COLUMNA SUR

0
115

HÉCTOR NARVÁEZ

MUY LIMITADO
El aún dirigente de Morena en Chiapas, Ciro Sales Ruiz, tiene que tragarse su orgullo, porque ahora no manda como antes.
Sin embargo, da “patadas de ahogado” para continuar con su plan y el de su grupúsculo que quieren imponer a sus candidatos.
Está muy limitado. Tanto, como lo había adelantado, que la militancia empezó a ya no tomarlo en cuenta.

SOLO UN FLORERO
Nunca lo va a reconocer, pero si tenía fuertes presiones. A nivel estatal como en lo nacional.
Y estuvo a punto de que fuera removido del cargo. Pero, alguien en la Ciudad de México dijo que no era conveniente por el proceso electoral, sin embargo, también necesitaban poner orden a todo el relajo que traían en Chiapas.
Creo que volví a acertar, cuando anticipé en un posteó de Facebook, de que si Sales no lo cambiaban, lo iban a dejar con muchos “candados”.
Allá en la capital del país, aparte de que varios morenistas chiapanecos participaron en las protestas, uno de ellos evidenció el amasiato que trae Ciro con el Senador venido del Verde Ecologista, ERA.
Cuando le preguntaron de esto a Mario Delgado, no supo que responder y se justificó en que estaba atendiendo a los inconformes de otros estados que le pedían su cabeza, a pesar que le sacaron hasta las fotografías recientes de su visita a Chiapas y en donde fue bien atendido por el oriundo de Comitán.
Después, el espurio dirigente nacional no le quedó de otra que aceptar que enviaría a un Delegado Nacional a Chiapas, para sacar las candidaturas a Diputados Federales, Diputados Locales y Alcaldías.
Pero, con instrucciones precisas: ningún acuerdo con la gente de Monreal menos con la de Velasco.
Porque también pusieron sobre la mesa que el Senador pluri del Verde Ecologista se ha entrometido con Morena en el estado, al ser el principal promotor para que se diera la coalición en el proceso local y con eso acomodar a sus más allegados.
Que mal parado quedó Ciro Sales. Prácticamente mostraron lo que ya era evidente: que solo estaba de florero.

EL SEGUNDO EN CAER
Así que Ruiz era una de las piezas del tablero político de este 2021. Otra posición que tenía este grupúsculo era Brito.
Desde el ya conocido “pent-house”, el entonces segundo a bordo abanderaba a varios aspirantes por Morena.
Alimentó la esperanza de aquellos que no tenían nada que ver con este movimiento y que provenían de otros partidos, mientras le cerraba el paso a militantes que eran fundadores y ya habían caminado en contiendas pasadas.
Un Consejero Estatal que era mi amigo y que desafortunadamente ya falleció, me contó que antes de la pandemia, el entonces poderosísimo Secretario de Gobierno mandó a llamar morenistas de este organismo, quienes le presentaron sus peticiones, las cuales nunca resolvió, porque esa era la consigna.
Nunca fue su intención conciliar los ánimos con los militantes, sino entretenerlos y hacerlos a un lado, para dar paso a los que para este grupo eran los más convenientes.
Lo mismo estaba haciendo Ciro Sales, quien hasta la fecha no ha permitido que sesione el Consejo Político Estatal, porque sabe que le pueden quitar “la repartición del pastel” de las candidaturas.
Como también sucedió con las inauguraciones de los seccionales que no era más que una finta para entregar los comités municipales a aspirantes que eran del Verde Ecologista.
Un negocio que ya tenía bien pactado con ERA y “El Güero», pero que se le vino abajo con la llegada del Delegado Nacional para Chiapas.
Sin embargo, Sales quiere seguir insistiendo, porque aún permanece como líder estatal. Y pretende reacomodarse, para ver si de lo perdido, algo aún le queda.
Nada más que como están las cosas, no le vayan a diagnosticar que tiene Covid y lo manden a cuarentena a su casa, o le den otra salida, para que ya no esté estorbando como lo ha venido haciendo desde hace más de un año.
Fue el segundo en caer. El que iba a parar a los militantes, pero al final lo pararon a él.
Y ahí seguirá, como Presidente Estatal de Morena en Chiapas. Nada más que muy limitado. Como en las reuniones ejecutivas: con voz, pero sin voto.
En verdad que feo terminan aquellos políticos que se llegan a sentir tan encumbrados.
MORALEJA: TODO LO QUE SUBE… ¡TIENE QUE BAJAR!
AL MARGEN: ¡ESTÁN VIENDO Y NO VEN!
Los diputados locales de Morena en Oaxaca siguen afectando “al pueblo sabio”. Sobre todo, el coordinador Horacio Sosa Villavicencio, quien sigue metiendo presión para que se avale la prohibición al uso del PET.
Se les olvida la situación económica tan difícil que atraviesa el país y ahora los que representan a “la 4T” en esta entidad, quieren darle un golpe a las clases más necesitadas como a los pepenadores, recolectores, carretoneros y a los que trabajan en centros de separación en diversos municipios. ¿Dónde quedó eso de que “primero los pobres”? Y más ahora con las elecciones en puerta, pues tantito peor. ¡Están viendo y no ven!
POR ÚLTIMO: ¿TAMBIÉN LO SENTARÁN?
Después del “estate quieto” que le pusieron al dirigente estatal de Morena en Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez ha circulado la versión que el que sigue es el líder del partido local Chiapas Unido.
Aseguran que Conrado Cifuentes no ha cumplido con los acuerdos. Y, lo peor, que está obedeciendo a los hombres de la pasada administración estatal. ¿También lo sentarán? Si se algo, con gusto les aviso.
Mi Cel: 9642823259
En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx
Recuerda que me puedes leer en Ojo Crítico. Y en 22 medios más en Chiapas, Oaxaca y Quintana Roo

MORENA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.