COLUMNA SUR

0
51

HÉCTOR NARVÁEZ

A PRESIÓN
El alcalde con licencia de Tuzantán, Bany Oved Guzmán Ramos, tiene dudas si todos los que trabajan en el ayuntamiento están con él.
Por eso, los condiciona a mostrar su respaldo, lo cual es una flagrante violación a la ley laboral y a los básicos derechos humanos.
Pero, es su forma de hacer política: meter presión, para tener a los empleados de su lado. Aunque eso, al final, no termina nada bien.

PEQUEÑO RUIN Y NEFASTO
Después de que di a conocer aquella reunión que sostuvo con los regidores en lo que sería su centro de operaciones, el restaurante “Gaby”, cambió de lugar.
Ahora, su bunker es la Casa de la Cultura Municipal, la cual estratégicamente se encuentra en una de las últimas calles del centro de este municipio.
A esa oficina pública, convocó la semana pasada a todos los que laboran en el Gobierno Municipal.
Y como ya se caracteriza Bany, de su carácter tan prepotente y abusivo, empezó a llamar a uno por uno, a puerta cerrada.
Los que vivieron esta amarga experiencia, aseguran que el alcalde con licencia, les preguntaba personalmente si estaban con él, entre otras interrogantes.
Así, terminó el pase de lista. Y después, Guzmán Ramos, les concluyó: “Pues, no les creo”.
Muchos mostraron su rostro de asombro y otros trataron de ocultar su enojo, porque consideraron esto un insulto.
Bany continuó: “La única forma que voy a saber si es que están con el equipo, es que a partir de ahora compartan todo lo que se suba al Facebook. Los que no lo hagan, no pasa nada, entenderé que no están aquí”.
Fue un mensaje que llevaba implícita una amenaza para todos los empleados de este ayuntamiento.
Aunque, la cosa no terminaba ahí. Si no que había más instrucciones, que delatan a un ruin y nefasto pequeño alcalde de Chiapas.

VACIÓ DE PODER
Muy envalentonado, el edil de Tuzantán con licencia, les dijo a los que aún serían sus funcionarios municipales, lo siguiente.
“A partir de hoy el ayuntamiento va a estar vacío”. Y agregó: “Todos se van a ir a operar, a hacer trabajo de campo”.
Fue una orden que les soltó, para que le hagan la campaña de la reelección, que aún no se ha definido si será candidato y por qué partido.
Así, los empleados salieron de esa Casa de la Cultura, muchos preocupados y otros molestos.
Un grupo no se quedó de brazos cruzados y ya subió esta situación en Tuxtla Gutiérrez, en donde esperan que el Gobierno del Estado intervenga a la brevedad posible.
Aunque los funcionarios municipales no son los únicos en estar condicionados, también sucede lo mismo con el regidor Angel Rodrigo Aguilar Santiago, quien fue nombrado por el Congreso Local como alcalde sustituto.
Este miembro del cabildo que entró al revelo del cargo, no se ha ido a parar al Ayuntamiento. Y eso se debe a que le tiene miedo a Bany Oved. Un miedo que le infundió el mismo edil con licencia.
Y así, se sabe que tiene bajo amenaza a otros regidores del ayuntamiento de su entonces partido, el desaparecido Nueva Alianza, y hasta a la plurinominal de Morena, quien se ha manifestado bajo protesta en las decisiones del cabildo.
Aparte de las violaciones contra los trabajadores, en sus derechos labores y humanos, Guzmán Ramos está provocando que se dé un vacío de poder en este ayuntamiento, al no dejar que se desempeñe el que fue nombrado por el Poder Legislativo de Chiapas como alcalde sustituto.
Así también de dar la orden de que ninguno de los empleados se presente a trabajar para que vayan a las comunidades a hacerle campaña, como también tener bajo amenaza a regidores.
Desconozco si alguien lo está mal asesorando o esa es su estrategia de este pequeño alcalde, pero sigue haciendo pesimamente las cosas y puede provocar un mayor problema en este municipio.
Además, que está queriendo que, a presión, los funcionarios municipales estén “en su equipo”, cuando él está consciente de que ya no lo quieren.
Porque se sabe que, al interior del Ayuntamiento ya hay varios grupos que cada uno apoya a su respectivo gallo, pero ninguno va con Bany Oved.
De esta forma, el alcalde de Tuzantán con licencia, está empezando a recibir una “cucharadita de su propio chocolate”: así como trató con la punta del pie a muchos, ahora lo tratan.
Las vueltas que da la vida.
Moraleja: Los zapatos… ¡Ni a la fuerza entran!
Comentarios: ¿Y a qué se dedican?
En Huixtla, las cosas están de mal en peor con el Hospital Regional.
A pesar de que no entra al programa de COVID, no atienden a las personas que recurren para alguna atención médica. Ahí está el caso reciente de una mujer que murió y que fue para que le hicieran la cesárea. Entonces, ¿a qué se dedican, mis distinguidos trabajadores de la salud?
Por último: ¿Cuánto cuesta organizar unas elecciones?
Los que saben de esto, aseguran que es mucho, pero mucho dinero, casi mil millones que pretenden gastarse en Chiapas para el proceso electoral del año entrante.
Aseguran algunos conocedores de la materia, que tomando en cuenta que Chiapas tiene 124 municipios, a un millón por cada uno, serían 124 millones. Pero, exageradamente, triplicando esa cantidad, algo así como 400 millones de pesos, alcanzaría muy bien, también incluyendo las diputaciones locales. Pero, el IEPC y los partidos, quieren una cantidad superior, como si no estuviéramos pasando por una crisis económica y por la pandemia. Y como si no fuéramos el estado más pobre del país. O, ¿cuánto cuesta organizar unas elecciones?
Cel. 9642823259
Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx
Recuerda que me puedes leer en Visión Chiapas. Y en 22 medios en Quintana Roo y Oaxaca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.