EL BIEN MAYOR …

0
883

Los retos en la distribución de los programas sociales

 

 

 

Opinión de: Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez

@aguilargvictorm

 

 

El gobierno, independientemente de qué sexenio o administración se trate, siempre ha tenido programas que atienden diversas necesidades de la población. Sin embargo, muchos de estos programas no son conocidos o aunque conocidos son de difícil acceso para los beneficiarios potenciales, incluso muchos de estos programas han regresado una parte importante de los recursos asignados por falta del ejercicio de su presupuesto.

Uno de los grandes problemas que tiene la administración pública es cómo hacer llegar los diferentes programas a quienes los necesitan de manera eficiente y sin intermediarios. Existen dos formas de hacer llegar los apoyos: el primero a través de pago en efectivo en sucursales bancarias o por tarjeta en cajeros automáticos y el segundo a través de hacer llegar directamente los apoyos a las localidades con pagadores que se trasladan físicamente a las localidades como todavía lo hacía Prospera. El primero presenta muchas limitaciones para los beneficiarios por la escasa cobertura bancaria lo cual representa un costo y un riesgo para el beneficiario, a quien en muchas ocasiones le salía más caro el transporte (varias horas de viaje) para llegar a la sucursal bancaria que el monto del apoyo otorgado; en el segundo caso el costo y riesgo de operación es alto y es cubierto por el Estado.

Otro problema es el intemediarismo de organizaciones “sociales”, “campesinas”, hasta “educativas”, quienes “bajan” recursos que pocas veces llegan completos a los sectores que dicen representar. Son estas organizaciones quienes más se oponen a otros medios de distribución de recursos que no pasan por ellos. El negocio de estas organizaciones consiste en presionar prácticamente “extorsionar” al gobierno a fin de que se autoricen las solicitudes de apoyo para sus afiliados, aunque muchas veces éstas no cumplan los requisitos establecidos; de los apoyos recibidos los afiliados pagan a sus líderes y técnicos montos que muchas veces sobrepasan al 50% de recurso otorgado.

Durante el sexenio panista de Felipe Calderón se estableció una estrategia operada por BANSEFI a través de la Red de la Gente y FONAES que permitió crear sinergia entre diferentes dependencias que tienen problemas para hacer llegar sus programas a su población objetivo por la dispersión de estos. Entre ellos se encontraba SAGARPA, CONAVI, FONHAPO, AGROASEMEX, Oportunidades, Sociedad Hipotecaria Federal, el mismo BANSEFI y FONAES entre otras. La estrategia consistía en adherir a la Red de la Gente a cooperativas o cajas de ahorro, autorizadas o en proceso de autorización por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, establecidas en todas las regiones del país, incluso en las zonas más apartadas donde no llegan los servicios bancarios.

A través de este esquema se podían operar de manera inmediata y a bajo costo para el Estado, los servicios financieros de BANSEFi (recepción y envío de remesas, compra y venta de dólares, pago de servicios, ahorro, etc), y bajar diversos programas federales sin necesidad de asistir a las oficinas públicas y con asesoría de personal de la caja de ahorro quienes además de ser vecinos de la región hablar la misma lengua indígena lo que permite explicar en mejores términos la forma de acceder a estos programas.

El fomentar el ahorro en una cooperativa o caja de ahorro establecida en la región permite que los recursos se queden ahí para potenciar el desarrollo a través del crédito a proyectos productivos en la misma región, eliminando así a las organizaciones intermediarias y a los llamados “coyotes”.

Como decía Ángel Sierra Ramírez, Coordinador General del FONAES durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa: México padece una enfermedad como lo es la pobreza, y existe la medicina para atenderlo como son los diferentes programas sociales, el problema es que la medicina no llega al enfermo. Se requiere entonces al igual que la manguera de un suero en un enfermo de un canal para hacer llegar la medicina completa al enfermo de forma eficiente, es decir, con el menor tiempo, costo y riesgo.

La Red de la Gente es una alianza comercial entre 185 sociedades de Ahorro y Crédito Popular (Cajas de Ahorro, Cooperativas, Sociedades Financieras Populares) y el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI) que tiene como fin ofrecer a la población una amplia gama de servicios financieros en forma rápida y eficiente a la población que los utiliza, con la firme intención de llegar a las regiones de difícil acceso en el país, ofreciendo estos servicios a las personas que más lo requieren.

La Red de la Gente es la primera red financiera en México, a través de sus más de 2,300 sucursales en toda la República Mexicana, en La Red de la Gente se brindan servicios financieros integrales para que todos los mexicanos puedan enviar y recibir dinero, realizar pagos de servicios, abrir cuentas de ahorros y obtener préstamos, entre muchos otros servicios.

Recientemente el presidente de la republica anunció la transformación de BANSEFI en el Banco del Bienestar, también anunció la apertura de sucursales en todo el país utilizando los puntos de distribución que anteriormente tenia DICONSA. Otro anunció importante fue que los apoyos se entregaran directamente a los beneficiarios y no a intermediarios como lo son organizaciones llamadas “sociales” o “campesinas”.

El presidente tiene la oportunidad de actuar como estadista, sin prejuicios partidistas o ideológicos, retomando y mejorando el modelo que se inició en un sexenio panista, impulsando a la Red de la Gente de Bansefi en el nuevo Banco del Bienestar que pretende operar a través de los puntos de distribución de DICONSA hoy SEGALMEX. El problema de la apertura de sucursales es que los costos los absorbe directamente el banco, mientras en el esquema de fortalecer los puntos de atención al público de la Red de la Gente, los costos los absorben las mismas sociedades o cooperativas de ahorro y crédito adheridas esta alianza. Esperemos que la sensatez se anteponga a los caprichos en beneficio del pueblo de México.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.