A un año: mucho ruido, muchas acciones pero sin resultados. Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez

0
1329

TA un año de la toma de posesión del nuevo gobierno federal haremos un balance en tres temas fundamentales por los cuales el electorado voto por Andrés Manuel López Obrador y MORENA. Estos temas son economía, seguridad y corrupción, ya que impactan en el bolsillo y la vida diaria de las familias mexicanas.
En materia económica, son dos puntos los que interesan a las familias. El primero es el empleo, el cual se traduce en ingreso para las familias. En este tema durante este primer año el índice de desempleo aumento, eso significa que existen más familias sin empleo o subempleados durante esta administración. De la misma manera el ingreso en las familias en promedio disminuyó a pesar de los programas sociales. En el caso de los precios de los bienes estos en promedio se mantienen no como resultado de políticas exitosas sino como resultado del estancamiento económico. En pocas palabras no hay dinero para comprar, si los productos suben de precio no se venden.
El presidente retó a que durante este año el crecimiento sería al doble de lo que los analistas pronosticaran y en efecto fue al doble pero en sentido negativo. De una perspectiva inicial de 2% está cerrando en niveles de -0.2%. En pocas palabras el crecimiento económico fue de cero por ciento.
En materia de seguridad, el aumento de delitos de alto impacto como homicidios y extorsión, entre otros han crecido escandalosamente. En su primer año, en la administración de Calderón se contabilizaron 11 mil 247 homicidios dolosos, durante la administración de Enrique Peña nieto en el mismo periodo fue de 19 mil 805 homicidios, en el caso de Andrés Manuel López Obrador solo a al corte a septiembre la cifra fue de 24 mil 537 homicidios dolosos. Las anteriores son cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Respecto al decomiso de estupefacientes, como el caso de la cocaína, simplemente durante el primer trimestre de la administración de Felipe Calderón se decomisaron 1,469,199 kilos, en la administración de Enrique Peña Nieto se decomisaron 1,331,332 kilos, en el mismo periodo de esta administración solo se confiscaron 4 kilos de cocaína.
En materia de corrupción, el presidente ha insistido que en México ya no hay corrupción, sin embargo, las practicas que el gobierno federal ha implementado durante este primer año de gobierno fomentan la opacidad en la información, así como mayor riesgo de esta práctica, ya que en las adquisiciones se ha privilegiado las compras a nivel central y por adjudicación directa, es decir, sin ninguna licitación o procedimiento que posibilite la participación pública. Por el contrario los contratos se han otorgado discrecionalmente, saltándose olímpicamente la legislación sobre esta materia.
Lo alarmante de las decisiones de esta administración es la facilidad con que no se cumple la Ley sin ninguna consecuencia. El ejemplo de impunidad y desacato al estado de derecho lo pone el mismo gobierno federal que protesto cumplir y hacer cumplir tanto la Constitución como las leyes. La apuesta parece ser por los programas sociales, el diseño del presupuesto para el próximo 2020 así lo demuestra. Sin embargo, estos programas no son la panacea, tan solo mitigan momentáneamente secuelas de la pobreza, pero en el largo plazo el descuido del sector productivo llevara a una crisis presupuestal que hará insostenible mantener estos programas sin aumentar impuestos o por la vía del endeudamiento.
Usted amable lector, sacará sus conclusiones. El mejor método, para evaluar cualquier administración, más allá de las palabras será el bolsillo, la seguridad y las oportunidades para crecer que perciba para su familia. La última palabra la tiene Usted.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.