COLUMNA SUR

0
15

HÉCTOR NARVÁEZ

EL HARTAZGO SOCIAL
Es un sentimiento que prevalece en la sociedad mexicana. Y no es nuevo, sino que ya viene desde hace años.
Sobre todo, en este régimen, en el que millones de ciudadanos esperaban la transformación que se les prometió.
Más cuando vemos a los mismos que buscan aparecer como candidatos en las próximas elecciones. Y todo esto ha provocado el hartazgo social.

NO NOS REPRESENTAN
El pueblo cada vez se cansa más. Y no solo por las transas de los políticos de siempre.
En el 2018 muchos fincaron sus esperanzas en un cambio de verdad y se ha reducido a un intento frustrado.
Ahí están los flamantes Diputados Federales, de todos los partidos, que fueron elegidos hace más de dos años y no han hecho ni lo mínimo por el pueblo.
O que decir de los Senadores, que son contados los que alzan la voz por los mexicanos. El resto, esperaban su puntual quincena y que les den línea para aprobar las diferentes iniciativas.
Pasó la pandemia y la mayoría de nuestros flamantes representantes populares no hicieron algo. Por el contrario, se escondieron con el argumento de evitar contagiarse, cuando debieron de solidarizarse y apoyar a los ciudadanos.
Hoy que pasamos por una crisis económica, ninguno hace una propuesta importante para buscar una salida a este bache en el que nos encontramos, menos que se reúnan con los empresarios para reactivar las diferentes regiones.
O que tal con las inundaciones de los más pobres y desprotegidos de Tabasco y Chiapas, que siguen sin recibir ayuda oficial. Vaya, ya ni siquiera se ve como lo hacían antes, de donar parte de su salario para apoyar a los damnificados.
Parece que estos legisladores están en otro México. En un país de las maravillas, en donde no pasa de nada, pero pasa de todo.
Que están protegiendo solo a intereses muy altos, de la cúpula. Y no son los representantes populares por los cuales fueron votaron en las urnas en el 2018.

LA NUEVA APUESTA
Lo peor del asunto, es que está clase de políticos se encuentran en todos los partidos: PRI, PAN, PRD, Morena, pasando por los chiquitos como el Verde Ecologista, PT, PES y hasta los de nueva creación como Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social
Y son parte de lo que desde hace tiempo se le conoce como “el círculo vicioso o viciado”.
Es decir, se mueven conforme vaya la marea: si en las próximas elecciones, la tendencia es una alianza o partido, para allá se va a ir la mayoría de estos oportunistas.
Lo vimos desde el 2000 con Vicente Fox Quesada y el PAN, cuando se dio la primera caída del PRI de la Presidencia, a donde muchos priístas se fueron a refugiar en ese sexenio.
Es lo mismo que sucedió en el 2018 con AMLO y Morena: priístas se pasaron a este movimiento y ahí se encuentran pertrechados, esperando si en las elecciones del 2021 dan el cambio de timón.
Aunque, parece que las cosas en el hoy partido en el poder están peores de lo que se dio hace 20 años con aquella primera alternancia en el poder, porque ahora tienen adentro a ex perredistas, ex panistas y hasta ex verde ecologistas, de los más peores, los que estuvieron en el pasado Gobierno del Estado en Chiapas y fueron parte del gran saqueo a este estado.
No tienen ni tantita vergüenza, porque muchos de estos políticos que ya han estado en diferentes cargos, desfilaron por casi todos los partidos y de nuevo pretenden aparecer en las próximas elecciones.
Algunos buscarán ser Gobernadores, otros alcaldes, pero por enésima ocasión estarán en la boleta electoral del año entrante. Lo menos que les importante por qué partido sean postulados, lo que quieren es saciar su hambre de poder.
¿Pensarán que los mexicanos serán tan tontos, para seguir aguantándolos?
¿Creerán que vivimos en los tiempos de antes, en el que solo con nombrar los candidatos de los partidos en el poder o de las alianzas, ya la tienen ganada?
¿Seguirán confiando que solo por sus amarres en la cúpula y por el poder económico, pueden comprar la conciencia del pueblo?
Así como en el 2000, los mexicanos sacaron al PRI y llevaron al PAN, y después regresaron al PRI en el 2012, pero lo volvieron a expulsar en el 2018 para subir a Morena, puede suceder de manera constante.
Es decir: aparte de que ya no se repetirá el fenómeno del 2018, del voto masivo para un solo partido, los ciudadanos seguirán apostándole a hacer un cambio.
Los electores para el 2021 no se van a ir por las siglas de un instituto político o de las coaliciones, sino que analizarán a los candidatos.
Y preferirían mil veces apostarle a las caras nuevas que surjan, que apoyar a los políticos de siempre y quienes solo se han aprovechado del pueblo.
Es lo que ha provocado esta clase política de México, que nos sigue manejando desde hace décadas, a pesar de los constantes cambios de partidos en el poder. Y por eso llegarán a sufrir las consecuencias del hartazgo social.
Moraleja: No hay mal que dure tanto… ¡Ni pueblo que lo aguante!
Comentarios: ¡Que lista!
Doña Rosario Robles, la ex titular de la SEDESOL y la principal responsable de “la Estafa Maestra”, se ofreció a la justicia mexicana ser testigo colaborador.
En otras palabras: que estaría dispuesta a delatar al ex Presidente Enrique Peña Nieto y sus demás cercanos involucrados en este fraude. ¡No, pos que lista nos salió la señora!
Por último: ¡Se mordieron la lengua!
Están manejando la versión que la rebelión de las bases de Morena, es un ataque de la oposición, para debilitarlos de cara a las próximas elecciones.
Pero, de que hablan los grandes “mandamás”, si ellos son los principales adversarios. Porque llegaron de otros partidos y se adueñaron de las dirigencias estatales y nacional y no han visto a los que están abajo, a quienes solo los utilizaron como escalera. ¡En verdad que se mordieron un pedazo de lengua!
Mi Cel. 9642823259
Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx
Recuerda que me puedes leer en el periódico Noticias de Chiapas, en Tapachula. Y en 22 medios más en Oaxaca y Quintana Roo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.