EL BIEN MAYOR …

0
279

¿Hacia dónde camina occidente?

Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez

 

En 1993, Samuel Huntington publicó su artículo “Choque de civilizaciones”, Huntington define “civilización” como “el agrupamiento cultural humano más elevado y el grado más amplio de identidad cultural que tienen las personas, si dejamos aparte lo que distingue a los seres humanos de otras especies. Se define por elementos objetivos comunes, tales como lengua, historia, religión, costumbres, instituciones, y por la auto identificación subjetiva de la gente”. En pocas palabras una “Civilización” es un conjunto de culturas que tienen elementos en común. De estos elementos “el más importante suele ser la religión”.

Huntington identifica 8 grandes civilizaciones: Japonesa, Sínica o Confuciana; Hindú; Budista; Musulmana; Cristiano Ortodoxa, Africana; Latinoamericana; y Occidental o Cristiano – Occidental o también llamada Civilización Noratlántica.

Son características de la Civilización Occidental, según Huntington: el legado clásico, la pluralidad de lenguas, la separación de la autoridad espiritual y temporal, el imperio de la ley, el pluralismo social, los cuerpos representativos y el individualismo, pero sobre todo el cristianismo occidental, primero el catolicismo y después catolicismo y protestantismo.

Durante los noventas, al término de la “Guerra Fría”, los principales conflictos bélicos se dieron en los puntos donde las civilizaciones chocan, como el caso de la “Guerra de los Balcanes”.

La globalización y los movimientos migratorios principalmente de África y Medio oriente a Europa han ocasionado una mezcla de civilizaciones creando los choques dentro del mismo territorio occidental. Diversos atentados terroristas sucedidos recientemente tienen este sello.

La Civilización Occidental ha construido valores como la libertad, la tolerancia, la democracia, etc. Sin embargo, estos mismos valores han sido utilizados contra los pilares de esta misma civilización como lo es la religión, que en el caso del cristianismo occidental lo representa principalmente la Iglesia Católica.

Las corrientes que promueven la llamada “ideología de género” o diversas políticas que promueven la disminución de la natalidad, han logrado que la tendencia en el tamaño de la población económicamente activa en Occidente y Latinoamérica disminuya peligrosamente, lo cual indudablemente creará una crisis en el sostenimiento de sus sistemas de pensiones y de su actividad económica. Aquellos países llamados “avanzados” han visualizado el problema y hoy promueven la inmigración y el aumento de su tasa de natalidad  para ocupar sus plazas laborales y el futuro sostenimiento de su economía.

En los países de Europa, existe una fuerte inmigración proveniente del norte de África para cubrir la falta de mano de obra, excepto España donde principalmente la migración es latinoamericana. El choque cultural es inminente.

Hoy Francia cuenta con más mezquitas que templos cristianos, igualmente el incremento Musulmán en Europa crece aceleradamente. El número de alcaldes y políticos europeos de origen  musulmán va en aumento. De continuar esta tendencia Europa dejará de ser mayoritariamente cristiana abonando peligrosamente a la instauración de gobiernos fundamentalistas islámicos en Europa que finalmente podrían abrogar los valores occidentales cristianos entre ellos diversas libertades. Esto con la complicidad de grupos llamados “progresistas” quienes con sus acciones promueven una realidad totalmente contraria a lo que dicen luchar, en fin, nadie sabe para quién trabaja.

México no es ajeno a esta realidad, quien tarde o temprano se verá afectado por estas transformaciones culturales. Por diversos motivos, nuestro país enfrenta ya una “crisis migratoria” que tiende a agudizarse. Todavía es oportuno establecer las medidas para atender esta problemática sin homofobia, con respeto a los derechos humanos, principalmente la dignidad de las personas, pero preservando nuestra identidad y el interés nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.