronto, Miguel Esteva Domínguez e Irma Silva García, quienes actualmente encabezan al minoritario grupo de disidentes, buscan controlar el sindicato para seguir estafando a los trabajadores, no olvidemos que su aval, Alfredo Lagunas Rivera anunció su regreso como titular del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, he ahí donde radica la guerra sucia que han emprendido para lograr su objetivo, controlar a los sindicalizados, saboteando asambleas generales, como el día 6 de febrero del año en curso, donde los sindicalizados intentaron nombrar al comité ejecutivo 2018-2021 y escuchar la rendición de cuentas del comité saliente, pero gente de Esteva Domínguez y Silva García causaron disturbios, lo que provocó que se suspendiera junto con lo que habían programado de acuerdo a los estatutos y a la democracia obligatoria en estos casos.

Actualmente el sindicato no tiene dirigencia, ya que el comité ejecutivo saliente dejó de estar en funciones desde el 8 de febrero del año en curso y los corruptos dirigentes han impedido el nombramiento del comité entrante.

La corrupción que brota entre los sindicatos es desbordante y las peleas por el poder son desastrosas, sus dirigentes son auténticos lobos con piel de oveja que atacan como aves rapaces, buscando quedarse con la mayor tajada de dinero a costa de perjudicar a las bases trabajadoras y con el aval de sus superiores, justo quienes deben impartir justicia en el estado de Oaxaca.

 

 

 

Dejar respuesta