Asesino de presidente solo tenía un objetivo asesinarlo, no se descarta el complot van por asesinos intelectuales: fiscal

0
815
Óscar Rodríguez
El fiscal general de justicia Rubén Vasconcelos afirmó que tras la indagatoria realizada el implicado en el asesinato del presidente municipal de Tlaxiaco, Alejandro Aparicio no tenía otro objetivo más que ultimar a su víctima.
“No tenía relación de amistad con ninguna habitante de Tlaxiaco, ni tenía familiares, solo viajó a Tlaxiaco a cumplir un objetivo ultimar al munícipe” afirmó el fiscal.
Dijo que el presunto asesino identificado como Jorge N, es originario de Chiapas de Corzo y su último empleo fue ser policía municipal de la ciudad fronteriza de Tijuana.
No descartó que haya sido contratado para cometer el crimen por lo que bajo esta tesis no se rechaza que haya autores intelectuales.
Dijo que en el expediente se cuenta con varias diligencias entre las que destacó: el examen de balística, los testimonios de 8 personas y pruebas diversas entre ellas videos y fotografías donde se observa al homicida antes de cometer el crimen.
Detalló que el juez le dictaminó al detenido prisión preventiva por doble homicidio calificado y lesiones calificadas con alevosía y ventaja, dando 4 meses para el cierre de la investigación.
La detención del individuo de origen chiapaneco y quien había ejercido como policía municipal en la ciudad de Tijuana, se realizó en flagrancia e identificado plenamente por testigos del lugar como el responsable de disparar contra las autoridades municipales de esa demarcación de la Mixteca.
El implicado fue puesto a disposición de la Vicefiscalía de Justicia de la Mixteca para enfrentar cargos de homicidio calificado en contra del presidente municipal y síndico, así como lesiones calificadas en contra de otras tres personas.
Por el señalamiento e imputación que hay en su contra, el implicado no tienen derecho a fianza, y de ser sentenciado podría alcanzar una condena de 40 años de prisión de acuerdo con la carpeta de investigación 19/FMIX/TLAXIACO/2019.
Los hechos ocurrieron a las 12:05 del martes 1 de enero, cuando el cabildo de Tlaxiaco fueron agredidos a balazos por una pistola de calibre 45, sobre el bulevar Oriente de ese municipio.
Alejandro Aparicio murió mientras era atendido en el IMSS por una perforación en el pulmón, mientras Perfecto Hernández murió el 2 de enero por hemorragia en el tórax.
Los restos del presidente municipal y su sindico fueron sepultados este jueves después de que se le rindiera homenaje de cuerpo presente en el ayuntamiento de Tlaxiaco, donde fueron reconocidos como héroes de la democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.