Denominación de origen, protección de cultura y tradiciones mexicanas

0
593

Para comprender mejor este sello distintivo presentamos un ejemplo de las condiciones que se requieren para obtener una denominación de origen con el caso del tequila:

Clima: Subtropical con invierno seco (Cwa por el sistema Köppen-Geiger).

Suelo: Los suelos dominantes son del tipo Regosol eútrico y Feozem háplico; y como suelo asociado se encuentra el Luvisol crómico.

Especie vegetal: Para su elaboración la única especie admitida por la NOM-006-SCFI-2012 -la cual se refiere dicha denominación de origen “Tequila”- es agave tequilana weber variedad azul cultivada dentro del territorio de declaración.

Factor humano: Todas las actividades relacionadas con el abasto del agave, así como producción, maduración y envasado de la bebida.

Medio geográfico: Sólo se obtiene tequila de los 125 municipios de Jalisco, 30 de Michoacán, en Tamaulipas son 11, en Nayarit ocho y en Guanajuato siete municipios.

Así, cada uno de los 17 productos mexicanos con Denominación de Origen tuvieron que cumplir una serie de condiciones y elementos únicos hasta obtener la declaración correspondiente.

Es muy importante destacar que la denominación de origen es una expresión de autenticidad ligada a la tradición de los pueblos originarios que aprovecharon las condiciones geográficas y los recursos naturales para generar un producto único.

El trabajo dedicado de nuestro pequeños y medianos productores ha puesto en la cocina mexicana las siguientes denominaciones de origen: arroz del estado de Morelos, cacao de Grijalva, café Veracruz, café Chiapas, el chile habanero de la Península de Yucatán, chile de Yahualica, mango Ataúlfo del Soconusco Chiapas y vainilla de Papantla.

Las bebidas tradicionales de sabor y olores únicos, producto de los cultivos de diferentes regiones, incluyen la Bacanora, la Charanda, el Mezcal, el Sotol, el Tequila; y en este año (2019) obtuvo denominación de origen la Raicilla.

Los productos elaborados a mano por artesanos de todo el país, con esta denominación, son la Talavera, el Olinalá y el Ámbar de Chiapas.

La denominación de origen promueve la formación y conservación de recursos locales, favorece el desarrollo de tecnologías para la producción sustentable y genera capital humano capacitado en la elaboración de productos calificados, que a su vez enseñará las técnicas a las nuevas generaciones.

 

 

 

 

FUENTE DE LA INFORMACIÓN : https://www.gob.mx/agricultura/articulos/denominacion-de-origen-proteccion-de-cultura-y-tradiciones-mexicanas?idiom=es

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.