COLUMNA SUR

0
3296

HÉCTOR NARVÁEZ

EL ENEMIGO EN CASA
A pesar de los resultados adversos en Hidalgo y Coahuila, Morena como que no quiere recomponer las cosas.
Así como en el Norte, sucede en Chiapas –en el Sureste de México–, en donde la inconformidad cada vez aumenta.
En otras palabras, el enemigo no está afuera, lo tienen en su propia casa. Y el cual les puede causar muchos problemas para el 2021.

EN TODO MÉXICO
Desde el año pasado hasta la fecha ha sido la constante en este estado, el más pobre del país: las denuncias sobre los programas sociales del Gobierno Federal.
Pero, nada ha hecho la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador para atender los reclamos.
Sucedió en el Norte, en donde varios campesinos se manifestaron en el 2019 por la falta de insumos y fertilizantes. Fue una protesta que inició en Chihuahua y llegó hasta la Ciudad de México, en donde el inquilino siguió insistiendo en los apoyos que entrega desde que inició su mandato y solo esa respuesta les dio.
Ahí están los resultados en Coahuila, en donde todas las diputaciones locales les ganó el PRI, el que se supone es el acérrimo enemigo de Morena y por el cual los mexicanos ya no debieron de votar, pero le dieron de nuevo la confianza por lo menos en esta entidad como en Hidalgo.
Desde principios de este año se sabía del rechazo en el Norte hacia el hoy partido en el poder y con AMLO, pero los actuales hombres en el poder no querían aceptarlo, hasta que vieron la realidad en las urnas el pasado domingo.
Allá, los mexicanos tienen otro nivel de vida y no tan fácil se dejan engañar por los políticos.
Es más, recientemente me comentaron que los productores de esta región de México, estaban pidiendo como apoyo gubernamental por lo menos 20 mil pesos al mes, lo cual el Gobierno Federal no entrega ni la mitad de eso.
Aunque, los supuestos beneficiarios de los programas en otras partes del país, no están tan conformes. En sí, este es un problema en todo el territorio nacional. Y un ejemplo de eso es Chiapas.

¿CUÁNTO MÁS?
Las quejas en el último estado del país iniciaron desde el 2019 y siguen hasta la fecha. Y los señalamientos han recaído en una sola persona: el Delegado Federal de los Programas Sociales, José Antonio Aguilar Castillejos.
Desde haber caído en conflictos de intereses en la Delegación Regional de Bienestar Social en Huehuetán, en donde se descubrió un mal manejo en las tarjetas para los beneficiarios y hasta la duplicidad de funcionarios y creación de cargos, entre otros privilegios, muy ajenos a la austeridad republicana.
Continuaron las protestas en Tuxtla Gutiérrez, en donde los empresarios y hasta estudiantes que salieron a las calles denunciaban irregularidades en “Jóvenes Construyendo el Futuro”, que al final extrañamente no procedieron a investigar.
Posteriormente, las denuncias de un fraude con “Sembrando Vida” en el municipio de Villa Comaltitlán y en la Sierra, en donde no existían las parcelas y pedían descaradamente moches a los beneficiarios y tampoco se sabe si verificaron el caso y sancionaron a los responsables.
A inicios de este año, los problemas siguieron con la renuncia del Coordinador Estatal de “Jóvenes Construyendo el Futuro”, Edwin Herrera, quien se iba al haber sido descubierto en malos manejos. Aunque, desde entonces, se habla de que se llevó mucha información, que puede perjudicar a demás involucrados sobre el tema.
Y recientemente, han salido nuevas denuncias, en “Sembrando Vida”, en donde varios aspirantes a alcaldes participan en los actos, lo cual no está permitido por la ley electoral, pero tampoco ha sido castigado por las autoridades superiores.
Pareciera que a nivel nacional como que “se hacen de la vista gorda” con el Delegado Federal que tienen en Chiapas.
Porque dirán cualquier pretexto, pero en esta entidad, el responsable de los programas sociales se llama José Antonio Aguilar Castillejos. Si sus subordinados cometen tantas barbaridades, es porque se los está permitiendo o los está solapando. Y a eso también se le llama “corrupción”
La pregunta es:¿cuánto más le van a soportar?
En Chiapas, como sucedió en Hidalgo y Coahuila, Morena no necesita de buscar a sus adversarios en la oposición. El enemigo lo tiene en casa.
Un enemigo que les ha causado tantos dolores de cabeza, y que les seguirá dando, lo cual puede ser capitalizado por el PRI u otro partido que se ponga abusado en la contienda del 2021.
Moraleja: ¡Cría cuervos y te sacarán los ojos! Es lo que está pasando en Morena
Comentarios: ¡Aún tienen poder!
Hidalgo y Coahuila, son el ejemplo claro de que los gobernadores definen las elecciones. No por nada a algunos los llaman “los caciques” de sus estados.
Así, los mandatarios del PRI pueden inclinar la balanza para las elecciones intermedias, en donde si quieren ayudar a AMLO, Morena obtendría la mayoría en San Lázaro. Pero, parece que ya no hay acuerdos y es muy probable que las diputaciones federales sean para el tricolor. ¡Aún tienen poder!
Por último: ¡Los trolls no votan!
En la elección de domingo también quedó demostrado que ya no ayudan mucho los perfiles falsos de Facebook. En esas entidades en donde hubo votaciones, previamente se dio una campaña orquestada por Morena para linchar a sus adversarios, pero de nada le sirvió.
Y para el 2021, de nuevo van a salir las cuentas masivas en esta red social que solo se dedicarán a atacar, pero que no van a influir en el electorado. Además, que… ¡Los trolls no votan!
Cel. 9642823259
Facebook: hector.narvaez.96
Recuerda que me puedes leer en el periódico El Observador Ciudadano de Chiapas. Y en 22 medios más en Oaxaca y Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.