A UN AÑO DE LA MUERTE DEL PINTOR FRANCISCO TOLEDO, RINDE HOMENAJE CÁMARA DE DIPUTADOS CON MINUTO DE APLAUSOS

0
301

Oscar Rodríguez

El pleno de la Cámara de Diputados de Oaxaca, otorgó un minuto de aplausos al artista plástico Francisco Toledo, con motivo de que se cumple un año de su fallecimiento.

A propuesta de la bancada de Morena, liderada por el diputado Horacio Sosa, la legislatura aprobó un punto de acuerdo, donde los 42 legisladores decidieron homenajear al también activista, escritor e icono de la cultura mexicana con tal homenaje.

Sosa Villavicencia, quien además es Presidente de la Junta de Coordinación Política, considero necesario realizar el tributo al artista, más cuando el pintor originario de Juchitán de Zaragoza, siempre fue un hombre crítico que luchó en su tiempo para consolidar la transición de la democracia en Oaxaca.

Dijo que en vida  Toledo desafío a todos, sin importar su poder o lugar, como un espíritu náhuatl, que desafió la realidad, “el nunca envejeció, siempre nos dio lo mejor, siempre estuvo vigente, vital, cuestionandolo todo, un artista en toda la extensión de la palabra, el arte está hecho para cuestionar la realidad, para transformarla para desafiarla y el además creo espacios, donde sabía que hay talento en todas partes, por eso el CASA, el IAGO, el camino de la iguana para preservar las lenguas, los materiales para divulgar el zapoteco, las distintas lenguas de Oaxaca.

Indicó que a un año de su muerte se debe continuar lo que Francisco Toledo fue como creador, y no solo eso sino lo que fue como un ciudadano ejemplar para México y el mundo ya que contaba con un espíritu incansable.

En Oaxaca y en diversos estados del país luego de que se anunció la reapertura paulatina de algunos museos, luego de la contingencia por el Covid-19,  tras cinco meses de permanecer con puertas cerradas se han anunciado algunas de las exposiciones temporales en honor a Francisco Toledo.

El artista oaxaqueño fue versatil y logro plasmar su arte y obra gráfica en diversas técnicas, como litografía sobre papel, punta seca, mezzotinta, aguatinta, aguafuerte, xilografía e impresión digital, así como técnicas mixtas, sin dejar a un lado las esculturas y la creaciones a papel, como sus papalotes que solía volar en vida corriendo por las calles del centro histórico de Oaxaca.

Sin embargo los familiares y deudos del pintor siempre han mostrado una actitud sobria y nula a los homenajes y  de su parte no se han anunciado oficialmente la organización de algún evento póstumo.

Francisco Benjamín López Toledo nació en Juchitán de Zaragoza en 1940. A la edad de 11 años se instaló en la ciudad de Oaxaca para cursar la escuela secundaria, tiempo en el que comenzó a desarrollar su talento en el taller oaxaqueño de Arturo García Bustos.

Posteriormente, viajó a la Ciudad de México para tomar clases en el taller de grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías. Con apenas diecinueve años, expuso sus obras en México y en Fort Worth (Texas).

Considerado como uno de los principales artistas de México, Francisco Toledo destacó por conjugar técnicas antiguas y vanguardistas en sus obras, tanto en la pintura como en la escultura y la cerámica.

En vida fue promotor cultural, filántropo, luchador social y ambientalista. Entre su aportación y legado al pueblo de Oaxaca destacan el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) creado en 1988; el Taller Arte Papel Oaxaca, ubicado en la antigua planta hidroeléctrica «La Soledad» desde octubre de 1997 y el Centro de las Artes San Agustín (CaSa) en San Agustín Etla, que abrió sus puertas en 2006 y es considerado el primer centro de arte ecológico de Latinoamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.