EN OAXACA EL CUBREBOCAS ES YA PARTE DE LA CULTURA CÍVICA Y HÁBITO CIUDADANO ANTE LA PANDEMIA POR EL COVID-19

0
2114

Oscar Rodríguez

En Oaxaca ante la pandemia por el Covid-19, el uso de cubrebocas es ya parte de la cultura cívica y es un hábito ciudadano para evitar la propagación del virus, afirmó el  gobernador Alejandro Murat.

Reconoció que el uso correcto del instrumento de prevención sanitario ha logrado mermar  en algunas regiones del estado el número de contagiados, “sin duda que  Oaxaca que por su responsabilidad cívica y ciudadana, es ya referente nacional ya que se hace valer el respeto al uso de cubrebocas en la vía pública y en espacios cerrados”

Dijo que en Oaxaca el gobierno estatal dispuso desde hace 8 meses medidas extremas para uso de cubrebocas en los ciudadanos que transiten en la vía pública en actividades esenciales.

En tanto en municipios como San Pedro Pochutla y San Pedro Mixtepec el uso de cubrebocas por ordenanza municipal es obligatorio y hay sanciones como multas y cárcel a quien no lo utilice en la vía pública.

El presidente municipal de San Pedro Mixtepec Fredy Gil Pineda, dijo que desde que se lanzó la disposición el 16 de octubre se han detenido a 500 personas, y ello ha implicado que se pueda recaudar por multas más de 5 00 mil pesos.

En tanto en San Pedro Pochutla la presidenta municipal Samy Pineda, dijo que en esa localidad se cobra hasta 500 pesos y arresto por no usar cubrebocas, y reportó que se ha detenido a 200 personas.

Ante estos hechos  el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, de la Secretaría de Salud federal, Hugo López-Gatell, reprobó la aplicación de multas en México a quienes no porten cubrebocas para evitar contagios de Covid-19.

Ello en referencia a dos casos en Oaxaca, como es Puerto Escondido, del municipio de San Pedro Mixtepec, y San Pedro Pochutla, donde se aplican sanciones por no llevar la mascarilla en lugares públicos.

El caso más criticado es el de Pochutla, donde la alcaldesa surgida del Partido Morena, Saymi Pineda, aplica sanciones por 500 pesos a quienes no porten cubrebocas.

López Gatell, dijo durante su más reciente conferencia de prensa que no es apropiado culpabilizar a los individuos, sino fomentar acciones colectivas de prevención.

“El gobierno federal tiene una postura clara ante el tema. Consideramos que no es apropiado, que no es útil, y en cambio, puede ser muy inconveniente el culpabilizar al individuo por un fenómeno que es colectivo”, expresó.

Recordó que el cubreboca es un instrumento complementario de la protección para las demás personas, ya que no ayuda a que una persona no se infecte, sino como auxiliar para reducir las posibilidades de que una persona con el virus contagie a los demás.

Recordó que, a lo largo de la historia, los decretos de prohibición tienden a estigmatizar y culpabilizar, y con frecuencia se asocian con actos de discriminación, con frecuencia a minorías étnicas, nacionales y diversidades sexogenéricas, “como ha ocurrido por más de 35 años con la epidemia del VIH-Sida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.