COLUMNA SUR

0
40

HÉCTOR NARVÁEZ

EL PRESUPUESTO DEL DESPILFARRO
A pesar de que Chiapas es el estado más pobre del país, y además que actualmente sufre los estragos de la pandemia y de la actual crisis económica, el Instituto de Elecciones y los partidos políticos tendrán dinero de sobra para el 2021.
Casi mil millones se destinarían para la organización del proceso del año entrante y cubrir los gastos de campaña.
Es el presupuesto del despilfarro. Que no está a la altura de las circunstancias por las que atraviesan los habitantes de esta entidad.

LA REPARTICIÓN DEL PASTEL
Conforme al periódico oficial de Chiapas con fecha 21 de octubre de este año, los consejeros electorales aprobaron el proyecto de egresos y programa operativo anual 2021.
Aunque el IEPC alega que, debido a la pandemia, deberán de realizar las elecciones bajo estrictas normas de seguridad y por eso requieren de 955 millones 909 mil 574 pesos con 27 centavos.
A grandes rasgos, destinarían 125 millones 750 mil 623 pesos con 76 centavos a proyectos institucionales, 553 millones 918 mil 645 pesos con 78 centavos a proyectos vinculados al proceso electoral y 276 millones 240 mil 304 pesos con 73 centavos para financiamiento público.
De esta forma, dividirían este monto para las diferentes áreas del Instituto Electoral chiapaneco: Más de 106 millones pesos para la Dirección Administrativa, más de 10 millones para la Dirección Jurídica y de lo Contencioso, casi 294 millones para la Dirección Ejecutiva de Asociaciones Políticas y Participación Ciudadana, casi 397 millones para la Dirección Ejecutiva de Organización, Capacitación Electoral y Educación Cívica, alrededor de 4 millones para la Unidad de Transparencia, más de 68 millones de pesos para la Unidad de Servicios Informativos, aproximadamente 2 millones de pesos para la Unidad Técnica del Servicio Profesional Electoral y casi 3 millones de pesos para la Unidad Técnica de Género y No Discriminación.
La Presidencia del IEPC, que ocupa Oswaldo Chacón Rojas, contaría con poco más de 8 millones de pesos, mientras que los Consejeros Electorales tendrían una bolsa superior a los 24 millones para gastos.
Lo más sorprendente, es que la Unidad Técnica de Comunicación dispondría de más de 20 millones de pesos para la difusión del proceso electoral 2021 y la promoción de la participación ciudadana, presupuesto que en pasadas elecciones no se ha visto reflejado, porque ocupan los tiempos y espacios oficiales en los medios.
A pesar de la austeridad a nivel nacional, esta es la contradicción en Chiapas. Y también la forma en cómo se siguen repartiendo el pastel unos cuantos, mientras el pueblo “nomás mira”.

QUE EJEMPLO
Lo que pidió el IEPC es lo equivalente a lo que solicitó la Comisión Nacional del Agua para tratar los sistemas de aguas negras del país y que pudieran convertirse en métodos de propagación del coronavirus.
Es también la mitad del presupuesto federal para “La Escuela es Nuestra” en este año y que tiene por objetivo entregar de forma directa recursos para la construcción, mantenimiento, equipamiento y gastos fijos de los planteles de educación básica.
Es casi la misma cantidad que recibió el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, del Fondo para la Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas para cubrir necesidades urgentes derivadas de la contingencia.
También se compara con lo que destinó el CONACYT a proyectos de ciencia de frontera para este 2020.
Con otros 500 millones más, sería la misma suma de dinero que se pretende gastar en la consulta de juicio a los ex Presidentes y que se realizaría el año entrante.
Los casi mil millones para las elecciones del 2021 en Chiapas, es la mitad de sus presupuestos que se supone ejercieron en estos meses los Ayuntamientos de Tuxtla Gutiérrez y Tapachula.
Y así podemos seguir con muchos ejemplos en el país y en el estado, que evidencia que es excesivo el gasto que pretenden realizar para el proceso electoral del año entrante, en el estado más pobre de México.
Claro está que deben de contar con un presupuesto para la realización de las votaciones, pero ante la situación que atravesamos por la pandemia y la actual crisis económica que no sabemos para cuándo acabará, no estamos para andar derrochando el dinero.
Aquí también se debe de aplicar la austeridad. Sobre todo, que en estos tiempos tan difíciles, los primeros en “apretarse el cinturón” deben de ser las autoridades, en este caso electorales, y los partidos políticos, que no han estado a la altura de las circunstancias.
Eso sí, están dando un buen ejemplo. De que no les importa nada, como que el pueblo este sufriendo, con tal de sacar adelante a sus próximos candidatos para que lleguen al poder.
Y lo demuestran con este presupuesto del despilfarro, que solo beneficia a los de arriba y no toma en cuenta a los de abajo. Por esto es que las cosas no cambian en Chiapas.
Moraleja: Se sirven… ¡Con la cuchara grande!
Comentarios: ¡El líder milloneta!
También esto sucede en el último estado del sureste mexicano. El dirigente del partido local Chiapas Unido, Conrado Cifuentes, gana un millón de pesos al mes. Un salario que no solo está por encima del Presidente AMLO, sino de muchos gobernantes y políticos del país.
Por eso es que este tipo, anda inaugurando comités en los municipios de la entidad. Porque paga le sobra. Al fin y al cabo, es un… “líder milloneta”
Por último: ¡Y eso que vamos bien!
México está por llegar al millón de casos positivos de coronavirus en los próximos días.
Pero, a decir de especialistas particulares y científicos, la cifra real podría ser como 20 millones de contagiados en todo el territorio nacional, algo así como el 20 por ciento de la población total. ¡Y eso que vamos bien!
Cel. 9642823259
Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx
Recuerda que me puedes leer en Chiapas Tu Contacto. Y en 22 medios más, en Quintana Roo y Oaxaca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.