EL BIEN MAYOR …

0
619

¿Y la economía?… expectativas para 2020

Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez

@aguilargvictorm

 

 

De acuerdo al portal México ¿cómo vamos?, el Crecimiento económico es el incremento en la producción de bienes y servicios en una economía, y por lo tanto su valor, en un periodo determinado. Se calcula a partir de estimar el valor de todo lo que se produjo en un año y compararlo con el valor de todo lo que se produjo durante el mismo periodo del año pasado. La tasa de crecimiento económico debe ser mayor o igual al incremento poblacional para conservar una economía que no menoscabe la cobertura de bienes y servicios que satisfacen las necesidades de una población. También se debe considerar los rezagos acumulados para que el tamaño de la economía permita una calidad de vida adecuada para la población.

Durante 2019 tanto en los pronósticos como los resultados que se presentaron mostraron una desaceleración en el crecimiento económico de México, el cual de acuerdo a la OCDE, se debe a factores temporales como huelgas y una mayor incertidumbre política.

En la medida en que estos factores se desvanezcan, las tasa de interés más bajas, las remesas fuertes y el aumento del salario mínimo deberían ayudar para lograr un crecimiento de 1.5% en 2020.

En el entorno internacional, China y estados Unidos lograron avances en la primera fase de sus negociaciones comerciales, aunque la falta de detalles y la petición de China de nuevas conversaciones antes de firmar un acuerdo hacen dudar sobre la rapidez en que se podrá ver una solución a la guerra comercial. En el caso de la relación económica de México, el llamado T-MEC está pendiente para su aprobación final por parte EU y Canada. La Reserva Federal ha cumplido los pronósticos y mantenido recortes a su tasa de interés.

 

¿Cuáles son las expectativas para 2020?

 

Estamos en los tiempos en los que se presentan, discuten y aprueban los presupuestos tanto de ingresos como de egresos. El reto en la parte de ingresos consiste en mantener o aumentar la recaudación sin afectar considerablemente al sector productivo o al consumidor, por nuevos impuestos o aumento en los existentes. Por el lado de los egresos, el reto es invertir en proyectos y sectores que empujen a la economía, considerando también una adecuada distribución territorial.

La junta de gobierno del Banco de México en sus últimas reuniones ha venido bajando la tasa de interés de referencia, se espera que cierre el año en alrededor de 7.25% y se espera que durante 2020 baje ligeramente. La medida es adecuada ya que estimula la inversión directa.

El T-MEC es el instrumento que potenciará el comercio exterior de nuestro país por lo que su aprobación en los siguientes días tendrá un importante impacto positivo para 2020.

El lado flaco se encuentra en la habilidad del gobierno federal para que a través de políticas públicas adecuadas y la ejecución del presupuesto, se dé con prontitud, con transparencia, y como tanto se pregona sin corrupción.

La puesta en marcha y la aplicación de los presupuestos para los grandes proyectos, a pesar de todas las deficiencias que saltan a la vista, traerán también un impuso a la actividad económica de 2020 aunque con un gran costo para el futuro de México.

Algunos aspectos que se deberán cuidar para mantener y aumentar la inversión directa son: Disminuir considerablemente el entorno de inseguridad, garantizar la seguridad jurídica, mantener el suficiente circulante en el mercado, aumentar el empleo y el salario mínimo sin generar inflación.

Existen factores optimistas para impulsar el crecimiento económico en 2020; sin embargo, dependerá de la habilidad del gobierno de la 4T para aprovecharlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.