COLUMNA SUR

0
2885

HÉCTOR NARVÁEZ

CUANDO EL VERDE ERA GRANDE EN CHIAPAS
Ayer, todos querían ser candidatos de este “mini-partido” a nivel nacional. Hoy, muy pocos se apuntan y están terminando de abandonar el barco, de cara a las elecciones intermedias.
No es para menos, pues nadie se quiere ver desgastado ante la mala imagen que arrastra. Y mejor buscan otras opciones ganadoras, como Morena, PT o lo que sería el Frente Amplio.
Cuando el Verde era grande en Chiapas, los políticos protagonizaban una pelea encarnizada por las candidaturas. Ahora, se tendrán que conformar a ver que alcanzan para el 2021.

LES LLEGÓ EL DÍA
Carlos Puentes, el vocero nacional del PVEM, no tenía su mejor cara. Sin embargo, debía de dar el anuncio: “En el Verde hemos decidido ir solos, sin coaliciones, sin frente o cualquier otro tipo de alianza en las elecciones de ayuntamientos y alcaldías del país”.
También hay que reconocerlo que este partido, tiene presencia en otros estados y con posibilidades de ganar terreno en estados como Oaxaca y Edomex, gobernados por el PRI. Pero, en Chiapas –como ya lo he escrito en este espacio–, ha perdido fuerza.
Aunque se diga que en las elecciones del 2018 obtuvo la mayoría de las alcaldías, la realidad es que todo se debió a dos factores: la intervención del entonces Gobernador y hoy Senador plurinominal, Manuel Velasco Coello, que le inyectó recursos públicos a las campañas para comprar conciencias. Y el voto cruzado que ordenó él mismo con Morena, para hacer que triunfaran sus candidatos a modo en los diferentes partidos, incluidos en los locales como Chiapas Unido y Mover a Chiapas.
Y como ya no están en el poder este grupúsculo, es lógico que, en la dirigencia nacional –en donde se encuentran analizando desde un Jorge Emilio González Torres, pasando por un Arturo Escobar y Vega y terminando con un Carlos Puentes–, tomaran una decisión de este tipo.
Sobre todo, porque están conscientes que hasta ellos fueron aislados cuando Velasco tenía el estado.
Que como mandatario por un lado alimentó a Chiapas Unido y Mover a Chiapas, en donde mandó a operar a Miguel Ángel Córdova Ochoa y a Enoc Hernández Cruz, y por el otro apoyó a Morena, a pesar que en el 2018 iban en alianza con el PRI.
Les llegó su día. Y todavía lo que les falta.

INEVITABLE Y NECESARIO
Leonardo Guirao, entonces Diputado Federal por la alianza Verde y PRI, quien soñó con ser candidato a la gubernatura, entonces Presidente de “la Fundación Guirao” y quien en las últimas elecciones ha puesto a los alcaldes de Chilón, tenía una comida con parte de su estructura, días previos a las votaciones de hace 2 años.
En esa reunión, aceptaba que se venía el triunfo de Morena. Y dejaba en libertad a su grupo para ir a donde quisieran.
Hace días, su hermana, Flor de María Guirao, Diputada Local por el PRI, renunció a esa bancada. Y aunque mediáticamente han manejado que se trata de un golpe al tricolor, es más bien un gancho interno al PVEM.
Insisto: Guirao, el que fue alcalde de Chilón, “compadre” del entonces Gobernador de Chiapas y quien de alguna manera tomaba el teléfono para regañar a los Secretarios Estatales, ahora junto con su hermana, buscan nuevos horizontes.
Aparte de que, con este movimiento, los hermanos mandan la señal de que quieren seguir gobernando en ese municipio indígena –en donde es muy probable que Flor de María vaya de candidata a la alcaldía–, saben que no son las mismas condiciones del 2018 ni del 2015, cuando el Verde mal gobernó este último estado del Sureste de México.
No por nada el líder nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, adelantaba desde Chiapas que no irían en alianza con este “chiqui-partido”. Y a un mes de esa declaración –que para muchos fue desatinada y consideraron que tenía “la brújula perdida”– ayer se hizo el anuncio oficial.
Tampoco fue casualidad o que se “sacaran de la manga” la reunión entre Diputados Federales, Diputados Locales, el dirigente estatal y el Delegado Federal de los Programas Sociales en el estado con el Gobernador en Palacio.
La ruta, por lo menos en esta entidad, ya está trazada. Una entidad que en su momento era bastión del Verde, o era bastión del “Guero” Velasco y compañía, cuyos personajes en el 2018 prometieron dejar a este partido “solo el cascarón” y lo lograron.
Era inevitable y necesario que se fueran solos. Así conoceremos que tan fuerte es este grupo político que tanto ha presumido de serlo.
Cuando el Verde era grande en Chiapas. Ahora, llegará tal como es, muy chiquito, para las elecciones del 2021.
Moraleja: Todo lo que sube… ¡Tiene que bajar!
Comentarios: ¿Le harán algo a Yassir?
La verdad es que se duda que pueda ser detenido el ex alcalde de Tuxtla Gutiérrez. Sobre todo, por todas las relaciones políticas que ha construido, como con los gobernadores de Morelos, Cuauhtémoc Blanco y con el de Puebla, Miguel Barbosa.
No por nada lo mandaron a hacer operaciones con esos políticos y sobre todo en Morena.
Por último: ¡Ya apareció el primer vídeo!
Según fue el hermano de Emilio Lozoya quien publicó ayer desde Youtube el primer episodio de esta telenovela, en donde se ve que manejan un gran paquete de billetes en el Senado y con panistas que estuvieron en su momento a favor de “la reforma energética”.
Aunque el Gobierno Federal, a través del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, haya declarado que estas imágenes no se aportaron como pruebas, pero ya apareció el primer video de muchos más, que vendría a ayudar a Morena para llegar mejor posicionado a las elecciones del año entrante
hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerda que me puedes leer en 23 medios, en Chiapas, Oaxaca y Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.