Denuncian a Cecilia Patrón Laviada y otros funcionarios del PAN de Yucatán de proteger al despota, violento y bipolar, René Ledesma Abdala, jefe de departamento del centro deportivo paralímpico.

0
442

Por Narciso Alejandro León Martínez.

Las denuncias contra René Ledesma Abdala y Astrid Novelo, funcionarios del IDEY,
se han incrementado como diluvio desde que Manuel Galaviz, padre del Clan Galaviz, destacados ajedrecistas, denuncio anomalías y la muestra de incapacidad de René Ledezma y Astrid Novelo.

Personas de la tercera edad que van a natación, las obligan a ir de 9 a 10 de la noche, con el argumento de que sólo a esa hora hay cupo; a los que se opusieron les dijo que si no les parece se pueden ir, aunque ya pagaron completa la mensualidad de enero.

Las personas de la tercera edad venían a las 7 de la noche, pero como su queja llegó a la redacción del Grillo y se publicó, los reprimieron; indicaron que mandaron cartas a Calín Sáenz, pero éste se negó a escucharlos para resolver el problema.

Trascenderá la que en un par de meses se empezó a caer como castillo de naipes el centro Paralímpico, todo lo obtenido a lo largo de años se hizo talco, por la ineptitud y complicidad de Ledesma y Novelo, coordinador de ese centro deportivo. Astrid Novelo, directora de Alto Rendimiento del IDEY, con el aval de Carlos Sáenz Castillo, director del IDEY.

Como se denunció y publicó que Manuel Galaviz y sus hijos estuvieron a punto de irse de Yucatán por el mal trato de Astrid Novelo y de René Ledezma, incapaces de detectar verdaderos talentos, de modo que la promoción, el descubrimiento y el apoyo a deportistas de alto nivel están en peligro en Yucatán.

En una muestra de soberbia y prepotencia, René dice que él se quedará en el puesto, ya que es amigo personal de Vila (Mauricio Vila Dosal, gobernador de Yucatán) y que nadie puede tocarlo. Amén de que goza también de la protección de la diputada federal yucateca, Cecilia Patrón Laviada.

Gracias a una denuncia en la publicación del Grillo se dieron los estímulos de la Paralimpiada Nacional 2018, porque fueron ordenes de Mauricio Vila y así lo anuncio, debido a que René Ledesma y Calín Sáenz solo lo dejaban mal.

“Ledesma ya destruyó el Centro Paralímpico, y entre sus ‘hazañas’ está haber corrido al entrenador de Básquetbol Víctor Medina Hernández, quien tenía 200 alumnos”, indicó una fuente confiable quien agregó que al entrenador le quería cobrar siete mil pesos mensuales, por dar clases y rentarle la cancha; como no accedió René Ledesma lo corrió y quería recontratarlo con esa condición, dijo el denunciante.

René Ledezma tiene como su mano derecha a Yair Falla Canché, quien es intendente del Centro Paralímpico, Falla Canche tiene una demanda en la secretaria anticorrupción, ya que se robó 800 mil pesos de las mensualidades de los usuarios de natación, además de que daba clases de natación y ni siquiera sabe nadar; pese a eso Ledesma lo colocó como maestro de clases de pingpong.

Entre sus actos indebidos, al deportista Nahúm Hernández Cetina, con discapacidad y quien ganó dos medallas de oro en natación en la Paralimpiada Nacional 2018, René Ledesma lo boicotea y amenaza con imponerle otro entrenador; le dice que si no acepta no le dará apoyos.

A la progenitora del atleta la trata muy mal, con prepotencia, groserías y humillaciones, además de que y la amenazo de que si no acepta sus condiciones bloqueará a su hijo (Nahum) en el país, además de que le prohibió que ella intervenga en la carrera deportiva de su hijo.

“Desde ahora, yo, como administrador del centro Paralímpico tomaré decisiones por el deportista Nahúm Hernández”, le dijo a la progenitora del nadador.

Denunciantes dijeron que es un grave error y una ilegalidsd, porque los únicos que pueden decidir sobre los hijos son sus padres, así lo especifica el artículo 4 de la Constitución y ni siquiera el director del IDEY, ni el gobernador y menos el presidente de la república pueden tomar esas decisiones. Se sabe que Calín Sáenz no a ha querido recibir a la mamá de Nahum en el IDEY.

Indicaron los denunciantes que René Ledesma maneja como su propio negocio la cafetería del Paralímpico y tiene a una persona de pantalla y de prestanombres, pero él se embolsa todas las ganancias de este y otros negocios extras.

“Ledesms cínicamente dice que la cafetería se la dio a las deportistas de olimpiadas especiales, para que saquen apoyos para sus viajes de competencias, pero a cambio de que le den un porcentaje”, indicaron anonimamente padres de familia que llevan a sus hijos a ese Centro Paralímpico.

Hace tiempo el periódico Por Esto! de Yucatán, publicó un reportaje además de pagado cursi, donde el veracruzano, René Ledesma Abdala, narró como por atascado con las drogas sufrió un accidente que lo dejó en silla de ruedas.

Hoy se sabe que “René Ledesma Abdala tiene un trastorno bipolar y toma antipsicóticos y antidepresivos, para que pueda estar en un estado de ánimo neutral, lo que lo hace no apto para desarrolla el cargo que le dieron todos sus padrinos, madrinas y protectores.

Uno más de sus protectores es el inepto Jorge Esteban Abud, director de vinculación institucional del IDEY, en Mérida, Yucatán, de este último se sabe que cual vulgar perro de presa gruñe y amenaza con revolcar a quien ofenda al ratero, carrupto y prepotente funcionaria de marras, René Ledesma Abdala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.