COLUMNA SUR

0
638

POR HÉCTOR NARVÁEZ

ECHADO EN UNA HAMACA


Si alguien dice que Juan Oscar Trinidad Palacios es un político que no hay que confiarle, tiene toda la razón.
Y prueba de eso fue lo que hizo como líder del PRI de Chiapas cuando era Gobernador Julio César Ruiz Ferro.


Literal: lo encontraron echado en una hamaca. No por nada al actual Presidente del Tribunal de Justicia en el estado se le conoce así, como “el Señor de las Hamacas”.

ESCONDIÉNDOSE


Corrían los mejores tiempos del tricolor en esta entidad. Tanto en lo político como en lo económico.

Había abundancia y dinero de sobra, como para enriquecerse y sin preocuparse de los cuestionamientos del pueblo.


En aquellos ayeres, en el PRI de Chiapas se manejaban varios millones –y cuando tenía mayor valor el peso–, tanto de prerrogativas como de otras fuentes de ingreso. Una razón para que muchos pelearan ese espacio.
Y entre los privilegiados de esa bonanza se encontraba Juan Oscar Trinidad Palacios, como el dirigente del entonces partido oficial.
Sin embargo, venían los tiempos de renovación y tenía que dejar el Comité Estatal, lo cual se rehusaba en hacer.
Originario de Tonalá, se fue a refugiar a su hotel en ese municipio de la Costa, con la intención de que no lo localizaran.
Pero, el entonces Gobernador Ruiz Ferro, le encargó al periodista Pepe Figueroa –quien fungió en esas fechas como Director de Comunicación Social del PRI en Chiapas– encontrarlo y darle el recado de que quería hablar con él.
El que era en ese momento uno de los más influyentes columnistas de la entidad, se trasladó a aquel municipio. Y como era muy metido, los empleados del hotel de Trinidad ya lo conocían.

  • “¿Dónde está aquel?”, le preguntó al que atendía en recepción.
  • “Allá”, le respondió, al tiempo que le señalaba la zona de las hamacas.

Pero, antes de entrar, Figueroa le habló por celular, cuando apenas esos teléfonos empezaban a salir y que eran del tamaño de un ladrillo.

  • “Oye, te anda buscando el Gobernador, quiere hablar contigo”, le dijo el periodista.
  • “Qué dices… No te escucho bien… Creo que es la señal”, contestaba Juan Oscar, que a la vez le soplaba al teléfono, como para aparentar que había interferencia. Y rápido colgó la llamada.

Nada más que no contaba que Pepe ya estaba en su hotel y había visto todo, quien se le mostró enfrente minutos después y no supo que decirle.
Sobre todo, que se andaba escondiendo, para que el Gobernador y su gente no lo encontraran y no le quitaran el partido, que al final fue lo que sucedió.

MUY CUESTIONADO


Aparte de que no se le puede confiar a Juan Oscar Trinidad, tiene uno de los defectos más grandes como político de la vieja guardia: apenas sube a un cargo y agarra rencor a quienes considera sus enemigos.


Por si fuera poco, no ha entregado buenos resultados en todos los puestos que ha ocupado, hasta la fecha como Presidente del Tribunal de Justicia en Chiapas.


Desde Delegado estatal de la que fue la Sedue, Oficial Mayor en el Gobierno Estatal, asesor jurídico de la alcaldía de San Cristóbal de las Casas, Jefe del Area de Concertación Social y Política de la Secretaría para la Atención de los Pueblos Indígenas, pasando por ser Diputado Local y Diputado Federal por el PRI y hasta ser Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.


Por cierto, estuvo al frente de DH en el mandato del Gobernador Manuel Velasco Coello y cuando fue casi nula la defensoría para las víctimas.
Lo mismo que sucede ahora que se encuentra en el Poder Judicial. Un ejemplo de eso es el caso del “Doctor Yuca”, el cual se corrompió desde una de sus salas y vino a afectar al Gobierno Estatal de Morena.
Y desde tiempo atrás se habla de actos de corrupción, para torcer la ley y favorecer a quienes demandan.


El año pasado, que estuvo a punto de ser removido por parte del Congreso Local, se dice que jugó a dos bandos: con Morena y con el Verde Ecologista. Y al final, logró que lo siguieran sosteniendo.


Sin embargo, como antes hasta hoy en día, Juan Oscar Trinidad Palacios sigue siendo muy cuestionado.


Y es un político que está más preocupado por su hotel en Tonalá, en el cual permanece una gran parte de su tiempo, echado en una hamaca, cuando ha tenido que cumplir con sus encargos.


Moraleja: Crea fama… ¡Y échate a dormir!

Comentarios: ¡Que maletas!


Luego que dimos a conocer ayer en la fanpage de El Periodista MX de que los Diputados Federales chiapanecos de Morena votaron para que el PRI se quedara con la presidencia de la mesa directiva en San Lázaro, muchos de estos tratando de desmentir con sus emisores la publicación.


Tan fácil que es. Que muestren su voto, con su nombre completo, de ese día que participaron en el pleno. ¡En verdad que salieron maletas!
Por último: ¡Lo que bien empieza!


Marcelo Toledo, entrega buenas cuentas como líder del Congreso en Chiapas. Durante su periodo, se aprobó la desaparición de las escoltas para ex funcionarios, se hicieron reformas de transparencia y de combate a la corrupción en este poder legislativo, como también sobre la igualdad y paridad de género en el estado, y sin dejar a un lado las nuevas leyes en materia electoral.


Algo que no se miraba en legislaturas pasadas, en las cuales todo era un show y más pleitos de grupos que debate sobre los temas importantes en la entidad. No cabe duda, que lo que bien empieza… ¡Bien termina!
¡Nos leemos el lunes!


hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.