COLUMNA SUR

0
499

HÉCTOR NARVÁEZ

¿OTRA VEZ A PRESIDENCIA?
Es uno de los pocos funcionarios federales que ha logrado llegar a Palacio Nacional, hasta la oficina del Presidente AMLO.
Y no es algo que se lo haya propuesto el “Súper-Delegado” José Antonio Aguilar Castillejos, menos sea por su buen trabajo.
¿Otra vez a Presidencia el mal manejo de los programas sociales en Chiapas? Y es la segunda ocasión y cuando ya se están encaminando las elecciones intermedias.

EL TALÓN DE AQUILES
«Tony” no ha aprendido la lección y sigue cayendo en los mismos errores.
El año pasado, se vio involucrado en una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública del Gobierno Federal por conflicto de intereses, al sostener a familiares del líder estatal de Morena, Ciro Sales –quien lo reemplazó al dejar el partido para convertirse en el “Súper”–, en la Delegación Regional de Bienestar Social en Huehuetán.
Y aunque negó la acusación, al final la administración de López Obrador mandó una auditoría sorpresa, que vino a confirmar la retención de miles de tarjetas de los programas y la creación de cargos para cobrar en nómina, que terminó con la destitución de varios empleados.
De alguna manera, Aguilar Castillejos se libraba de este asunto, pero no así en cuanto a lo de “Sembrando Vida”, que se supone iba a mejorar con la renuncia de Javier May Rodríguez, el entonces responsable a nivel estatal.
La información que tengo, asegura que a Palacio Nacional ha llegado el relajo que se trae el Coordinador Regional, Jorge Aguilar Reyna.
Lo que más han reportado, y lo que ya he venido denunciando desde el año pasado en este espacio, es que encontraron a productores que no tienen ni siquiera una plantita sembrada.
Así, mientras el Presidente ha presumido en varias ocasiones en “sus mañaneras” de que el programa para ayudar a los campesinos es todo un éxito en Chiapas, lo que arroja la investigación es que no hay ni siquiera un vivero al cien, porque a todos les hace falta una cosa u otra: algunos no se instalaron, los técnicos no terminan de ordenar el padrón –porque todavía siguen pidiendo documentos–, otros ni siquiera llegan ni a los municipios y el resto se van a los comedores y no a las parcelas. Y ya ni los talleres de formación social y técnica se imparten.
Pero, nada ni nadie toca al Coordinador Jorge Aguilar Reyna, que sigue simulando con eventos en Tapachula, para que el Gobierno Federal crea que está haciendo su chamba, cuando en realidad este funcionario se ha convertido “en el talón de Aquiles”.

¿CUENTO DE NUNCA ACABAR?
Pareciera que los problemas con los programas sociales en este último estado del Sureste de México, no van a terminar.
Por el contrario, siguen haciendo lo mismo que desde un principio: repartirse “el botín” con los más allegados.
En la Delegación Regional de Bienestar Social en Huehuetán, a José Ángel Aguilar López lo regresaron como Servidor de la Nación. Y con ello, reaparecieron las denuncias de que están pidiendo 300 pesos a cada beneficiario de “Jóvenes Construyendo al Futuro”.
Es por lo menos lo que dicen en el fraccionamiento “La Flor”, en el municipio de Tuzantán, en donde también aseguran que no entregan las tarjetas a las personas discapacitadas para que reciban el otro apoyo que destinó AMLO, con el argumento de que “no lo ameritan”.
La Delegación Regional en Huehuetán actualmente se encuentra a cargo de Rocío de la Rosa Méndez, quien también se ha hecho “de la vista gorda” con las irregularidades, las quejas y denuncias.
Y se sigue repitiendo el mismo patrón: nepotismo y conflicto de intereses de una familia que prácticamente se incrustó en esta oficina gubernamental.
Tanto lo de “Sembrando Vida”, como lo que sucede en Huehuetán, es algo que debe de saber el “Súper-Delegado” en Chiapas, José Antonio Aguilar Castillejos. Porque, como lo escribí ayer con la denuncia de la manipulación de activistas de Redes Sociales Progresistas con beneficiarios de “Jóvenes Construyendo al Futuro”, lo contrario sería una omisión de su parte.
Pareciera que estos bochornosos casos de posible corrupción con los programas del Presidente López Obrador en Chiapas, son “el cuento de nunca acabar”.
Que hay funcionarios federales que poco les importa que lleguen estos asuntos a Palacio Nacional, porque tienen buenos “padrinos” y de alguna manera van a negociar para que no pase nada, como lo han hecho los priístas y panistas en el pasado.
El detalle, es que otra vez Chiapas suena en la Presidencia y por el mal trabajo del Delegado Federal, que se supone debe de ayudar y no perjudicar a “la 4T”. Sobre todo, cuando se acercan las elecciones del 2021 y está historia por lo que se ve pinta para continuar…
Moraleja: ¡Y vuelve la mula al trigo!
Comentarios: ¡No es el líder estatal!
Como lo escribí ayer en este espacio, Octavio Zavala solo se hacía pasar como dirigente en Chiapas de Redes Sociales Progresistas. Y a él, solo le están permitiendo hacer un trabajo “por debajo del agua” para que esta Asociación Civil alcance el registro como partido político nacional.
Nada más que Zavala, está aprovechando para hacer abierta campaña y buscar una alcaldía, que sería la de Tonalá, de donde es originario.
Y otro dato interesante: Fue Secretario de Educación Municipal en la administración pasada en Tapachula del ex prísta Neftali del Toro.
Se creyó tan inteligente, que hasta la hizo de supuesto enlace para “Jóvenes Construyendo al Futuro”. Lo escrito… ¡Puros oportunistas!
Por último: ¡No quitan el dedo del renglón!
Mientras algunos medios nacionales ya decidieron no darle la cobertura a la pandemia en México, los de talla internacional se han enfocado más hacia nuestro país.
No es para menos, pues nos encontramos a nivel mundial en el lugar número 6 en cuanto a casos confirmados y en el lugar número 3 en muertes por el coronavirus. Y eso que dicen que ya vamos de salida…
hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerda que me puedes leer en el periódico Noticias de Chiapas, de Tapachula. Y en 22 medios más en Oaxaca y Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.