Dan a conocer irregularidades en torno al feminicidio de la señora Elvira P. V. Sucedido en el municipio de Ixtlán.

0
2604

 

 

 

AL GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE OAXACA

AL PRESIDENTE EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL ESTADO DE OAXACA

AL FISCAL GENERAL DE JUSTICIA DEL ESTADO DE OAXACA

A LA CIUDADANIA EN GENERAL.

 

 

Los que suscribimos familiares, amigos y compañeros de Ignacio Vargas Aquino manifestamos lo siguiente:

 

Ignacio Vargas Aquino es un indígena zapoteco de la comunidad de Ixtlán de Juárez, Oaxaca, sobre quien las autoridades judiciales han ejercido un abuso de autoridad y una injusticia, de la cual manifestamos nuestra inconformidad rotunda ya que se busca ejecutar una sentencia condenatoria contra de la sentencia condenatoria que se pretende dictar en contra del señor Ignacio Vargas Aquino, en la causa penal 04/2017, por el Tribunal de Enjuiciamiento de la Sierra Norte, por el delito de Feminicidio de quien en vida respondiera al nombre de Elvira Pacheco Velasco.

 

Hechos ocurridos el 21 de mayo de 2017, aproximadamente a las 23:00 horas en un camino de terracería que se une con la calle Fidencio Hernández, en la comunidad de Ixtlán de Juárez, Oaxaca.

 

La petición que hacemos es que se haga justicia real, pena y en esto coincidimos con el anhelo de los familiares de la señora Elvira Pacheco Velasco. La justicia debe impartirse a partir de una investigación objetiva, completa, efectiva, profesional y oportuna; en el presente caso la fiscalía del estado omitió en perjuicio de la investigación agotar todas las líneas de investigación y desde un inicio fueron algunos de los familiares de la occisa quienes dirigieron la investigación con la finalidad de inculpar a Ignacio Vargas Aquino, esto con el objeto de obtener de él el pago de la reparación de daño económico.

 

El señor Ignacio Vargas Aquino fue detenido el seis de julio de 2017, y en esa misma fecha se ejecutó un cateo en un rancho en donde tiene un criadero de trucha arcoíris en el paraje denominado Lacheli en la misma comunidad de Ixtlán. En ese cateo, los agentes estatales de investigación “sembraron” una bolsa de mano dentro de la camioneta doble cabina que ocupa todos los días el señor Ignacio Vargas Aquino, también aseguraron 5 machetes mismos que el señor Ignacio ocupa para las labores del campo, pues él como muchos en Ixtlán son campesinos.

 

La defensa del señor Ignacio Vargas Aquino, aportó en el juicio la prueba genética y para ello tomó muestra sanguínea al imputado para después confrontar y comparar el resultado con los resultados genéticos de la fiscalía, el resultado: el perfil genético del señor Ignacio Vargas Aquino no corresponde a los dos perfiles encontrados por la fiscalía. Y esto es prueba científica de que el señor Vargas Aquino no se relaciona con los resultados científicos obtenidos por el órgano acusador.

 

En el lugar donde fue hallado el cuerpo aún con vida de Elvira Pacheco Velasco, existe una cueva o conversión de los cerros en donde a decir de los testigos muchas parejas iban a sostener relaciones sexuales. Y en el cuerpo de la occisa la fiscalía del estado a través de sus peritos en genética encontró perfil genético masculino completo en la muestra biológica que se extrajo al cadáver en región de saco vaginal; sin embargo, la fiscalía no confrontó ese resultado científico con alguna muestra del señor Ignacio Vargas Aquino. También obtuvo la fiscalía un perfil genético masculino completo de una mancha que aparece en la funda de un machete que aseguró en el cateo, y tampoco confrontó esa muestra con alguna muestra del imputado.

 

Existe la declaración de un testigo de nombre Pablo, quien junto con su esposa encontró el cuerpo de la señora Elvira Pacheco Velasco y dieron aviso a la policía municipal y éstos a la ambulancia municipal. Este testigo jamás dijo haber visto al señor Vargas Ignacio en el lugar de los hechos en su declaración que rindió al día siguiente (22 de mayo de 2017) ante el Agente Estatal de Investigación. No fue sino siete meses después (19 de diciembre de 2017) cuando el testigo pablo supuestamente había sido amenazado y entonces amplió su declaración en la que dijo que en esa noche del 21 de mayo de 2017, vio al señor Ignacio Vargas Aquino en el lugar, siendo que ésta circunstancia ni siquiera se lo dijo a su esposa de nombre Ángela Mavel quien en la noche de los hechos iba con el testigo; y ella tampoco dijo haber visto al imputado esa noche.

 

La fiscalía General del Estado les debe a los familiares de la occisa una explicación del porqué no llevó a cabo una investigación exhaustiva, completa, profesional y oportuna.

La identificación de la persona que cometió el hecho lo sabe la Fiscalía General del Estado, porque se hizo del conocimiento al Vice fiscal General de Control Regional oportunamente y se desconoce el motivo por el que no procedió a la investigación.  Así, el probable responsable de acuerdo a la investigación hecha por el investigador privado del señor Ignacio Vargas Aquino, se encuentra en libertad y gozando de total impunidad por la omisión de la Fiscalía General del Estado.  El delito de feminicidio exige la intervención eficaz de las autoridades desde la investigación, su procesamiento y resolución; por lo que no debemos permitir que las autoridades investigadoras ocupen estos hechos solamente para fines de estadística, pues lo urgente e importante es castigar a los responsables y no a inocentes como lo es el caso del señor Ignacio Vargas Aquino.

 

La familia de la señora Elvira Pacheco Velasco tiene derecho a conocer la verdad y dar con el responsable.

 

Nosotros pedimos que la sentencia que se dicte sea conforme a derecho.

 

Que la justicia no se imparta a partir de presiones de índole política y sociales.

 

Ignacio Vargas Aquino es inocente.

 

Exigimos que su sentencia sea justa y conforme al caudal probatorio desahogado en el juicio.

 

Oaxaca de Juárez, Oaxaca. A 17 de agosto de 2018.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.