COLUMNA SUR

0
2483

HÉCTOR NARVÁEZ

UN PAQUETE DE TODOS
El entonces alcalde de Tapachula se sentía tan confiado de que no pasaría nada con “el lunes negro”, pero en la Auditoría Superior del Estado le dijeron que si tendría problemas.
“Los contratos están mal. Y la siguiente semana se enviará el expediente a la Fiscalía Anticorrupción”, le dijeron, sobre el arrendamiento de los camiones de basura.
Un asunto del que sabe mucho la hoy alcaldesa sustituta, Rosy Irene Urbina Castañeda. Porque se trata de “un paquete de todos” en el Ayuntamiento emanado de Morena.

¿TAPÁNDOSE CON LA MISMA CHAMARRA?
En ese momento, el Doctor salió para buscar al número uno en Chiapas. Sin embargo, le dieron la contestación tan fría de que no lo podía atender.
Así, localizó al número dos que, si lo atendió, pero del cual no recibió una favorable respuesta.
“Ya nada podemos hacer. Es un asunto de corrupción. Mejor presenta tu renuncia la semana que viene”, le dio la sentencia.
El alcalde, también intentó tratar su caso en el Congreso Local, pero igual le cerraron la puerta.
De ahí, se menciona en la cúpula de Chiapas, que después de recibir ese dictamen le habrían grabado una llamada telefónica que hizo desde su camioneta, en la que habló con su esposa.
“Te lo dije. Que no hicieran sus pende… Te lo advertí. Ya ves ahora el problema que tenemos. Te dije que no te metieras con Cinthia… Que no la mandaras a golpear”.
Se refería a ese “lunes negro”, en el cual se le ordenó a la Policía Municipal darle de “macanazos” y arrastrar a los indígenas de Toquián Grande y Pavencul, que se manifestaban ese día, y de paso a un grupo de periodistas que cubrían el hecho.
Un asunto, que hasta donde me cuentan, Rosy Urbina como entonces síndico tuvo conocimiento, pero prefirió quedarse callada.
Y después de tomar posesión como alcaldesa sustituta, pareciera que trata de encubrir todo lo que sucedió. Vaya, como que se está “tapando con la misma chamarra”, cuando se supone que ya no habría compromisos con la administración municipal pasada.

¿SE REPITE LA HISTORIA?
Uno de los principales responsables de la brutalidad policiaca del 27 de enero a los campesinos de Pavencul y Toquían Grande y a los periodistas, fue el entonces Secretario de Seguridad Pública, Pedro Enock García Palazuelos.
Hombre que fue propuesto por el oriundo de Huixtla, Jesús González Armendáriz, el “asesor estrella” de ese pésimo periodo del Gobierno Municipal y quien lamentablemente falleció.
En marzo, después de un fuerte jaloneo interno entre los regidores que buscaban la sucesión, el Congreso Local de Chiapas designó como alcaldesa sustituta a quien fungía como síndico, Rosy Irene Urbina Castañeda.
Y la primera equivocación que hizo, es aceptarle la renuncia a Pedro Enock como responsable de esa corrupta y abusiva corporación, en lugar de cesarlo y abrirle un proceso en su contra.
¿Por qué hizo esto? ¿No que iba a combatir la corrupción? ¿Le ganó las prisas por ocupar “la silla china” o fue parte del pacto con los anteriores?
Al haberle aceptado la renuncia, la alcaldesa sustituta daba de alguna manera un respaldo de que, en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, no se cometió ningún atropello, menos en aquel “lunes negro”.
Dejó en libertad al que podría ser “el brazo ejecutor” de la golpiza que le propinaron a los campesinos y a los periodistas.
Y parece que se repite la historia de omisiones, malas decisiones y arbitrariedades en esta administración municipal de Tapachula.
Como ya lo publiqué en este espacio: el mes pasado, Doña Rosy asistió a una reunión a Palacio de Gobierno del Estado, en donde trató de tomarse la foto con el mandatario, pero le dijeron “que estaba ocupado” y la mandaron con el Secretario de Gobierno, quien se dejó retratar.
Después, se fue al ASE, en donde aseguran que la alcaldesa no salió con buena cara. Y de allí, estuvo en el Congreso Local, en donde de la misma forma no la atendieron como esperaba.
Algo está sucediendo, como en el mes febrero, cuando se empezaría a abrir un proceso por corrupción contra el entonces alcalde, hoy fallecido.
Ayer, nos enteramos por uno de los periódicos de Tapachula, de que la Fiscalía General de la República atrajo el caso del 27 de enero y en donde se espera que en los próximos días o semanas caigan los responsables.
Entre los cuales, se encuentra Rosy Urbina, porque era síndico del Ayuntamiento y nunca dijo nada.
Y si no me creen que tiene “vela en el entierro”, hay que leer sobre las atribuciones: “el síndico es el encargado de vigilar y defender los intereses municipales, de representar jurídicamente al ayuntamiento, procurar la justicia y legalidad en la administración pública municipal y vigilar el manejo y gestión correcta de la hacienda municipal, en resumen, es el abogado del municipio”.
Por si fuera poco, como alcaldesa, de alguna manera permitió la huida del mandamás de la Policía Municipal.
Ahora, lo del “lunes negro” es un paquete de todos en esta administración interina, porque hasta eso los regidores se quedaron callados desde entonces.
Moraleja: El que calla… ¡Otorga!
Comentarios: ¡Que Dieguito también quiere!
El nefasto ex Diputado Federal por Tonalá del Verde y ex candidato a Senador por el Frente Amplio en el 2018, se anota para aparecer de nuevo en las elecciones del año entrante.
Nada más que se acuerde que engañó con promesas a los pescadores en el distrito que mal representó y la forma como se desempeñó en San Lázaro, que no fue tan productiva que digamos, además de su nulo papel como candidato de hace dos años. Dieguito… ¡Mejor dale otra pensadita!
Por último: ¡Hay señalados!
La novela de Emilio Lozoya y PEMEX, parece que empieza a subir de tono. Me aseguran que el ex funcionario de Peña Nieto, siempre si cantó.
Que ha señalado a por lo menos 18 políticos del país que habrían recibido sobornos de Odebrecht para aprobar “la reforma energética”. ¡Veremos, dijo un ciego!
hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerda que me puedes leer en 23 medios, en Chiapas, Oaxaca y Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.