informativoax.com
informativoax.com

Oscar Rodríguez

 

 

Este año se concluirá la autopista Oaxaca-Huatulco, los trabajo llevan un avance del 65 por ciento y sera entregada e inaugurada en este año, conformó el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Javier Lazcano.

El funcionario federal, informó que luego del retraso de mas de 10 meses causado por la quiebra de la empresa  Ingenieros Asociados (ICA), por gestión del gobernador Alejandro Murat, ante el Presidente de la República Enrique Peña Nieto y la Cámara de Diputados, se logró que la obra fuera retomada y rescatadas por el Fondo Nacional de la Infraestructuras (Fonadin)-Banobras, que en este mes de enero inicio  la fase de licitación de faltaba para empezar a concluir la  anhelada infraestructura.

Adelantó que un vez publicada la licitación, en el mes de marzo, empezará a trabajar la maquinaria en las etapas que aun falta por construirse.

“Se van a licitar 5 tramos, hay algunos tramos muy avanzados y otros, como el 3 y el 4 que llevan un avance lento de construcción tienen”.

Detalló que la obra, lleva un avance del 65 por ciento y faltan mil 200 millones de pesos para concluirse.

Lazcano, aseguró que si se cumplen con la calendario de obras, a finales del 2018 estará lista para su inauguración.

Detalló que el proyecto inicial contempla la operación de una autopista de cuota, para realizar un tiempo de trasladado en vehículo de 2 horas, con una velocidad de 100 kilómetros por hora cuando hoy se hace mas de 6 horas.

La autopista comprende del tramo Barranca Larga-Ventanilla,  104.9 kilómetros donde se cuenta con 4 puentes y tres tuneles.

LA HISTORA

La autopista Oaxaca-Huatulco , que tiene un costo de inversión de 5 mil 343 millones se ofreció en el régimen del ex Presidente Felipe Calderón, Y ahora es una promesa incumplida del Presidente Enrique Peña.

La obra lleva mas de tres año de retrasos, por conflictos locales diversos, entre quejas por indemnización de predios hasta disputas agrarias.

El delegado de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT),  Javier Lazcano,  informó que una vez que se supere los retrasos se pondrán en operación 5 frentes de trabajo, donde laboran diariamente unos 3 mil 500 obreros con maquinaria pasada a pasos acelerados.

Detalló que cada uno de los retrasos que se han reportado derivado de diversos conflictos con los pueblos donde pasara la pista se resuelven con ayuda del gobernador Alejandro Murat, que ha ofrecido toda su intención por generar las condiciones para consolidar los proyectos.

El funcionario federal, advirtió que otras obras prioritarias en el régimen actual, será la carretera Oaxaca-Tehuantepec y la construcción del llamado eje 15, que conectara a Oaxaca con la zona la Cuenca del Papaloapan.

“Estas carreteras sin duda que con su conclusión permitirán una comunicación mucho más rápida y en mejores condiciones entre los pueblos oaxaqueños y los estados localizados en la zona de la costa del pacifico mexicano”.

LOS RETRASOS

El primer retraso de la obra, ocurrió en el régimen del ex presidente Felipe Calderón, quien en el tercer año de su mandato, -en el año del 2009-, ofreció a los oaxaqueños la construcción de la autopista costera, siendo licitada a la empresa Omega  S.A de C.V en un primer tramo “Barranca Larga-Ventanilla”.

Sin embargo la constructora tuvo problemas financieros, y dejó la obra inconclusa, hasta que cedió sus acciones a la empresa  ICA  S.A de C.V quien  mediante  una modificación al título de concesión  a favor de Desarrolladora de Infraestructura Puerto Escondido S.A de se hizo cargo de la obra bajo el esquema de asociación pública – privada.

Bajo este acuerdo hubo compromiso de entregar la pista en agosto del 2014, pero se han reportado nuevos inconvenientes.

Desde conflictos por pago de indemnizaciones, derechos de vía y disputa de limites agrarios, que han tenido que ser resueltos cada uno, por el gobierno estatal.

Sin embargo en los últimos meses, ha existido la inconformidad de un grupo de habitantes en el municipio de San Vicente Coatlán, que exige tanto a la empresa ICA como al gobierno de Oaxaca, desde obras de desarrollo social como escuelas, obras de electrificación, clínicas de salud, y proyectos productivos.

Hace 10 meses ICA se declaró en insolvencia financiera para realizar la obra, quedando en manos del Fonadin-Banobras, quien ha prometido terminarla en este 2018.

 

Deja un comentario