COLUMNA SUR

0
1114

HÉCTOR NARVÁEZ

NO ACABARÁN CON EL OUTSOURCING
Como si no fueran suficientes los engaños en este periodo, ahora aseguran que van a desaparecer las subcontrataciones o a los grandes evasores de impuestos.
El asunto no es nada nuevo y ya lleva años como una de las irregularidades que se han detectado. Pero, hasta la fecha no han hecho nada.
Y desde ahora se los puedo afirmar: no acabarán con el outsourcing. Si acaso harán algunas modificaciones y hasta podrían cambiarlo de nombre, pero seguirán con los mismos vicios.

EL PLAN: AHOGAR
Algo que está caracterizando a este Gobierno Federal, es que busca eliminar de un solo plumazo todo lo que no le convenga.
Por decreto, quieren borrar lo que consideran malo y que se supone es parte de la corrupción del pasado, pero en los hechos, las cosas siguen igual o peor.
Un caso similar a lo que ahora pretenden hacer con el outsourcing, fue lo que se dio en las guarderías que estaban subsidiadas por la entonces SEDESOL.
Desde Palacio Nacional, también se tachó por igual a este sistema que ayudaba a las madres trabajadoras del Gobierno a cuidar a sus hijos.
Ahora estas instancias infantiles son financiadas por la Secretaría de Bienestar Social, con la diferencia que el recurso se entrega a los padres, pero al final tienen que pagarle al propietario.
El asunto es que el Presidente pensó en quitarle el subsidio a aquellos que son del PRI o del PAN o de otro partido contrario a Morena, sin importar si hacían un buen trabajo, y tenían una estancia infantil.
De ahí, se sigue teniendo el mismo modelo, solo con pequeñas adecuaciones, que permiten ayudar a los que son del agrado de la administración federal.
Esa es la consigna: “cerrarle la llave” a los que este Gobierno considera sus enemigos. Y sin pensar que “entre las patas” se llevan a personas que realmente necesitan de los diferentes programas y apoyos gubernamentales.
Resulta como ahogar a los más pobres de Tabasco, para salvar a los que tienen el privilegio de vivir en el centro. Y pareciera que ese el plan de nuestras actuales autoridades.

A CONVENIENCIA
No solo es una apreciación mía, sino también de los especialistas: el outsourcing no es malo.
Sirve para hacer del empleo informal a formal. Y que el trabajador cuente con todos los derechos y cumpla con sus obligaciones ante el Gobierno.
En donde se empezaron a desviar las cosas, desde hace varios años, es cuando los que se dedican a estas actividades, sobre todo despachos contables, empezaron a utilizarlo para evadir impuestos.
Sin embargo, todo ha sido amparado por las mismas autoridades. De hecho, el outsourcing es utilizado por diferentes dependencias federales, estatales y hasta municipales.
Incluso, en esta administración de “la 4T”, ocupan el modelo de subcontratación. Y algunos lo hacen con buenas intenciones, pero otros caen en la vieja costumbre de utilizarlo para justificar parte del presupuesto.
Es más, hay varios Secretarios y funcionarios federales, que son dueños de despachos contables que se dedican al outsourcing y quienes no se darán por vencido de que les cierren ese negocio.
A ellos, como ha sucedido en otros casos y temas, no los van a tocar para nada. Por el contrario, seguirán bajo el amparo de este Gobierno que se supone combate a la corrupción y la impunidad.
Pero, más que provocar una tormenta con otra iniciativa burda, lo que deben de hacer las actuales autoridades es aplicar la ley: quienes estén cometiendo abusos con el outsourcing o la subcontratación o con otro mecanismo, deben de ser investigados y sancionados.
Además que, así como aseguran de que se acabó de los privilegios en este periodo, también deben de juzgar a los que están con un cargo y a la vez practican estas actividades, que ya sabemos que eso no sucederá.
Porque todo lo están usando a su conveniencia. Y es por eso que yo dudo que no acabarán con el outsourcing, en donde también hay intereses de muchos que están ahora en el poder.
Moraleja: ¡Ya no se puede tapar el sol con un dedo!
Comentarios: ¿No que se acabarían “los moches”?
Varios alcaldes de Chiapas que planeaban sus obras para el año entrante, quedaron a la deriva con la desaparición del FISM, uno de los tantos fondos que desaparecieron los Diputados Federales.
Ahora se habla que hay uno que otro legislador, que está negociando con los ediles que les den el 20 por ciento o que sus constructoras sean las beneficiadas, para bajarles esos recursos. ¿No que se acabarían “los moches”?
Por último: ¡Desolación en la capital de Chiapas!
Es lo que se ve a partir de las 8 de la noche en Tuxtla Gutiérrez, por sus calles que antes eran transitadas y ahora se encuentran solitarias.
Es parte de la crisis económica que provocó la pandemia. Y también evidencia que el Gobierno en sus tres niveles no está haciendo algo para mejorar esta situación. ¡Es la triste y lamentable desolación en la capital de Chiapas!
Mi Cel. 9642823259
Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx
Recuerda que me puedes leer en Ojo Critico. Y en 25 medios más en Quintana Roo, Oaxaca y Chiapas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.