CONDENA CUEN QUE CORRUPCIÓN, POBREZA E INSEGURIDAD PÚBLICA, ESTÉN DESBORDADAS

0
106

Estado de Sinaloa, México.- Están de sobra los tres problemas principales en Sinaloa: que son la desigualdad y la pobreza, la inseguridad pública y la corrupción, que tiene tan encabritados a los ciudadanos y esto es producto de la falta de inteligencia de los políticos y las mafias que se han enquistado en las instituciones, dañando la credibilidad de la gente y de autoridades que se construyen una burbuja donde solo ven y oyen lo que quieren, atajó el líder social y político Héctor MelesioCuén Ojeda, candidato en Sinaloa, Por México al Frente, de la coalición PAS.PAN.PRD y MC, al Senado de la República.

La campaña alterna del Maestro Cuén Ojeda, que dirige la diputada con licencia Angélica Díaz deCuén, considera que se debe votar por Cuén, quien es un lìder social y político preparado para luchar contra la desigualdad, porque la pobreza no puede seguir siendo atendida la pobreza desde una política social de carácter asistencialista ni compensatoria, sino que debe asumirse como el eje conductor de todas y cada una de las decisiones del Estado, lo cual comienza con una educación adecuada desde la infancia y una re educación de las familias, para fomentar valores culturales positivos, acciones acompañadas de generar empleos dignos, con sueldos que permitan una calidad de vida suficiente.

En tanto, agregó, la seguridad es la función primaria de cualquier Estado y, en consecuencia, no puede seguir ceñida únicamente al combate contra la delincuencia organizada, sino que debe extenderse hacia la protección de las personas en los aspectos cotidianos, para el pleno goce de sus derechos y frente a las amenazas preexistentes. Basta ya de llamar «daño colateral», al crimen de miles de personas inocentes, que les tocó el momento de quedar enmedio de una balacera.

La corrupción es la consecuencia de la captura de los puestos y los presupuestos públicos para fines diferentes a los que justifican su existencia y, por lo tanto, controlarla y combatirla exige una profunda reforma de los gobiernos federal, estatales y municipales, concluyó. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.