COLUMNA SUR

0
1611

HÉCTOR NARVÁEZ

OTRO ENGAÑO MÁS

Todos se van con la finta de que se aprobó la consulta para enjuiciar a los ex Presidentes de México, pero la realidad es otra.
Y ahí, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no fallaron. Aunque esto evidencia que se trata de una estrategia para las elecciones intermedias.
Otro engaño más, con el fin de entretener a los seguidores y hacerle creer a las masas que estamos a las puertas de que se haga justicia.

SE LES VOLVERÁ A CAER
Es el método por predilección que ha utilizado el actual mandatario nacional: la consulta popular.
Y con el argumento de que se debe de someter a los mexicanos las decisiones que debe de tomar el Gobierno, aunque en la realidad se sale con la suya en los demás asuntos del país.
Lo hizo con el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y con el Tren Maya, obras importantes de esta administración. En la primera, para que se cancelara su construcción en Texcoco y el último para someter a su aprobación si se realizaba.
En ambas, hubo cuestionamientos de que se dieron irregularidades, como la duplicidad de votos, que una sola persona podía participar en las mesas receptoras las veces que quisiera y que al final los resultados no eran tan claros y objetivos.
De hecho, López Obrador ordenó una primera consulta sobre el enjuiciamiento de los ex Presidentes, pero esta no alcanzó las firmas necesarias.
No era para menos, pues los ciudadanos no iban a atender su llamado, cuando estaban en medio de una pandemia, buscando los medios para que sus familiares que se enfermaron recibieran atención médica y otro tanto tocando puertas para encontrar trabajo o ingresos que perdieron ante esta crisis sanitaria.
Así que el inquilino de Palacio Nacional retomó lo de la consulta y metió en una dinámica a la Suprema Corte, quien recibió la solicitud del Senado, en donde es mayoría su partido.
Pero, los ministros ya adelantaban que no estaban de acuerdo. Y antes de que quedaran otra vez en evidencia, decidieron hacer una jugada.
Sin embargo, el teatro de nuevo se les puede caer. Y en esta ocasión podría ser peor, porque estamos a la vuelta de la esquina del proceso electoral.

UNA ILUSIÓN
Ante ese posible escenario, de que la Corte le diera “palo” a la consulta, AMLO ya pensaba en la ruta de reformar la constitución, que para mi juicio no era nada descabellado y hasta probablemente ese era el camino más adecuado.
Sin embargo, ayer vimos que de un momento a otro los ministros cambiaron de decisión y aprobaron la propuesta.
Nada más, que ellos votaron por la modificación que se hizo desde la Presidencia del Senado, obviamente por instrucciones de Palacio Nacional.
La pregunta inicial para la consulta era: ¿Estás de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen, y en su caso sancionen, la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, durante y después de sus respectivas gestiones?”.
De ahí, le hicieron los siguientes ajustes: ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?
¿Notan el cambio? Quitaron las menciones de los ex presidentes y los dejaron como “actores políticos”.
Así, la pregunta que se plantearía en la consulta popular para el enjuiciamiento, quedaría muy al aire.
Además, volvemos a caer en lo mismo, de que la ley es clara de que no se puede procesar a un ex mandatario nacional por el ejercicio de sus funciones.
Entonces, tendremos una consulta, que ahora no será consulta contra los ex Presidentes de México. Eso nos hace recordar la rifa del avión presidencial, pero sin avión.
Y todo se vuelve una ilusión para –insisto– engañar a los seguidores y a los ciudadanos, de que aquel hombre que prometió un cambio en el 2018, está cumpliendo.
Que más nos gustaría que así fuera, que se pudiera castigar a los que estuvieron en el poder, pero las leyes mexicanas en ese sentido son muy claras.
Y que, en lugar de entregarnos resultados, nos recetan otro engaño más. Aunque se olvidan que a este “pueblo sabio”, ya no tan fácil se le puede mentir.
Moraleja: Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo… ¡Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo!
Comentarios: Ahora sí… ¡El PRI quiere!
No es para menos, pues se encuentra en clara desventaja, de cara a las elecciones del 2018 en Chiapas. Pero, no la tiene nada fácil el entonces partido en el poder federal.
Para empezar, el PAN y el PRD van a pelear ir a la cabeza con sus candidatos en una buena parte de las alcaldías y diputaciones locales. Y ante su posible segunda derrota al hilo, tratará de negociar lo más que pueda. Aunque, ahora sí… ¡El PRI quiere! A ver si puede.
Por último: ¡Más movimiento político!
Ayer se publicó el tema de que hay información de que se dé otro alzamiento armado desde Chiapas. Y que, conforme a la información de inteligencia, se podría dar el uno de enero del 2021.
En donde creo que la regaron con esa versión, es que aseguran que tienen conocimiento los Diputados Federales y que han visto que los Gobiernos no han hecho nada al respecto. ¿Diputados de Morena dan esa opinión, cuando se supone deben de coadyuvar? A simple vista, se ve más un movimiento político que un verdadero movimiento insurgente.
¡Nos leemos el lunes!
hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Hoy me puedes leer en la revista mensual SUR21 en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Y en 22 medios más en Oaxaca y en Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.