COLUMNA PIEDRAZOS

0
2078

HÉCTOR NARVÁEZ

LA AMBICIÓN DESMEDIDA
“Tenemos derecho. Nadie nos lo puede impedir. De buscar la reelección”, dijo un alcalde, en una reunión hace semanas.
“Pero, ¿cómo van a buscar seguir en el mismo cargo, cuando sus gobernados los acusan de no cumplirles”, le reviraron. Y se guardó un silencio por segundos.
Así están una mayoría de presidentes municipales en Chiapas, sin importar el partido que representen, y a quienes los mueve su sed de ambición desmedida.

NO TIENEN CALIDAD MORAL
La reelección, es una forma de reconocer a aquellos gobernantes que han hecho un buen trabajo y así tengan la oportunidad de seguir sirviendo.
Nada más que en México, se ha vuelto la recompensa perfecta de políticos corruptos que buscan a como dé lugar perpetuarse en el poder.
Y a pesar de tener la mayoría en su contra, han sido tan ingeniosos que al final logran comprar conciencias y hasta a autoridades electorales para ganar en las urnas o en el computo.
Así han utilizado para su beneficio uno de los instrumentos que debería de consolidar la democracia, como sucede en otros países.
Chiapas, no es ajeno a esto. Y recientemente, un grupo de alcaldes que en lugar de estar ocupados en resolver las demandas de sus pueblos, y atender la emergencia sanitaria, se han organizado para alcanzar la reelección.
Claro que es constitucional y les asiste el derecho. Es legal, pero no es legítimo.
No tienen ni la más mínima calidad moral para que busquen repetir en el cargo, cuando en sus municipios no han cumplido con tan solo una de las promesas que hicieron.
Es más, una gran parte de los que ahora alzan la mano a favor de la reelección, son de Morena o se pasaron a Morena, pero no comparten los ideales de este partido, al apoyar algo como esto, que ha sido una y otra vez rechazado por AMLO y por “el pueblo sabio”.
Ya ni mencionamos que están “hasta el cuello” de varias irregularidades en el erario, que bien podría llevarlos a prisión por una buena temporada.

PARTE DEL VIEJO SISTEMA
“¿Cuánto es lo que quieren? Yo tengo la paga. Solo lo que quiero es que me dejen participar”.
Le dijo a alguien de la cúpula de Chiapas, meses antes de que llegara la pandemia a México, uno de esos alcaldes, y el cual está muy acostumbrado a hacer este tipo de negocios.
De hecho, tan es muy su estilo, que es la forma como ha ocupado cargos en el pasado. En el 2018, logró por “acuerdos” pasarse a Morena y subirse al camión “de los ganadores”.
Otro alcalde, pertenece al equipo del anterior Gobierno del Estado. A él, no lo mandaron al proyecto “de la Esperanza”, sino que lo nombraron candidato del Verde. Buscó la reelección y tenía todas las de perder.
Sin embargo, le dieron “línea”, increíblemente recibió “el voto cruzado” de candidatos de Morena, repartieron despensas y apoyo como nunca antes y lo hicieron ganar. Ahora, quiere de nuevo la reelección. Aunque ya le dijeron que tiene muchos problemas con su Cuenta Pública y que debería mejor dedicarse a resolver esos pendientes, pero sigue empecinado en que tiene muchos deseos de aparecer por tercera ocasión en las boletas.
Y así hay muchos casos en Chiapas, en donde varios alcaldes que ahora ostentan el poder, no llegaron por méritos propios o por haber sido las mejores propuestas. Si no, porque fueron impuestos por un sistema corrupto que ya iba de salida.
De hecho, a la mayoría –algo que ya he comentado en este espacio desde el 2018–, les dieron las órdenes precisas, de que sus seguidores votaran por AMLO para la Presidencia, pero para la Gubernatura, por el Verde Ecologista.
A este nivel de calidad moral se encuentran estos presidentes municipales, que ahora alegan su derecho político para buscar la reelección.
Es más, desde hace días se sabe, que «los padrinos” que los apoyaron en las elecciones pasadas, ya dijeron que van a ayudarlos en esta osadía, hasta el grado de que se están preparando para llevar este asunto ante los Tribunales. Es decir, están dispuesto a provocar un conflicto electoral.
Es la ambición desmedida de una gran parte de la mayoría de los alcaldes de Chiapas. Y que, insisto, son de todos los partidos.
Moraleja: Con estos amigos… ¡Para que se quiere enemigos!
Piedritas: ¡Se calientan los ánimos!
Luego de que militantes del EZ retuvieran al Director del Hospital del IMSS en la comunidad de Guadalupe Victoria en Las Margaritas, en la madrugada de ayer quemaron la presidencia de Villa de las Rosas, en rechazo a la sanitización. Y también se reporta que incendiaron un camión de Sabritas en la zona de Las Margaritas.
Y hasta el momento, el Gobierno Federal no hace algo… Se calientan los ánimos y nadie dice nada.
Por último: ¡Ya lo conocen!
Los habitantes no lo creen al síndico del Ayuntamiento de Huehuetán, porque aseguran que lo que busca con las denuncias que presentó junto con los regidores es, primero, que lo deslinden de responsabilidades por posibles malos manejos, y segundo, sacar provecho a la $ituación.
Bueno, lo conocen tan bien, que aseguran que como Presidente del Comité de Padres de Familia de la escuela Benito Juárez, le pusieron el mote de “el mago”… Porque desaparece recursos. ¡Ya era de esperarse!
¡Nos leemos el lunes!
Comentarios: hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.