El Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (PRONAFIM), emitió sus Reglas de Operación 2018 con las cuales reafirma su compromiso de continuar aumentando el impacto de los servicios de microfinanzas dirigidos a los y las microempresarias del país para promover la creación de unidades económicas y el incremento de la productividad de las ya existentes.

Este año, el PRONAFIM busca mejorar su política pública mediante el reforzamiento de sus Apoyos Crediticios y No Crediticios para brindar ventajas competitivas a la población microempresaria. Esto significa, que los microcréditos otorgados a los y las microempresarias van acompañados de capacitación adaptada a sus necesidades y ahorro, además de que pueden obtener apoyo mediante la incubación de actividades productivas para reforzar sus capacidades empresariales e incrementar el conocimiento financiero que tienen sobre sus negocios.

Los Apoyos Crediticios se otorgan a las Instituciones de Microfinanciamiento (IMF) atendiendo el enfoque de género que tiene el PRONAFIM a través de acciones afirmativas.

Mediante un menú de seis líneas de crédito estratégicas que responden a cuatro objetivos de política pública, se busca beneficiar a la población microempresaria con tasas de interés competitivas; el desarrollo de capacidades financieras y empresariales; el acompañamiento del microcrédito con ahorro y capacitación; y la ampliación de la cobertura en zonas consideradas como prioritarias para el Programa, es decir, aquéllas donde los servicios financieros tradicionales no llegan.

Las características de estas líneas crediticias son:

  1. Crédito estratégico dirigido a microempresarias con tasa de interés preferencial para promover el empoderamiento de mujeres que habitan en municipios rurales, zonas prioritarias y de atención especial, a través de la disminución de los costos de los microcréditos que deberán otorgarse a una tasa de interés menor a la establecida por el Programa.
  2. Crédito estratégico dirigido a fomentar la capacitación de las microempresarias que habitan en municipios rurales, zonas prioritarias y de atención especial, para impulsar el desarrollo de sus capacidades financieras y empresariales y brindarles herramientas que les permitan tomar mejores decisiones relacionadas con sus negocios. Las IMF que accedan a esta línea deberán cumplir con los lineamientos establecidos por el Programa y capacitar el equivalente al 30% del total de las microempresarias que reciban microcréditos. Para ello, podrán solicitar al Programa un subsidio de hasta el 95% del costo total del proyecto de capacitación sujeto a disponibilidad presupuestal.
  3. Crédito estratégico con tasa de interés preferencial que promueve la disminución de los costos de microcréditos otorgados a microempresarios y microempresarias de todo el país, así como a fomentar la competencia entre las IMF. Los microcréditos que deriven de esta línea deberán otorgarse a una tasa de interés menor o igual a la establecida por el Programa, por municipio.
  4. Crédito estratégico enfocado a fomentar la capacitación financiera y empresarial de microempresarios y microempresarias de todo el país, a fin de que cuenten con herramientas para tomar mejores decisiones relacionadas con sus negocios. Las IMF que accedan a esta línea deberán cumplir con los lineamientos establecidos por el Programa y capacitar el equivalente al 50% del total de las microempresarias que reciban microcréditos. Para ello, podrán solicitar al Programa un subsidio de hasta el 95% del costo total del proyecto de capacitación sujeto a disponibilidad presupuestal.
  5. Crédito estratégico para ampliar la cobertura y fomentar la competencia entre las IMF que operan en zonas prioritarias para el Programa. Las instituciones que opten por esta línea crediticia podrán solicitar un subsidio para el pago a promotores de crédito y/o para la instalación de puntos de acceso de microfinanzas en dichas zonas.
  6. Crédito estratégico para incentivar el ahorro acompañado del desarrollo de capacidades financieras y empresariales de los y las microempresarias; es decir, deberán ofrecer el microcrédito junto a un esquema de ahorro y capacitación por parte de las IMF a los y las microempresarias. A esta línea crediticia únicamente podrán acceder aquellas IMF que legalmente puedan captar ahorro y cuenten con autorización expresa de la CNBV. Asimismo, para realizar las capacitaciones, las instituciones podrán solicitar un subsidio de hasta el 95% del costo total del proyecto de capacitación sujeto a disponibilidad presupuestal.

Por otra parte, los Apoyos No Crediticios son otorgados en forma de subsidios a las IMF y Organizaciones para que ofrezcan servicios de microfinanzas con mejores condiciones para el usuario final.

Consulta más información en el sitio: www.gob.mx/pronafim

 

 

 

FUENTE DE LA INFORMACIÓN: https://www.gob.mx/se/articulos/conoce-las-caracteristicas-de-las-seis-lineas-de-credito-del-pronafim-para-instituciones-microfinancieras?idiom=es

 

 

 

Deja un comentario