COLUMNA SUR

0
495

HÉCTOR NARVÁEZ

LAS VUELTAS QUE DA LA VIDA
El alcalde con licencia en Tuzantán, Bany Oved Guzmán Ramos, quien se separó del cargo para buscar la reelección de su cargo en el 2021, no solo ve las verdes, también las maduras.
Como sabe que tiene en su contra al pueblo que mal gobernó, lo cual lo ha metido en dudas de que pueda ganar en las próximas elecciones.
Las vueltas que da la vida. Porque el edil que se creía amo y señor de un municipio tan pequeño de Chiapas, ahora siente que está perdiendo el poco poder que tenía.

COMO HA TRATADO
La semana pasada, estaba todo listo para que varias comunidades de la zona alta, bajaran a la cabecera municipal a manifestarse en el Ayuntamiento.
Pero, de última hora se arrepintieron. O algo inexplicablemente sucedió.
Bany Oved, no se quedó con eso y a los siguientes días llamó a los regidores a platicar con él, aunque no se encuentra fungiendo el cargo, por la licencia que solicitó.
Su lugar que lo ha tomado como centro de reuniones es el restaurante de la carretera de Huixtla a Tapachula de nombre “Gaby”.
Ahí, llegaron todos los miembros del cabildo de Tuzantán, hasta los plurinominales, quienes estuvieron atentos a lo que les decía Guzmán Ramos.
“Lo que les pido es que me ayuden a pasar información cuando sepan si alguna comunidad quiera manifestarse”, les planteó, palabras más, palabras menos.
Y un regidor le reprochó: “Ahora nos pides que te ayudemos, cuando no nos tomaste en cuenta en toda tu administración”.
Por un rato, los ánimos se caldearon, pero los regidores entraron en tranquilidad y dijeron que si lo iban a apoyar. Por lo menos eso dijeron, aunque falta ver si se hace realidad.
Aunque, Bany seguía con las dudas: “Ahora, les pregunto: ¿Cómo me ven? ¿Voy bien, como para ganar, o me regreso a la presidencia?
Los regidores plurinominales le dieron por su lado y le respondieron que si iba bien y que le echara ganas.
Sin embargo, él pidió la opinión de una regidora, quien le resolvió: “Usted debe de saber cómo está en cada comunidad”.
Y así como ha tratado, lo trataron. Políticamente y en veremos. Y sin la seguridad de que siguen siendo el mismo equipo que ganó en las elecciones del 2018, sorprendentemente por Nueva Alianza, a pesar del efecto López Obrador.

SE ENCUENTRA SOLO
Mientras, han corrido las versiones de que el alcalde cuando estaba en funciones, metió a la nómina a una buena parte de jueces rurales y comisariados ejidales y quienes por eso de alguna manera estarían deteniendo la inconformidad.
Sin embargo, poco le ha servido, pues desde que pidió licencia hasta este día, Guzmán Ramos no se para en las comunidades.
A las pocas que ha ido, las visitas las realiza en la noche. Y nada más se queda un ratito y sale corriendo, como si temiera a ser confrontado por los lugareños.
De hecho, se cuenta que recientemente en un poblado de la zona alta de Tuzantán, un grupo de inconformes lo encararon y casi terminó en pleito, por lo cual mejor decidió retirarse.
Y así han dicho una gran parte de líderes políticos y sociales, quienes han lanzado la advertencia: “Nomás lo esperamos a que venga a vernos”.
Mientras, a estos meses previo de las elecciones del 2021, la mayoría de la población se encuentra apoyando a “sus gallos” para la contienda, pero no están con Bany Oved.
Este municipio que es histórico, con una población mayormente rural, no le llama la atención la reelección.
Ahí está el ejemplo pasado con la Doctora Dulce María Gutiérrez García, que varias veces ha buscado repetir en el cargo y al final no obtuvo el respaldo del pueblo.
Ahora, Guzmán Ramos busca seguir en este puesto, cuando tiene a todo el pueblo en su contra, además de que no cuenta con el respaldo de su cabildo. Por si fuera poco, no se le ve un padrinazgo fuerte a nivel cúpula en el estado.
Esta vez, el orgulloso alcalde de Tuzantán, se encuentra solo. Y así se enfrentará a su destino, que es muy desfavorable.
Las vueltas que da la vida. Es como una ruleta: a veces se está arriba y a veces se está abajo. Y eso le pasa hoy a Bany Oved, que parece que va en caída libre.
Moraleja: Quien siembra males… ¡Cosecha tempestades!
Comentarios: ¡Nada duró el gusto!
Emilio Zebadúa, consiguió o le consiguieron, no un amparo sino dos, para que la Fiscalía General de la República no judicialice ninguna carpeta en su contra y con ello no pueda ser detenido por lo de “la Estafa Maestra”.
Pero, lo que ya se comenta es: ¿Cómo es posible que, desde Chiapas, los jueces se estén prestando a estos juegos? ¿Qué intereses hay en este estado o quiénes lo están ayudando? ¡Pero, nada duró el gusto!
Por último: ¡De manteles largos!
El periódico El Sol del Soconusco de Tapachula, y en donde me publican esta columna, llegó hace días a 68 años de existencia.
Es de los pocos rotativos que se mantienen, a pesar de todos los embates y desafíos de los nuevos tiempos, además de ser también muy serio con su línea editorial. Así, que están de manteles largos. ¡Enhorabuena!
hectornarvaez@hotmail.com
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerda que me puedes leer en el periódico Crónicas del Sur en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Y en 22 medios más en Quintana Roo y Oaxaca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.