“Durante el mes de Julio tuvieron una inundación de aguas negras, al interior del área de quirófano; deficientes rutinas básicas de limpieza; insuficiente capacitación en técnicas al personal de limpieza e higiene; deterioro de acabados en muros, pisos y plafones; equipos electrónicos y consumo de alimentos en los servicios de atención”, así es como leemos las conclusiones de la Unidad de Evaluación de Delegaciones, que hizo el Instituto Mexicano del Seguro Social México, a la Delegación Oaxaca, el 16 de noviembre del 2017 en manos del delegado Juan Ramón Díaz Pimentel.

Aunque ese dictamen es de mediados de noviembre del año pasado y supuestamente fue reparado el daño, el día martes 2 de enero, volvió a inundarse de aguas negras, el pasillo que Comunica al Hospital General con el edificio alterno, aún sin ser temporadas de lluvias, bloqueando el funcionamiento del hospital y siendo un foco de enfermedad terrible en el mismo nosocomio.

El miércoles 3 de enero, las filas de pacientes próximas a dar a luz y sus familiares, era interminable, en espera de ser atendidas, en medio de olores nauseabundos producto de la desatención del delegado en el área de CONSERVACIÓN.

En la misma evaluación sobre el trabajo dirigido por el delegado federal Juan Ramón Díaz Pimentel, documento que los propios trabajadores del IMSS Oaxaca hicieron llegar a a esta redacción, leemos que, “de las ocho acciones que presentó en el plan de mejora, derivado de la evaluación anterior, sólo dio cumplimiento a una, cuatro apenas se cumplen y tres no son realizadas, por lo tanto las deficiencias son reiterativas, específicamente en el proceso de limpieza en el área de hospitalización, imagenología y urgencias, por otro lado los baños de pacientes presentan pésima higiene, principalmente en regaderas, en el área prioritaria de la Unidad de Cuidados Intensivos, se cayó una sección del plafón, por lo que resultaron afectados los cubículos de encamados”.

Seguimos leyendo en la evaluación del trabajo que debía realizar el delegado Juan Ramón Díaz Pimental, en la Unidad Médica Familiar 38 encontramos el mismo nivel de mala higiene, en pisos, muros, vidrios, principalmente en salas de espera y circulaciones, actualmente está inhabilitada un área de la consulta de la zona familiar, por lo que los pacientes están en condiciones de hacinamiento y a pesar de haber presupuesto para contratación de personal, sólo tienen un elemento de servicios básicos por turno, lo que agrava sobremanera el estado de limpieza en que se atiende a los pacientes.

La calificación que recibió el trabajo del delegado, en el área de conservación es absolutamente deficiente, aunado a esto, recordemos que en números anteriores de este reportaje ya se había comprobado su “ineficiencia” en la administración del presupuesto, con gastos tan inverosímiles como los 9.5 millones de pesos que utilizaron para comprar tan sólo tinta para computadoras, lo que convirtió en nuevos ricos a su personal de confianza, encargado de las compras y servicios auxiliares, mientras que las madres que están a punto de dar a luz, son atendidas en el piso de las clínicas del IMSS Prospera; a ello le sumamos, las nueve muertes maternas, los innumerables casos de violencia obstétrica, la totalmente deficiente atención a innumerables pacientes, que los ha llevado a la muerte, tema que será publicado en otra edición de este reportaje.

Esta es la evaluación oficial que le da el IMSS Nacional a Juan Ramón Díaz Pimentel, como delegado del IMSS Oaxaca, por lo que el pasado mes de diciembre, tuvo que presentar su renuncia.

Hoy se anuncia como el próximo secretario de Salud en el estado de Oaxaca, esperamos sinceramente que el gobernador del estado, que tiene la responsabilidad de designar estos cargos tan importantes, medite profundamente en los miserables resultados que ha dado este señor, a costa de vidas humanas, pero sobre todo, en la urgente necesidad que tiene el pueblo de Oaxaca de ser atendido en temas de salud, por alguien a quien de verdad le interesen los oaxaqueños y no se conduzca sólo por la ambición desmedida por el dinero que se administra en esta importante Secretaría.

Deja un comentario