Fernanda Hernández Orozco

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión)- Dice el dicho que “Prometer no empobrece”, y eso es lo que la mayoría de los políticos de todo el mundo hacen para obtener y permanecer en cargos públicos el mayor tiempo posible. Sin embargo, la realidad es más compleja, pues hay infinidad de factores que pueden provocar que dichos compromisos no puedan materializarse.

A pocas horas de que tome posesión como presidente de México, te presentamos las promesas económicas más relevantes que hizo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como candidato presidencial en 2018.

Crecimiento del Producto Interno Bruto de 4%

El presidente electo ha prometido que durante su gobierno la economía de México crecerá 4%.

“Queremos que ya no tengamos solo 2% de crecimiento anual, como ha venido pasando en los últimos 30 años, sino que la economía pueda crecer al doble, cuando menos al 4% anual, y esto se va a lograr con la participación del sector privado, del sector social y del sector público, en armonía”, dijo López Obrador en un mensaje a medios al término de una reunión privada con el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), el 9 de julio.

En el sexenio que está por terminar, el PIB mexicano creció en promedio cerca de 2%.

Aumentar el salario mínimo

AMLO prometió trabajar para incrementar el salario mínimo un 15.6% cada año, para que al final de su sexenio llegue a 171 pesos más la inflación que se haya generado en el periodo. Actualmente, el salario mínimo es de 88.36 pesos.

El propuesto como subsecretario de egresos, Gerardo Esquivel, dijo al Financiero Bloomberg, aumentará el salario mínimo de 88.36 a 101 pesos en 2019, un incremento de 14.3%, con la intención de situarlo por arriba del umbral necesario para cubrir las necesidades básicas de cualquier mexicano.

En octubre, López Obrador reiteró que como presidente garantizará que el incremento de salarios sea por encima de la inflación para los trabajadores.

“Ahora por ley, porque lo voy a establecer en la Constitución, no va a haber nunca un aumento salarial por debajo de la inflación, cuando menos la inflación”, dijo el tabasqueño tras una reunión con el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dolsa.

No aumentar impuestos

Esta propuesta implica mantener el Impuesto sobre la Renta (ISR) en un tope de 35% y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 16%.

Para el nuevo gobierno implica no aumentar por esa vía sus ingresos y buscar otras fuentes para un mayor gasto social y de inversión.

Según el equipo económico de López Obrador podrían generarse ahorros de hasta 400,000 mdp al recortar salarios a altos funcionarios de la administración pública, gastos por insumos y servicios como telefonía celular, asesorías, autos y servicios personales, y redireccionarlos al gasto social e inversión.

“Todo lo ahorrado por el combate a la corrupción y por abolir los privilegios, se destinará a impulsar el desarrollo del país. No habrá necesidad de aumentar impuestos en términos reales ni endeudar al país. Tampoco habrá gasolinazos”, aseguró AMLO en un discurso en el hotel Hilton el 1 de julio.

El político tabasqueño también ha prometido reducir los impuestos en la zona fronteriza norte del país.

Competencia en el sector financiero

De acuerdo con el programa económico del Proyecto de Nación 2018-2014, “la estructura del mercado impone barreras a la competencia que dificultan la superación de las asimetrías existentes entre las instituciones grandes y las pequeñas”.

El 8 de noviembre, la bancada de Morena en el Senado presentó una iniciativa de reforma a las Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros y a la Ley de Instituciones de Crédito para prohibir el cobro de 13 comisiones bancarias.

Al día siguiente, AMLO aclaró que en su campaña se comprometió a no hacer modificaciones legales en materia fiscal y bancaria en los primeros tres años de su gestión.

“Definí esto precisamente, no vamos a hacer ninguna modificación al marco legal que tenga que ver con lo económico, con lo fiscal, en los primeros tres años, porque vamos a acreditar que podemos lograr que haya crecimiento económico en el país con dos cosas básicamente, combatiendo la corrupción y con un gobierno austero”, dijo el político en conferencia de prensa.

Sin embargo, Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado y autor de la iniciativa, dijo que ésta seguirá su trámite legislativo.

Además, en la penúltima semana de noviembre, Morena presentó una iniciativa para reformar la ley minera, la cual contempla una mayor regulación a las actividades de la industria y da la facultad a la Secretaría de Economía de cancelar concesiones en zonas inviables de explotación o en conflicto por un impacto social negativo.

Respetar la autonomía del Banco de México

El presidente electo ha dicho que respetará la autonomía del Banco de México.

“En materia económica, se respetará la autonomía del Banco de México; el nuevo gobierno mantendrá disciplina financiera y fiscal; se reconocerán los compromisos contraídos con empresas y bancos nacionales y extranjeros”, indicó López Obrador el 1 de julio durante su primer discurso tras conocerse los resultados de la elección.

Ya en septiembre, el futuro mandatario dijo que su gobierno actuará con responsabilidad en el gasto y reiteró su promesa de respetar la autonomía del organismo. Pero dijo que una posible crisis económica sería resultado de factores externos o de un mal manejo de Banxico.

“Vamos a respetar la autonomía del Banco de México para que haya equilibrios macroeconómicos, que no haya devaluación, que no haya inflación”, dijo el futuro presidente en el evento del domingo 16 de septiembre. “Que si se dan esos fenómenos no va a ser por culpa del presidente de la República sino por circunstancias externas o por mal manejo de la política financiera que haga el Banco de México, no el gobierno de la República”.

Empleo para jóvenes

AMLO detalló el 3 julio, tras una reunión con los miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el programa. ‘Jóvenes construyendo el futuro’ y que pretende garantizar el derecho a la educación y empleo a los jóvenes.

“Se les va a contratar como aprendices para que tengan trabajo. Los empresarios van a actuar como tutores. El gobierno va a transferir a las empresas recursos del Estado para pagar la nómina de estos jóvenes. Se va a atender a 2.6 millones de jóvenes “, detalló.

El programa tendría una inversión de 110,000 millones de pesos. Sin embargo, en septiembre, Gerardo Esquivel, dijo en la Reunión Anual de Industriales que para el Presupuesto 2019 se prevé destinar 108,000 millones de pesos (mdp) para el programa, es decir, 2,000 millones pesos menos que lo prometido por López Obrador.

AMLO indicó el 22 de noviembre, tras la firma de un convenio con Grupo Salinas , que cada joven tendrá un sueldo base de 3,600 pesos proporcionado por el gobierno. López Obrador explicó que se está levantando un censo para conocer el número de jóvenes que necesitan el apoyo.

Refinerías

El presidente electo ha puesto a la refinación como uno de los principales ejes de su política energética. El 27 de julio informó que se va a construir la refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco con una inversión estimada de 160,000 millones de pesos (mdp) en tres años.

El plan también incluye una inversión a dos años por 49,000 mdp para la rehabilitación de las refinerías que ya operan en México.

Además de la refinería en Dos Bocas, el presidente electo informó que el año próximo se destinarán más de 4,000 mdp para la rehabilitación de la refinería de Madero.

“La meta es que en tres años tengamos esa nueva refinería, tengamos rehabilitadas las seis refinerías y a mediados del sexenio vamos a dejar de comprar la gasolina en el extranjero”, aseguró el tabasqueño en un evento en Tamaulipas el 17 de octubre.

El 1 de noviembre, AMLO indicó que se destinarían 50,000 mdp para la construcción de la refinería en Tabasco en el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2019. El Congreso tiene hasta el 15 de diciembre para aprobar el Presupuesto.

Energía eléctrica

En materia de energía eléctrica se invertirán en 2019 unos 20,000 mdp para modernizar las plantas de la Comisión Federal Electricidad, dijo AMLO el 27 de julio, mismo día que presentó a Manuel Bartlett como su propuesta para dirigir la empresa.

“Ahora estamos comprando el 50% de la energía eléctrica a empresas privadas a precios elevadísimos”, criticó AMLO en noviembre.

Gasolinazos

Uno de los temas en los que el equipo de transición ha tenido que matizar más es el precio de los combustibles.

AMLO dijo a industriales el 9 de julio que durante los primeros tres años de su gobierno, los precios de gasolinas, gas, diésel y energía eléctrica no aumentarán más que en términos de la inflación, y después habrá disminuciones, cuando se aumente la producción.

“Después de los tres años, que ya tengamos producción de gasolinas en México, porque vamos a rehabilitar las seis refinerías y vamos a construir una refinería, para dejar de comprar la gasolina en el extranjero, vamos a bajar los precios, y van a bajar los insumos”, prometió.

Sin embargo, el 11 de septiembre pasado, el futuro jefe de la oficina de presidencia, Alfonso Romo, dijo que en lo referente a los precios del mercado no habrá cambios ni nada nuevo y que será este quien dicte cuánto costará llenar el tanque de gasolina.

“No vamos a hacer nada nuevo, no vamos a cambiar nada para no crear incertidumbre, estamos creando confianza, entonces no vamos a hacer nada que afecte la confianza, nada”, dijo Romo en un foro citado por la agencia Notimex.

Importación de crudo

El equipo de transición se ha contradicho sobre este tema. Mientras que algunos asesores están de acuerdo, AMLO lo ha calificado como un fracaso.

“La importación de crudo es una cosa interesante porque nuestras refinerías están diseñadas para procesar crudo ligero. La producción bajó porque nuestro petróleo es muy pesado. Una manera de que te ahorres procesos es importar ese petróleo que necesita poca refinación y lo podemos convertir más rápido en gasolina”, dijo el 3 de octubre, Albert Hibert.

Tres semanas después, el anuncio de que Pemex contrató la compra de un millón 400 mil barriles de petróleo al extranjero es una muestra más del gran fracaso de la política económica neoliberal o neoporfirista de los últimos 30 años.

¿Qué causó el desplome de los precios del petróleo?

NAIM

Andrés Manuel López Obrador dijo que uno de sus ejes para lograr mayor crecimiento es aumentar la inversión pública en proyectos de infraestructura.

Tras una consulta pública, el futuro gobierno de México decidió cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, Estado de México, y en su lugar construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía.

AMLO dijo que se finiquitarán los contratos relativos a este proyecto y que su futura administración buscará cómo dar a los empresarios afectados un volumen de obra similar al que tenían en Texcoco.

“Los contratos con ellos los vamos a finiquitar de conformidad con lo que marca la ley, vamos a pagar la obra que no se ha gastado, vamos a pagar los gastos recuperables, vamos a ver también cómo vamos aprovechar lo que ya está”, dijo a periodistas tras reunirse en privado con un grupo de contratistas el 5 de noviembre.

Tren Maya

AMLO anunció la construcción del Tren Maya, que planteó que vaya de Cancún a Palanque, el 23 de julio como una de sus prioridades en infraestructura.

Tres semanas después, informó que el 1 de diciembre, el primer día de su gobierno, se lanzará la licitación del tren maya, proyecto que será ampliado de los 900 kilómetros del proyecto original a 1,500 kilómetros: de Palenque, Chiapas, a Valladolid, Yucatán.

La inversión estimada en este proyecto será de entre 120,000 y 150,000 millones de pesos.

Jamileth

 

 

 

FUENTE DE LA INFORMACIÓN : http://elperiodicodemexico.com/nota.php?id=902464

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.