COLUMNA SUR

0
162

HÉCTOR NARVÁEZ

LA CLOACA DEL CAFÉ EN CHIAPAS
La Auditoría Superior de la Federación inició proceso contra varios funcionarios federales y líderes de diferentes organizaciones campesinas, por no cumplir con un programa para este sector.
Se trataría de un fraude de varios millones de pesos y que no aterrizaron a los beneficiarios en este estado, el más pobre del país.
Algo de lo que tenía razón el Presidente AMLO, de que los dirigentes se quedaban con los recursos que debían de recibir los campesinos. Y parece ser que desde Chiapas se destapó la cloaca del café.

EL NEGOCIO POLÍTICO
Conforme a la copia del oficio que me llegó este fin de semana, la Dirección General de Responsabilidades de la ASF, ordenó el procedimiento DGR/B/06/2020/R/15/094 ante las irregularidades que cometieron los entonces Directores Generales de Productividad y Desarrollo Tecnológica de la que fue la SAGARPA, Belisario Domínguez Méndez y Héctor Samuel Lugo Chávez, al omitir la vigilancia, supervisión y darle seguimiento a la operación del programa “Fomento a la Agricultura, Componente PROCAFÉ e Impulso Productivo al Café”.
Y al ex Delegado de SAGARPA en Chiapas, Carlos Alberto Pedrero Rodríguez, quien solicitó personalmente a la Dirección General de Productividad y Desarrollo Tecnológico de la Subsecretaría de Agricultura en la Ciudad de México, se liberaran 6 millones 805 mil pesos a favor de Anneth García Mérida, quien recibió un millón y medio de pesos, a la Unión Regional Campesina y Popular de Chiapas, por 2 millones 850 mil pesos, y a la Central de Acopio de Productores del Soconusco a la que le pagaron 2 millones 455 mil pesos.
Entre todos, debieron de entregar plantas de café arábiga a más de 2 mil 722 productores, pero no presentaron la documentación probatoria.
Anneth García Mérida, aparece en el padrón de proveedores del Gobierno Federal pasado como representante legal de Bioverde Agroindustrial, mientras que la Unión Regional Campesina y Popular de Chiapas la encabezó Oralia Méndez Flores y la Central de Acopio de Productores del Soconusco pertenece a Seledonio González Pérez, hermano de René González Pérez, el líder de la Central Campesina Cardenista y quien es padre de la alcaldesa de Tuxtla Chico, Deysi Lizbeth González Aguilar.
Un negocio que han tenido desde los tiempos de “la mafia del poder”, a costa de los campesinos de Chiapas. Y muy redituable para los que son hoy los políticos de Morena.

LA CALIDAD DEL COBRE
La representante de Bioverde Agroindustrial recibió recursos en el 2015 para entregar plantas a 600 productores y después de cinco años, descubrieron que no aparecía en el catálogo de proveedores y omitió el acta de entrega-recepción del cumplimiento de las metas del programa.
Oralia Méndez, aparte de que también no presentó el acta de entrega-recepción, le levantaron un acta administrativa el 30 de septiembre del 2016 por parte del personal de la ASF que constató la entrega de 666 facturas y dejando un pendiente de 474 facturas en la Delegación de la SAGARPA en Chiapas.
Y el que se lleva la peor parte es Seledonio González Pérez, porque no cumplió ni en lo más mínimo con este programa y es por eso que el organismo dependiente de la Cámara de Diputados Federales lo trae en la mira.
Los ex funcionarios federales como estos líderes campesinos, ya debieron de comparecer el 3 y 4 de agosto, pero me aseguran que su asunto es sumamente delicado y es muy probable que muy pocos la libren, como es el caso de Carlos Pedrero, el responsable del fraude con las plantitas de café.
A pesar de la gravedad del asunto, me cuentan que René González trata de salvar el pellejo de su hermano y también él suyo, al estar metido hasta el cuello.
Se habla de que no solo Seledonio estuvo involucrado en este fraude, sino también la actual alcaldesa de Tuxtla Chico, quien habría manejado parte de esos recursos y que le pudieron servir para sus gastos de campaña.
René, quien estuvo en el PRD y se ufana desde entonces ser “de izquierda”, pero al final cobró con la derecha con el Gobierno mafioso del PRI y de Enrique Peña Nieto.
Ahora, anda buscando el cobijo de Morena, para que no le hagan nada a su hermano ni a nadie de su familia, quienes fueron participes desde la Central Campesina Cardenista hasta la Central de Acopio de Productores del Soconusco.
Nada más, que como están las cosas en el país –en medio de una lucha contra la corrupción del Gobierno de AMLO y las denuncias de que también hay casos similares en la administración federal–, tiene pocas posibilidades de que le hagan caso y le den la protección que necesita.
Sobre todo, cuando los productores de café en Chiapas conocen bien a René González y saben que se sirvió “con la cuchara grande” con los recursos económicos de la SAGARPA.
Tanto, que por eso andaba una que otra camioneta de lujo, y desde las cuales hacía como defendía a los campesinos. Aunque al final mostró la calidad del cobre conque está hecho.
Ahora, como sucede con otros temas importantes en México, se destapó la cloaca del café en Chiapas, que no tardará también en salpicar a más ex funcionarios, dirigentes sociales y políticos, que han utilizado a los más necesitados para sus intereses y que quieren seguir haciéndolo para el 2021.
Moraleja: No hay mal que dure tanto… ¡Ni pueblo que lo aguante!
Comentarios: ¿Iguales o peores?
Con los vídeos que presentó Carlos Loret de Mola el jueves pasado, hacen que la mayoría de los mexicanos vean que tanto Morena como los demás partidos “están cortados con la misma tijera”.
¿Son iguales? Desde las ligas de René Bejarano, pasando por las maletas en el Senado y terminando con las bolsitas de papel. ¿O resultaron peores?
Algo tienen que hacer “los actuales hombres en el poder” para recuperar un poco la confianza que vienen perdiendo desde finales del año pasado.
Por último: ¿Dónde anda Doña Rosy?
El ambiente en el Ayuntamiento de Tapachula para nada ha cambiado. Se siente muy hostil en “la caja de cristal”.
Se cuenta de que la alcaldesa sustituta sigue preocupada por el fallo de la impugnación ante su nombramiento, tanto que ya viajó a la Ciudad de México, para que la ayuden. Nada más que con eso, se estaría “brincando las trancas”, como lo hizo en su momento Gurría y su esposa.
Pero, ¿dónde anda Doña Rosy? ¿Con quién sea andará paseando? ¿Y qué futuro le espera para los próximos días?
hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerda que me puedes leer en 23 medios, en Chiapas, Oaxaca y Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.