VERDUGUILLO .- informativoax.com
VERDUGUILLO .- informativoax.com

(Donde la Verdad se Firma y se Afirma)
Descabeza: Javier Cruz de la Fuente

 

 

* La economía mexicana  en 2018.

Como hemos informado en esta Controvertida y Polémica Columna, el proceso electoral, las decisiones de Donal Trump y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la Reforma Fiscal de los  Estados Unidos de Norteamérica y el panorama electoral complicarían la economía de México en este 2018, la cual estará marcada por presiones inflacionarias y la volatilidad del tipo cambiario, consideraron especialistas. Este nuevo año 2018 se prevé bajo crecimiento, pues si bien será positivo, este rondará entre 1.5 y 2 por ciento debido a la presión de los factores internos externos. Así lo enfatizó José Luis de la Cruz, Presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) quien demás estimó que la inflación –que hasta la primer quincena de Diciembre 2017 fue 6.69 por ciento– no cederá al menos en el primer semestre sobre todo los referente a energéticos y combustibles, pues estos componentes se ubicarán entre 8 y 12 por ciento lo cual se reflejará en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC). Sin embargo, acotó que hacia el segundo semestre es probable que se atenúe la inflación, pero va a depender de cómo se resuelva la incertidumbre política del proceso electoral de México, así como la Reforma Tributaria de los Estados Unidos de  Norteamérica.

 

Resaltó que el nuevo diseño fiscal del vecino país del Norte obligará a México, tanto al Gobierno saliente como a los candidatos a presentar propuestas que eviten que el país pierda competitividad y deje de ser atractivo para las inversiones. En ese sentido, consideró que es urgente atender ese tema, pues se prevé que la inversión de las empresas disminuya. Apuntó que México debe revisar su margen fiscal para favorecer la inversión en el país, lo cual implica un reordenamiento de la hacienda pública y esto también requiere revisar cómo modifica el gasto del Gobierno. Advirtió que de no atender las medidas que se requieren para contrarrestar este nuevo giro que dio Estados Unidos de Norteamérica en su política Fiscal, 2018 y 2019 serán dos años perdidos para México. “A pesar de que México tiene un reducido margen fiscal, lo va a tener que hacer, porque si no el costo por dejar de recibir inversión va a ser elevado”, dijo. Agregó que será importante que se acepte a gane quien gane en la elecciones, pues de no hacerlo sea generará una nueva presión económica. Además sostuvo que los candidatos deben incluir en sus plataformas políticas las propuestas para enfrentar la herencia de 2017, es decir, los posibles escenarios renegociación del TLCAN, la inflación, cómo generar más empleos, la Reforma Tributaria estadunidense, pues de no hacerlo no será atractiva su opción para elegirlos.

 

* Por Reforma de Donald Trump PIB de México a la baja.

En temas de la misma índole sepa usted que esta semana ejecutivos de finanzas señalaron que la Reforma Fiscal de los Estados Unidos de Norteamérica tendrá varios aspectos que pegan a la economía mexicana, por lo que deberá trabajar una Reforma Fiscal integral aunque se vivan tiempos políticos.  La Presidenta del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Adriana Berrocal González, especificó que con  la Reforma Fiscal de Donald Trump “hay preocupación en los mismos Estados Unidos de Norteamérica por el impacto que va a tener en el crecimiento del país, la inflación y el movimiento que se tenía de las tasas para el próximo año, eso indudablemente nos pega acá de rebote”.  La Reforma Hacendaria que cobró vigencia en el 2014 se “quedó corta” y “necesitábamos algo más de fondo como lo fue la Reforma Energética”. Señaló que la Reforma Fiscal integral que el país requiere ante la coyuntura que presenta Estados Unidos de Norteamérica debe aumentar la base de contribuyentes, fomente la inversión y proporciones mayor certidumbre jurídica al contribuyente. Afirmó la Presidenta del IMEF “que hay margen para una reducción del ISR al 21 por ciento, desde el punto de vista recaudatorio y nivel de crecimiento del PIB, que se puede compensar con una generalización del IVA”.

Por hoy es todo.

Dejar respuesta