EL BIEN MAYOR …

0
1157

Opinión de: Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez

@aguilargvictorm

 

Sobre el discurso del primero de diciembre.

 

 

 

El pasado primero de diciembre tomó protesta Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, posteriormente pronunció un discurso en el Congreso y por la tarde también en el zócalo capitalino donde expuso entre otras cosas los 100 puntos de su plan de gobierno. Por supuesto que se le desea éxito en su gestión y que los grandes problemas de México se resuelvan. Los discursos del primero de diciembre retratan lo que será el estilo personal de ejercer el poder del nuevo gobernante. Se perciben contradicciones entre el López Obrador Candidato y el López Obrador presidente. La lista de los 100 puntos de su plan de gobierno parecen más bien un listado de buenos deseos, pero con muchas interrogantes sobre los cómo, ¿cómo se cubrirán presupuestalmente? ¿cómo se realizarán logísticamente? ¿cómo se fundamentarán legalmente? o ¿cómo se medirán o evaluarán  los resultados?.

Los puntos del plan de gobierno que “regalan apoyos”, independientemente que sean justos o no, comprometen de forma significativa al presupuesto; en este tenor se encuentran la siguientes propuestas: “Los estudiantes de primaria y secundaria que provengan de familias de escasos recursos recibirán becas”, “Todos los estudiantes de bachilleres, escuelas técnicas, vocacionales y preparatorias públicas recibirán una beca de 800 pesos mensuales”, “300,000 jóvenes en condiciones de pobreza que estén cursando la universidad tendrán derecho a una beca de 2,400 pesos mensuales”, “Apoyo económico para 1 millón de personas con discapacidad”, “Pequeños productores del campo, ejidatarios y comuneros recibirán un apoyo económico semestral para la siembra de alimentos”. La implementación de los puntos anteriores representa para el grupo gobernante  formar un “capital político” dependiente del gobierno y con ello contar con el apoyo electoral en las siguientes elecciones aún si los resultados de la administración y la calificación al nuevo gobierno no fueran buenos, tal como lo ha hecho Maduro en Venezuela.

En los siguientes puntos encontramos poca congruencia con el actuar del nuevo gobierno o de sus integrantes: “Los secretarios de Estado no podrán convivir en fiestas, comidas, juegos deportivos o viajar con contratistas o inversionistas vinculados a la función pública”, sin embargo, José María Riobóo Martín, contratista consentido en anteriores encargos del equipo del nuevo gobierno, quien incluso además de fotografiarse ha participado en conferencias de prensa sobre el nuevo aeropuerto, pareciera que su opinión tiene más peso que organismos internacionales especializados. Por otro lado también se anunció que “Se respetará la libertad de expresión; nunca el gobierno aplicará censura a periodistas o medios”, sin embargo, en los últimos días se anuncia el término del noticiero “Sin anestesia” de Carlos Loret de Mola, quien se ha caracterizado por ser un duro crítico del nuevo gobierno, y en su lugar se trasmitirá un noticiero conducido por Julio Hernández, periodista afín a quienes hoy gobiernan, por lo que queda la duda si este cambio fue realizado unilateralmente por grupo Radio Centro o tuvo presiones del nuevo gobierno.

Se anuncian también acciones que ya se implementaron en anteriores gobiernos incluso con mayor alcance que el anunciado como “Se creará el Banco del Bienestar para que la gente pobre pueda cobrar la ayuda del gobierno”. En el sexenio de Vicente Fox lo que fue Bonos del Ahorro Nacional se transformó en el Banco Nacional de servicios Financieros mejor conocido como BANSEFI y en ese mismo sexenio se crea la alianza estratégica llamada “Red de la Gente” a través de la cual se buscó llevar los servicios de BANSEFI sumando los puntos de atención de las entidades de ahorro y crédito popular a todo el país, lo cual prácticamente se logró en el sexenio de Felipe Calderón acercando diversos servicios y programas gubernamentales  a través de esta red con ello avanzando sustancialmente en lo que ahora se anuncia como novedad “Los apoyos que otorgue el gobierno al pueblo se entregarán de manera directa, sin intermediarios, para evitar “moches”, corrupción y manipulación política”  .

Los siguientes puntos prácticamente no tienen objeción solo deberá buscarse una adecuada fuente de financiamiento: “En 2019 estarán funcionando 100 universidades públicas a las que podrán acceder 64,000 estudiantes”, ”Se impulsará la formación artística desde la educación básica y se apoyará a creadores y promotores culturales”, “Se promoverá la investigación científica y tecnológica”, “El Conacyt coordinará el Plan Nacional para la Innovación”, “Impulsar el plan para apoyar a los damnificados de los sismos con trabajo, vivienda y servicios públicos”, “ Implementar un programa de mejoramiento urbano en colonias marginadas de la frontera norte”, “Los artesanos, dueños de talleres, tiendas y pequeñas empresas también recibirán créditos sin tantos trámites”, “Se promoverá la lectura en general y particularmente de la historia, el civismo y la ética”.

En próximas entregas seguiremos comentando sobre estos puntos del plan de gobierno de esta nueva administración.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.