Dr. Juan Carlos Marqués Heine, Secretario de Salud de Oaxaca después de su comparecencia en el Congreso Local, los compromisos pactados en minutas y acuerdos o se desahogan a cuenta gotas o siguen esperando respuesta, lo que desatará un pandemónium sindical y el descontento popular.

0
8

Por Narciso Alejandro León Martínez

La comparecencia del Secretario de Salud de Oaxaca, Dr. Juan Carlos Márquez Heine, se convirtió en un diluvio de reclamos, los trabajadores sindicalizados protestando en las puertas del Congreso local o tomando instalaciones como sucedió en la jurisdicción sanitaria no 4 y otras muchas más ¿Haber cuánto fuego más aguanta este caldero del Diablo de la secretaría de salud antes de estallar y arrasar con todo?

En la referida comparecencia los legisladores chacalearon al secretario Marqués Heine hasta el cansancio, es más en radio pasillo, ya se dice que pronto se irá de esa secretaría de Salud por inepto, corrupto, quemado y estar al servicio del traidor líder sindical de la sección 73 del SNTSA. ¿No me lo creen? Como la canción de la Bartola «Mira Bartola ahí te dejo»… Fotos documentos y hasta un audio para que veas que no digo mentiras.

Mientras los diputados locales oaxaqueños acribillaban a Marqués Heine hasta por respirar, pese al aumento de 18.2% al presupuesto de salud, aprobado por la 64 Legislatura, no se perciben avances reales; en la jurisdicción sanitaria no. 4 los trabajadores sindicalizados de Vectores la tenían tomada, hasta se liaron a golpes con un grupo afín al jefe de esas oficinas, se arregló ese conflicto pero hay muchos, sobran y la anhelada respuesta y solución, nunca llegan, ni llegarán.

Por lo que se ve esa es la tónica: divide con esquiroles y enfrenta a las delegaciones sindicales para restarles poder como ya sucedió con los de trabajadores de vectores en la región de la costa o aplicar el clásico tortuguismo burocrático hasta llegar al legendario «artículo cesto» y por aburrimiento cansar a los trabajadores sindicalizados, mientras algunos líderes terminan de engordar por el maiceo para no defender a sus representados.

El judas Jorge Aguilar, secretario general de la sección 73 de (Paludismo) del SNTSA esta dedicado avalar a los nuevos jefes designados por el nuevo secretario Juan Carlos Marqués Heine, olvidó que sus representados luchan a brazo partido exigiendo el cumplimiento de lo pactado en acuerdos y minutas, cerrando oficinas, haciendo plantones y luchas callejeras para que les otorguen el derecho a las vacunas para que al realizar sus trabajos de fumigación o sanitización, no contraigan la Covid-19 y hasta mueran.

Por su parte el Director de Prevención y Promoción de la Salud no cumple compromisos contraídos con el personal de vectores, porque como hubiera dicho Carlos Salinas al referirse a los reporteros, ni los veo, ni los escucho ¿Por qué razón? La respuesta es muy simple, el Director Doctor Jorge Concha fue corrido del Departamento de Vectores por corrupto y desviar los recursos del área, y como maldición bíblica, fue premiado con la dirección que preside ahora. No si Satanás cuida de sus malditos servidores.

El bautizo de fuego con que los diputados locales recibieron al Dr. Juan Carlos Márqués Heine, Secretario de Salud de Oaxaca, una madriza legislativa como de esas que alguna vez dio «El César» Julio César Chávez, exhibió la falta de estrategias, claridad, transparencia y compromiso por parte del gobierno del estado que encabeza el libanés newyorkino, Alejandro Murat Hinojosa, a quien no le importa la salud de los oaxaqueños, más si le va costar dinero del presupuesto.

Además la fama de corrupto y tentón presupuestal que preceden al mexiquense Secretario Marqués, sumados a los factores que han impactado negativamente en la entidad, como la falta de recursos, y los que llegan los desvían, y la Pandemia con su montón de fallecidos, son el aderezo perfecto para que el nombramiento le dure lo que al triste la alegría y termine por largarse como sus predecesores.

Los citados factores que se han agravado con la pandemia del Covid-19 más los reclamos, plantones, toma de instalaciones y protestas de los trabajadores sindicalizados exigiendo cabezas de rijosos y esquiroles «jefes» y el cumplimiento de minutas con acuerdos que se pactan pero nunca se logran, tal y como sucede en todo el estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.