COLUMNA PIEDRAZOS

0
1552

HÉCTOR NARVÁEZ

Y EMPIEZA A CAMINAR LA BOA
Los invocó y ellos empezaron a reunirse: ni tardos ni perezosos, los dirigentes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, ya se están poniendo de acuerdo.
La mira: que puedan arrebatarle la mayoría en San Lázaro a Morena y sus aliados, quienes no saben ni cómo hacerle para recuperar la confianza de los mexicanos.
Ya empezó a caminar la BOA. Y todo parece indicar que llevan la posibilidad de ganar las elecciones intermedias del próximo año.

VAN CON TODO
Si la oposición estaba tranquila o apagada en México, con la revelación-anuncio que se hizo la semana pasada desde Palacio Nacional, les dieron la oportunidad perfecta para activarse.
Ayer, se hizo formal la intención de que vayan en alianza parcialmente, por el momento, entre el PAN, PRD y Movimiento, lo que fue en el 2018 el Frente Amplio Progresista que encabezó Ricardo Anaya para la Presidencia y quien quedó en el segundo lugar de las preferencias.
De entrada, quieren ir con esta fórmula entre 75 y 100 distritos, pero lo que se sabe que ese número podría aumentar hasta llegar a un poco más de la mitad de los 300 con que cuenta el país.
Y no solo eso, también esta tercia buscará que la coalición funcione para elecciones locales en los estados.
En el 2021, se habrá de renovar 15 gubernaturas, casi la mitad de las 32 que existen –incluyendo la CDMX– y las diputaciones locales y presidencias municipales.
No es para menos, pues saben que los números están a su favor, sobre todo con todo el descontento que existe en contra de AMLO y de Morena.
Y ahora que fueron mencionados, se decidieron a entrarle como oposición de este país y ganar terreno en las próximas elecciones.
Es decir: van todo. Y no dudarán en apostarle, lo que sea necesario, para ganar la mayoría en San Lázaro y los demás cargos.

¿Y EL PRI?
¿Qué está pasando con este partido, que ahora es de oposición?
Por donde quiera que se le busque, no se le ve presencia por ningún lado.
Es más, parece que esa ha sido la encomienda de Alejandro Moreno desde que llegó a la dirigencia nacional.
Como nunca antes, al PRI no se le observa ni contestario, menos que sea contrario al Gobierno. Es más, se le aprecia como alineado al actual mandatario nacional.
Muy callados. Y muy parcos. Como esperando que les den línea, para ver si se van solos o en alianza en el 2021. O quizá que harán el trabajo sucio para Morena y sus aliados en contra de “la BOA”.
El detalle, es que Alejandro Moreno y su Comité Nacional, están arriesgando mucho con esta postura que han asumido, sobre todo cuando los mexicanos aún tienen en su memoria reciente los abusos cometidos en el sexenio de Enrique Peña Nieto. O de los Gobernadores como Javier Duarte y César Duarte.
Así, el Revolucionario Institucional está en un eminente riesgo de retroceder aún más, de un vergonzoso tercer lugar en las elecciones del 2018 hasta la posibilidad de que pierda el registro.
El entonces partido en el poder, actualmente cuenta con 47 Diputados Federales, 14 Senadores y 12 Gobernadores.
Está en una clara desventaja, como partido minoritario. Y, lo peor: que cuando debería de capitalizar la inconformidad hacia el gobernante en turno, se queda de “brazos cruzados”.
¿Qué lo que espera el PRI? Si quiere el perdón de los mexicanos, ya debería de ponerse a trabajar como oposición.
No por nada la mitad de sus militantes planean con desertar e irse a “la BOA”, en donde fortalecerían a los que hasta ahora se perfilan como los verdaderos adversarios de este régimen.
Una “BOA” que ya empezó a caminar. Y a la que le dieron todo lo necesario, para que pueda ganar en las elecciones intermedias del 2021.
Moraleja: En política como en todo en la vida… ¡No hay enemigo pequeño!
Piedritas: ¿Lo traerán en la mira?
El Senador Salomón Jara Cruz, al parecer le salieron fuertes problemas, luego que la Unidad de Inteligencia Financiera, de Santiago Nieto, bloqueó las cuentas del alcalde de San Blas Atempa, Antonino Morales Toledo, por presuntos nexos con el cartel Jalisco Nueva Generación, uno de sus más fuertes aliados.
Pero, parece que el legislador de Morena, así mantiene lazos con otros nueve ediles de Oaxaca. ¿Lo traerán en la mira?
Por último: ¡Pura boca!
El alcalde de Tuzantán, Bany Oved Guzmán Reyes, para nada sirvió su “corredor de salud”, pues cada vez son más las denuncias de que las medicinas que ahí dan, son compradas por los que recurren ante la necesidad económica. Y que no hay ningún apoyo, a pesar de que estamos en medio de una pandemia, que cada día azota más fuerte a Chiapas.
Y eso que dejó Nueva Alianza para irse a Morena, porque según coincidía con sus ideales. ¡Pura boca!
Comentarios: hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerda que me puedes leer en el periódico Noticias de Chiapas, de Tapachula. Y en 17 medios más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.