COLUMNA SUR

0
2289

HÉCTOR NARVÁEZ

¿CUÁL ESPERANZA?
Que viva México. Y que viva su Independencia. Porque “el pueblo santo y sabio” siempre ha salido adelante.
Lo ha demostrado en desastres naturales, en crisis económicas y ahora con la pandemia. Y evidencia que no hay capacidad de ningún Gobierno Federal, del partido que sea.
¿Cuál esperanza? ¿La de los mexicanos o de los actuales hombres en el poder?

LAS VIVAS NO TAN VIVAS
El Presidente Andrés Manuel López Obrador sigue en su palacio “de ensueño” que se construyó. Y en donde, como la noche del 15 de septiembre, solo lo acompaña su servidumbre.
Y en ese paraíso, para él son unos cuantos los héroes que nos dieron patria y muchos los ideales de su movimiento.
Viva el heroico pueblo de México, al que se le ha dejado con sus problemas como la inseguridad y recientemente con la contingencia sanitaria.
Que vivan las comunidades indígenas, a las que no se les ha ayudado ni en los más mínimo para que salgan adelante, ni siquiera con los tan cacaraqueados programas sociales.
Que viva la grandeza cultural, la cual no recibe el presupuesto necesario en esta administración, para seguir con su proyección en el escenario internacional.
Que viva la libertad, aunque se ataque a los medios de comunicación y a los periodistas críticos de este Gobierno. Que viva la justicia, pero no se castiga los actos de corrupción de los actuales funcionarios.
Que viva la democracia, sin embargo, en el hoy partido en el poder no se ponen de acuerdo los diferentes grupos políticos. Que viva la igualdad, cuando mujeres y niños siguen trabajando más, ganando menos y no tienen mayores oportunidades.
Que viva nuestra soberanía. Una soberanía que continúa condicionada por nuestro vecino del Norte. Que viva nuestra fraternidad universal, que ha demostrado que sí somos muy solidarios en el extranjero, tanto que seguimos siendo “candil de la calle y oscuridad de nuestra casa”.
Que viva el amor al prójimo, que tampoco este Gobierno Federal ha dado los mejores ejemplos.
Y que viva la esperanza en el porvenir. Un porvenir que, para millones de mexicanos, se encuentra ensombrecido, por las malas decisiones de los gobernantes.
Son las vivas no tan vivas. Son unas vivas, de alguien que sigue viendo a un México muy ajeno a la realidad.

LAS MALAS SEÑALES
Aparte del deslucido Grito de Independencia, la pandemia vino a desnudar lo mal que anda esta administración.
Cuando López Obrador esperaba que todos le siguieran el juego con su rifa del avión presidencial, apenas logró que se vendieran los cachitos.
No es para menos, pues le metió presión a los Diputados Federales, Senadores, Secretarios Federales y de todos sus empleados, Gobernadores, Diputados Locales y hasta alcaldes, para que compraran masivamente.
Apegados a la realidad, se habrían vendido algo así como un millón de números de manera voluntaria.
Sobre la dichosa convocatoria para recolectar firmas y así pedir que sean enjuiciados los ex Presidentes de México, tampoco alcanzaron la meta. Y a pesar de todas las irregularidades, artimañas y engaños, si obtuvieron el aval de alrededor de un millón de ciudadanos, que no es suficiente.
Así, podría decir que, con estos dos eventos, AMLO cuenta actualmente con un respaldo de 2 millones de personas. A comparación de los más de 30 millones de votos que obtuvo en el 2018.
Los chairos y defensores del Presidente van a decir que no es así, que se encuentra en su mejor momento, que no ha caído la popularidad y muchas excusas absurdas e insostenibles. Pero es una verdad que no se puede ocultar: el Presidente ha perdido respaldo social.
Y con esto, por lo menos 15 millones de mexicanos que fueron a las urnas hace dos años, ya no están tan contentos con él o de plano dejaron de apoyarlo.
Estos son malas señales. Y no solo demuestra el fracaso de un movimiento político que había prometido hacer la diferencia en el poder, sino también que el país se encuentra en su peor momento.
¿Cuál esperanza? ¿La que tienen aquellos que se levantan todas las mañanas para seguir luchando y sacar adelante a su familia? ¿O de los que están actualmente gozando de las mieles de “la 4T” y que no tienen de que preocuparse del mañana?
Moraleja: Dime de que presume… ¡Y te diré de que careces!
Comentarios: ¡El que sigue!
Si a Willy Ochoa lo calmaron con que van contra el outsourcing, ordenado desde Palacio Nacional y que podría ser investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera, ¿qué le espera a Vicky Rincón y Paco Rojas, quienes hicieron la tercia con el ex diputado local, para alborotar la gallera rumbo a la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez?
No cabe duda que estas finísimas personas en la capital de Chiapas, sí tienen cola que les pisen. ¡El que sigue!
Por último: ¿Alguien lo ha visto?
¿Qué saben del Senador por Chiapas, Noé Castañón Ramírez?
Después de su fugaz salida del PRI para pasarse a Movimiento Ciudadano, no ha dado ni siquiera una declaración a favor de su natal estado. ¿O alguien lo ha visto? ¿Se habrá olvidado de su tierra?
hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerde que me puedes leer en el periódico El Observador Ciudadano de Chiapas. Y en 22 medios más en Oaxaca y Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.