COLUMNA SUR

0
1138

HÉCTOR NARVÁEZ

UN PAÍS ES OTRA COSA

Gobernar una ciudad, como la capital de México, es una gran responsabilidad. Y también una oportunidad única para proyectarse en el escenario nacional.
Sin embargo, el entonces Jefe de Gobierno del DF, Andrés Manuel López Obrador, dejó mucho a desear.
Y estar al frente de una ciudad tan importante es muy diferente a administrar a todo un país. Eso es otra cosa.

EL MISMO DE SIEMPRE
Los astros de la política mexicana se alinearon para que el tabasqueño quedara gobernando en la capital del país en el 2000.
Lo que nunca pensaron, es que AMLO emprendería a partir de ese momento su movimiento para llegar a la Presidencia.
Levantando la bandera de la lucha social, aplicó el primer programa en su tipo en una administración pública de apoyo económico para las personas de la tercera edad.
Y lo que se cuenta es que, durante su periodo aquel Jefe de Gobierno también encabezó una feroz pelea contra los que consideró sus adversarios políticos.
Sobre todo, con los empresarios que querían invertir en la capital, pero que no podían aterrizar sus proyectos, ante “las piedras en el camino” que les ponía el gobernante en turno.
También en aquel entonces, se reflejó su doble discurso que hoy maneja, de afirmar que de que todo está bien, que se están atendiendo los problemas y después de que es exhibido de que sus dichos no son verdad, ataca a la prensa y a sus supuestos enemigos.
Se cuenta que, por esos años, había una grave escasez de agua en el hoy municipio de Iztapalapa. Los reporteros entrevistaron al Jefe de Gobierno, quien garantizó que al día siguiente se dotaría del vital líquido.
Pasó el plazo que había dado y los medios evidenciaron con imágenes y entrevistas a los habitantes de ese lugar, de que no les resolvieron su problema. En una de sus mañaneras del pasado, López Obrador se fue encima de los periodistas y señaló que todo era orquestado por sus adversarios.
Y a diferencia de 20 años, aquel político y ahora mandatario nacional, nada ha cambiado. Sigue siendo el mismo de siempre.

MALA IMAGEN AL EXTERIOR
El tabasqueño contó con el tiempo suficiente para prepararse rumbo a la Presidencia de México.
De hecho, armó un equipo desde que se declaró ganador en el 2006 y que lo siguió hasta el 2018.
Desde entonces, se sabe que han elaborado infinidad de proyectos enfocados a resolver los principales asuntos del país, pero la mayoría no los han aprobado en el actual Gobierno.
Los que han pasado por la autorización del hoy Presidente, no se están ejecutando como inicialmente se plantearon y han sufrido muchas modificaciones.
Quizá por eso hemos visto cambios como con el aeropuerto, las refinerías y en las obras insignias, que los expertos han dicho hasta el cansancio que no son viables.
Y ese viejo estilo de gobernar, ahora se refleja desde Palacio Nacional, con mantener el ataque sistemático contra los empresarios, contra la prensa y contra los adversarios políticos.
Nada más que ahora no se trata de la Ciudad de México, sino de toda una Nación, la cual está siendo ya vista desde el extranjero.
Las malas decisiones y actuaciones de esta administración federal, no solo han encendido los focos en Estados Unidos, sino también de otros países que tienen intereses políticos y económicos.
No es para menos, pues los problemas como la inseguridad, la falta de circulante, la desatención a las demandas primordiales como de salud, obras de infraestructura y del campo, refleja que México está siendo descuidado por las actuales autoridades.
Mientras el Presidente AMLO habla ante la ONU de la no rifa del avión presidencial, las protestas contra su Gobierno van en aumento.
Y todo esto, no es una muy buena imagen en el extranjero. Por el contrario, refleja que sigue pensando como gobernante de la ciudad capital y no como mandatario nacional.
Porque un país es otra cosa. Y sobre todo México, a quien se le prometió un cambio desde el Gobierno y hasta la fecha no ha llegado.
Moraleja: No es lo mismo ver los toros desde la barrera… ¡Que torearlos!
Comentarios: ¡La realidad!
Los líderes del Frente Amplio Opositor, aseguran que en cada municipio de Chiapas van a construir una alianza opositora
Muy buen optimismo de su parte, pero recuerden que tienen pocos cuadros para dar la competencia en las próximas elecciones. ¡Esa es la realidad!
Por último: ¡No tiene paga!
El aspirante a la alcaldía por Villa Comaltitlán, Gerardo Pérez Gómez, reunió a quienes contemplaría como regidores y a los cuales les dijo: “Aquí todos vamos a aportar para la campaña”.
Uno de ellos le comentó: “Bueno, Doctor, ¿y usted qué va a aportar? ¿No tiene paga?”, lo que lo hizo titubear y al final no supo responder.
El también ex candidato de la contienda pasada, se quedó sin los padrinos económicos que necesita para sufragar sus gastos. Y a ver si no hace lo mismo que hace dos años, de que vendió los puestos, hasta a 10 personas para el mismo espacio. Pero, de que no tiene paga… ¡No tiene paga!
hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerda que me puedes leer en 23 medios, en Chiapas, Oaxaca y Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.