DEL SISMO DEL 23 DE JUNIO DE 2020

0
88

            Antes era común escuchar que la mayoría de los sismos tenían su epicentro en un triángulo imaginario entre Pinotepa Nacional, Ometepec y punto imaginario en el Océano Pacífico en este siglo, el triángulo imaginario al conocimiento científico.

Profesores y técnicos de la Universidad del Mar, Puerto Ángel Dra. Ericka Alinne Solano, M. en C. Bárbara Zavala Trujillo, MAIA. Eduardo Ramírez Chavez, MC. Alfonso Cervantes, Biól. Luis José Ortíz Martínez, MC. Gerardo Leyte Morales, MC. Luz María Hernández Ballesteros, Dr. Francisco Benítez Villalobos, Dr. Miguel Ángel Ahumada Sempoal, Biol. Mar. Oscar Illescas Espinoza, Pas Biol Mar. Israel Reyes González al Reporte de levantamiento en campo del sismo 23-jun-2020 (M 7.4) de 7.4 ° a 10:29 h epicentro cerca a La Crucecita con prospección en tierra y mar, a recabar información geológica y biológica

Por confinamiento y cierre de playas por COVID-19, hallar evidencias geológicas en reconocimientos visuales por tierra, aire con drones; lancha en playas; desgaje de cerros, grietas de sedimentos sin consolidar, caída de fragmentos de roca y licuefacción en forma de volcán de arena en el Río Copalita. Grietas de sedimentos no consolidados, licuefacción en riveras y desembocaduras de ríos, no en riesgo por el sismo.

Levantamiento topográfico con GPS diferencial en el muelle de cruceros de Santa Cruz Huatulco con lecturas antes y después a corroborar levantamiento de la corteza continental. Comparar modelos digitales de elevación (MDE) por sobrevuelos de dron al mismo patrón de vuelo y generar MDE y ortomosaicos en playas de San Agustín, La Entrega y Violín. Hubo desplazamiento horizontal de 49 cm a La Entrega, 34 cm a Violín y 43 cm a San Agustín, en dirección NE. De efectos biológicos, una prospección el 17 de julio con visita a 10 arrecifes en línea de costa.

Daños:  grandes grietas en arrecifes de corales vivos y afectan el sustrato calcáreo, bloques caídos de distintos tamaños, colapso de cuevas coralinas, el techo se desplomó y desde la superficie apreciar estructuras tipo cráter. Se midió el levantamiento de arrecifes por el sismo de casi 60 cm y una parte del arrecife emergido.

Exposición prolongada de corales al aire y desecación los ha matado, su esqueleto colonizado por algas verdes filamentosas; los daños no afectaron igual todos los arrecifes, La Entrega e Isla Montosa los más afectados por cercanos del epicentro. Por participación de la comunidad fue posible un primer reporte de daños con fotografías en redes sociales y de primera mano en lugares visitados.

En algunos lugares se aprovechó la incertidumbre mediática y vacío de información a fomentar la cultura científica y acercar a la Universidad con charlas informativas informales. De recomendaciones a corto y mediano plazo: salidas a campo a poder evaluar y cuantificar de manera más precisa los daños por el sismo y determinar posibles efectos de resiliencia de estructuras en mar.

Se observó gran cantidad de fragmentos vivos de arrecife a su restauración y formar un vivero con esos fragmentos. De anteriores de sismos: del 2 de febrero de 1998 en Puerto Ángel y del 23 de junio, recomiendan formar grupo de trabajo, revisar daños de sismos de gran magnitud, protocolos de actuación de interés científico: sismo, huracán, inundación, deslaves, etc; fomentar y hacer más eficiente la participación multidisciplinaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.